Netflix El puente de hierro del río Guadiaro se cuela como un paisaje australiano en 'The Crown'

  • La producción más cara y exitosa de la plataforma convierte por unos segundos el paisaje boscoso en Darwin en el sexto episodio de la cuarta temporada

  • Málaga también ocupa un lugar destacado como localizaciones para el capítulo 

Son apenas unos segundos, pero el espectador del Campo de Gibraltar tendrá la sensación de que el denso paisaje arbolado que aparece ante su pantalla le es conocido. Y está en lo cierto. El puente de hierro sobre el río Guadiaro se cuela como parte de un frondoso bosque australiano cercano a la ciudad de Darwin en el sexto episodio de la cuarta temporada de The Crown, la exitosa serie de la plataforma de contenidos en streaming Netflix.

La aparición de este enclave campogibraltareño tiene lugar en una secuencia de transición entre escenas en un capítulo que sitúa su acción en 1983, titulado Tierra de nadie. El príncipe Carlos y su esposa, Diana de Gales, visitaron Australia ese año en la primera gran gira para la princesa en un momento en el que la monarquía británica gozaba de poca popularidad en aquel país, según la trama. El enorme carisma de Lady Di contribuyó al éxito del viaje y a relanzar la imagen de la monarquía británica en toda la Commonwealth.

El paisaje sirve como fondo para un mapa de Australia en el que se marcan las etapas del viaje. Instantes antes, los príncipes de Gales, interpretados por Emma CorrinJosh O'Connor, aparecen cruzando el puente a bordo de un Rolls Royce descapotable desde el que saludan a una muchedumbre apiñada en los márgenes de la pasarela, engalanada con guirnarldas. En el fondo se intuyen los arcos metálicos del puente con su característico color verde.

Enma Corrin y Josh O'Connor, intérpretes de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra, cruzan el puente sobre el río Guadiaro. Enma Corrin y Josh O'Connor, intérpretes de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra, cruzan el puente sobre el río Guadiaro.

Enma Corrin y Josh O'Connor, intérpretes de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra, cruzan el puente sobre el río Guadiaro. / Netflix

  Aunque la secuencia es cortísima, los detalles para su preparación y rodaje fueron cuidados al máximo, tal y como pudo comprobar Europa Sur. Los coches policiales que escoltaban al Rolls Royce de la pareja eran modelos de época perfectamente recreados con el volante a la derecha, rotulación original e incluso placas de matrícula australianas que sirvieron de pista a este periódico para asegurar, hace ahora más de un año, que el Guadiaro se convertiría en un paisaje australiano. Sin embargo, en la escena apenas se intuyen. 

Aunque hay más puentes similares a este repartidos por la geografía española, la línea que dibuja el horizonte en la secuencia no deja lugar a dudas sobre la localización del rodaje, que se produjo en noviembre de 2019. 

El puente de hierro del Guadiaro

El proyecto de investigación El corredor de la carretera N-340 como eje histórico del litoral Andaluz, elaborado por la Universidad de Sevilla e impulsado por la Junta de Andalucía entre los años 2013 y 2015, realiza una reseña del puente que cuenta con varios gemelos por la geografía nacional, dado que se trata de un diseño español muy común a principios del siglo XX por su simplicidad, economía de construcción y por su capacidad para resolver el cruce de cauces relativamente anchos con facilidad técnica.

En este caso, al iniciarse la década de los años veinte del pasado siglo el único tramo de la carretera de segundo orden Cádiz a Málaga que se encontraba en construcción era el que transcurría entre San Roque y el paso del río Guadiaro, que se efectuaba mediante barca. La carretera se incluyó entre los ejes que conformaron el Circuito Nacional de Firmes Especiales a partir de 1926, lo que aceleró la conclusión del trazado entre las dos capitales andaluzas.

“El puente planteado para el paso del Guadiaro siguió la tipología del que se había construido sobre el río Fuengirola a partir del proyecto elaborado por José de Torres en 1903. Se trata del tipo habitualmente denominado Bow-string o de vigas parabólicas, como también se le conocía entre los ingenieros españoles. Así, el puente sobre el Guadiaro siguió una tipología bien conocida en la España de las primeras décadas del siglo XX, que se había desarrollado a partir de estructuras tan notables como el puente proyectado por Joaquín Pano en 1876 para el paso del río Cinca, en Monzón, el puente sobre el río Ésera, en Graus, debido al mismo ingeniero e inaugurado en 1880, o el puente sobre el Ebro, en Zaragoza, proyectado por Pérez Laborda y abierto al tráfico en 1895”, recoge el proyecto de investigación en su ficha técnica.

El puente sobre el Guadiaro consta de cuatro tramos metálicos de igual longitud, apoyados en pilas de fábrica. Las péndolas de los cuchillos parabólicos se arriostran mediante cruces de san Andrés, y los cuchillos, entre sí, mediante ligeras vigas transversales en celosía alternadas con celosías de mayor tamaño arriostradas también mediante cruces de San Andrés. Las conexiones entre las distintas piezas metálicas se resuelven mediante roblones. El tablero consta de una banda central y dos andenes laterales, a modo de aceras, rematados por un pretil metálico.

Quedó abierto al tráfico en 1929 con la carretera de Cádiz a Málaga adscrita ya al Circuito Nacional de Firmes Especiales. Estuvo en servicio sin sufrir alteraciones importantes hasta 1969. En aquel año se inauguró el puente de San Enrique, programado para el itinerario de Málaga a San Roque y La Línea. El puente de hierro del Guadiaro dejó entonces de formar parte de la N-340 y pasó a engrosar la red secundaria de la provincia, según los investigadores expertos en patrimonio.

Málaga en The Crown

La vecina provincia de Málaga también es otro gran plató al aire libre para The Crown. En el mismo episodio, instantes después de la aparición campogibraltareña, la escena sitúa la capital de la Costa del Sol como Brisbane

El céntrico hotel Málaga Palacio, ubicado en la esquina de la calle Molina Lario con Cortina del Muelle, hace las veces de una calle de la ciudad australiana en la que los príncipes de Gales saludan al numeroso público congregado tanto en la acera como en los balcones del hotel.  

La calle Molina Lario de Málaga y la azotea del hotel Málaga Palacio, en 'The Crown'. La calle Molina Lario de Málaga y la azotea del hotel Málaga Palacio, en 'The Crown'.

La calle Molina Lario de Málaga y la azotea del hotel Málaga Palacio, en 'The Crown'. / Netflix

Allí el rodaje fue bastante menos discreto, por motivos obvios, con un coche de lujo apostado frente al hotel de la capital desde cuyos balcones también saludan los extras participantes en la producción. 

Rodaje de 'The Crown' en el centro de Málaga. Rodaje de 'The Crown' en el centro de Málaga.

Rodaje de 'The Crown' en el centro de Málaga. / Marilú Báez (Málaga Hoy)

Ya hubo escenas grabadas en enclaves de esta provincia como el Palacio de Congresos y Exposiciones de Torremolinos, convertido en la tercera temporada en un aeropuerto de Estados Unidos al que llega la princesa Margarita para una gira internacional. 

La cuarta temporada de The Crown abarca los años 80 en la dinastía encabezada por Isabel II. Supone la incorporación al elenco de actores de la figura de Diana de Gales, interpretada por Emma Corrin, que se suma a los papeles protagonistas recaídos en la tercera y cuarta temporada en Olivia Colman y Tobias Menzies como Isabel II y el Felipe de Edimburgo además de Josh O'Connor para el príncipe Carlos. Helena Bonham Carter da vida a la princesa Margarita, hermana de la reina, con una interpretación muy celebrada por la crítica para la serie más cara de la plataforma. Cada capítulo cuenta con un presupuesto en torno a los 13 millones de euros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios