Elecciones Generales 2019 El PSOE ningunea a la comarca

  • La ejecutiva de Pedro Sánchez aparta a Ruiz Boix y Beneroso, propuestos por el comité provincial, como revancha hacia el susanismo

  • Ferraz, que incluye a Gemma Araujo como cuarta al Congreso, rescata a última hora a Campo y hace un guiño al pizarrismo

Micaela Navarro habla con Pedro Sánchez en el Comité Federal. Micaela Navarro habla con Pedro Sánchez en el Comité Federal.

Micaela Navarro habla con Pedro Sánchez en el Comité Federal. / EFE

Comentarios 8

El Campo de Gibraltar fue el gran damnificado en la revancha que el PSOE nacional se tomó contra el susanismo gaditano. La ejecutiva de Pedro Sánchez apartó a Juan Carlos Ruiz Boix e Isabel Beneroso y dejó a Gemma Araujo en una cuarta posición que deja muy en el aire su entrada en el próximo Congreso de los Diputados al que sólo accedería si los socialistas arrasaran en las urnas el 28-A en la provincia. En la lista del Senado la situación es aún peor: ni rastro del Campo de Gibraltar.

La venganza dicen que se sirve en plato frío. Y al parecer la ejecutiva federal del PSOE que dirige Pedro Sánchez tenía guardado desde hace meses en una nevera a menos 100 grados bajo cero su particular plato de venganza contra el susanismo gaditano que está representado en su ejecutiva provincial. Porque la purga aplicada ayer en Madrid a las candidaturas al Congreso y al Senado que habían sido planteadas desde Cádiz fue completa, tremenda e histórica.

Y es que tras varios días de intensa negociación entre las direcciones federal y regional, en las que no se terminó llegando a acuerdo alguno en lo que a las listas de Cádiz se refiere, Ferraz decidió ningunear por completo las candidaturas que fueron aprobadas por mayoría en un comité provincial celebrado en Medina Sidonia apenas diez días antes.

De esta manera quedaron fuera de las listas dirigentes de peso del PSOE gaditano como Juan Carlos Ruiz Boix (alcalde de San Roque, vicesecretario provincial del partido y vicepresidente de la Diputación), Francisco González Cabaña (ex senador, ex diputado y secretario provincial del partido durante 12 años), Fernando López Gil (ex viceconsejero de la Junta) y Miriam Alconchel (diputada nacional en la última legislatura).

La lista definitiva del PSOE al Congreso de los Diputados está encabezada por el ministro del Interior, el magistrado Fernando Grande-Marlaska, cuya inclusión fue la única orden planteada desde Ferraz que terminó siendo asumida por la dirección provincial del PSOE en Cádiz. En el segundo puesto de la candidatura queda ubicada Eva Bravo, gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda de Jerez (Emujivesa). En el tres el PSOE rescata a última hora a Juan Carlos Campo, otro magistrado independiente que ya ha sido diputado nacional en la última legislatura y que todo el mundo daba por hecho que no repetiría. Y los números cuatro y cinco de esta lista al Congreso quedan reservados, respectivamente, para Gema Araujo, ex alcaldesa de La Línea y ex delegada provincial de la Junta, y para José Ramón Ortega, abogado y actual secretario de Organización de la agrupación socialista de Cádiz capital.

Tanto Araujo como Ortega tienen escasas opciones de obtener escaño el 28-A, aunque en el PSOE se da por hecho que, si Pedro Sánchez es investido de nuevo presidente, Marlaska dejaría su escaño en caso de ser reelegido como ministro e incluso Campo podría hacer lo mismo si accediera a alguna responsabilidad en el Ministerio de Justicia. Ello facilitaría que se corriera lista en la candidatura socialista.

La ex alcaldesa de La Línea, Gemma Araujo. La ex alcaldesa de La Línea, Gemma Araujo.

La ex alcaldesa de La Línea, Gemma Araujo. / Erasmo Fenoy

Por su parte, las tres plazas para el Senado son, por este orden, para María Jesús Castro, una veterana militante de 71 años de la agrupación de San Fernando y única representante del PSOE gaditano en la ejecutiva federal; Alfonso Moscoso, alcalde de Villaluenga desde hace 20 años; y Cándida Verdier, mano derecha del alcalde de Chiclana, José María Román.

De esa manera la dirección federal del PSOE castiga a los referentes de Susana Díaz en la provincia, abre la puerta en las listas a representantes claros del pedrismo como Castro, Verdier u Ortega y hace un guiño tanto a la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, que logra hacer hueco en la candidatura a Eva Bravo, persona de su total confianza, como al pizarrismo, representado por Araujo y por Moscoso.

La limpia decretada desde Ferraz dejó sin palabras a la dirección provincial del PSOE, que optó ayer por el silencio. Y de los dirigentes perjudicados, uno de los pocos que reaccionaron fue González Cabaña, que sacó la bandera blanca en las redes sociales. “Desde la libertad de no tener cargo que me modere seguiré estando en el apoyo permanente a las ideas que mi partido defiende porque son las mías propias”, aseveró antes de apostillar: “Ahora más que nunca, PSOE”.

En junio de 2016 el PSOE logró tres diputados nacionales y un senador por Cádiz. Para este año, confía en amarrar de nuevo los tres diputados, sueña con el cuarto y ve factible hacerse con tres senadores si gana en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios