In memorian | Juan Pérez de la Torre Juan Pérez de la Torre: la muerte no es el final

  • La novia perpetua de los legionarios se lleva a un hombre cabal, que se reencuentra con su amigo Juan Argudo

Paco Guerrero y Pérez de La Torre

Paco Guerrero y Pérez de La Torre

Hace unas horas la novia perpetua de todos los lejías volvió a visitarnos. Tenía una cita con un Caballero Legionario: Juan Pérez de la Torre, el hombre, cabal, no faltó a la misma. Ella tampoco. Le cogió de la mano y lo llevó hasta los pies de nuestro Cristo de la Buena Muerte, donde lo esperaba su compañero y amigo Juan Argudo. Ambos nacieron a los pocos años de la creación de nuestro glorioso cuerpo. Un hecho que los marcó de por vida y señaló sus rumbos.

Tuve el enorme honor de conocer a Juan Pérez de la Torre por dos de nuestras pasiones: la Legión y la fotografía. Este último un mundo que él llevaba a gala por sus incontables trabajos en la vida castrense y de las  zonas del protectorado de Marruecos, convirtiéndose en un notario visual de nuestra mas reciente historia con sus reportajes y collages. Fue socio de honor de AFOCO (Córdoba), de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza y de la de Puerto Real, entre otras.

Algo que era su firma y su forma peculiar  de ser es que nunca le faltaba una sonrisa y una broma. Quien lo conoció sabe de lo que hablo.

El destino ha marcado que estos dos amigos y socios de honor de nuestra Hermandad vuelvan a estar unidos de nuevo como lo estuvieron en sus vidas. Algo que nuestra familia Legionaria nota y siente  ya que dejaron una profunda huella de tradiciones, sabiduría, lealtad, respeto y compañerismo que intentamos trasladar a nuestro día a día, especialmente entre los más jóvenes, inculcándoles esos valores.

Como decia Isabel Allende: "La muerte no existe, la gente solo muere cuando la olvidan, si se les recuerda siempre estarán contigo". Por eso ellos  siguen y seguirán estando con nosotros. La muerte no es el final.

 

"En callada explicación

el gorrillo ladeado

por cuanto diste de lado

al entrar en la Legión.

flanqueando un corazón

enamorado y alerta

la verde camisa abierta

por si la Muerte aparece

pues tal señora merece

no hallar cerrada la puerta"

Hasta siempre con fuerte taconazo legionario mi Capitán.

(*) Paco Guerrero es presidente de la Hermandad Antiguos Caballeros Legionarios del Campo de Gibraltar.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios