Campo de Gibraltar

Una narcolancha embiste a una patrullera de la Guardia Civil

  • Un milagro evita que los tres agentes que iban a bordo estén heridos

La semirrígida de la Guardia Civil embestida por los narcos amarrada en el Puerto de Algeciras La semirrígida de la Guardia Civil embestida por los narcos amarrada en el Puerto de Algeciras

La semirrígida de la Guardia Civil embestida por los narcos amarrada en el Puerto de Algeciras / Erasmo Fenoy

Una patrullera de la Guardia Civil ha sido embestida esta pasada madrugada por una narcolancha en aguas del Estrecho, sin que ninguno de los tres agentes que iban a bordo hayan sufrido heridas. "Ha sido un milagro que no pasara nada", ha confesado una fuente del Instituto Armado a esta redacción.

El incidente se produjo después de que sobre las 23:00 de ayer el Centro de Operaciones Complejo de la Comandancia de Algeciras alertase a las patrulleras del Servicio Marítimo informándoles de que un equipo de tierra en servicio de resguardo fiscal había avistado a una embarcación sospechosa de transportar droga en las inmediaciones del Puerto de Algeciras, dirigiéndose hacia el lugar dos embarcaciones del SMP. Una de ellas era otra semirrígida, de las que se ponen al servicio de la Guardia Civil cuando son intervenidas a narcotraficantes.

Ya en el lugar se detectó una semirrígida trimotora, de unos 12 metros de eslora, con cuatro tripulantes y que carecía de matrícula, folio o nombre identificativo, que al detectar la presencia policial emprendió la huida, desobedeciendo las órdenes de los agentes de la autoridad actuantes de parar motores para ser abordada.

Durante la persecución, que se prolongó durante más de 45 minutos, la narcolancha realizó continuos cambios bruscos de dirección, cortando en varias ocasiones el rumbo de navegación de la embarcación oficial, llegando a generar un grave peligro para los mercantes que transitaban por el canal de navegación.

Sumada a la persecución una segunda embarcación de la Guardia Civil pudo darse alcance a la narcolancha, que en un momento de su huida giró de forma brusca, en una maniobra temeraria, intencionada, y con ánimo homicida, de poner rumbo de colisión contra la semirrígida del Servicio Marítimo, embistiéndola por su popa y pasándola por encima causándole graves daños en sus motores, flotadores y casco, quedando inutilizada para la navegación. Los tres guardias civiles que la tripulaban resultaron ilesos.

La semirrígida huida fue perseguida por la segunda patrullera de la Guardia Civil, que finalmente tuvo que desistir de la persecución para prestar auxilio a la tripulación accidentada, poniendo los huidos rumbo a las costas de Marruecos.

La Guardia Civil ha solicitado la colaboración de las autoridades marroquíes con las que ya se está trabajando conjuntamente para proceder a la detención y puesta a disposición judicial de los autores del atentado perpetrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios