Foro Joly Andalucía | Rogelio Velasco Economía aboga por la colaboración público-privada e innovación para remontar la pérdida de 325.000 empleos

  • Las previsiones de la Junta apuntan a una caída del 10,4% del Producto Interior Bruto andaluz a final de año

  • En la actualidad hay 90.000 empresas andaluzas acogidas a un expediente de regulación temporal de empleo

El consejero de Economía, Rogelio Velasco, junto al director de Europa Sur, Javier Chaparro. El consejero de Economía, Rogelio Velasco, junto al director de Europa Sur, Javier Chaparro.

El consejero de Economía, Rogelio Velasco, junto al director de Europa Sur, Javier Chaparro. / Nacho Marin

Colaboración entre el sector público y privado e innovación, investigación y digitalización. Esas son algunas de las claves en las que la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía basa su estrategia para hacer frente a la crisis económica derivada de una pandemia todavía en pleno desarrollo pero que ya dibuja unas previsiones económicas muy complicadas a final de año: la Junta calcula que se van a perder entre 300.000 y 325.000 puestos de trabajo en este 2020, un 10% del total.

Así lo ha explicado el consejero de Economía, Rogelio Velasco, durante una conferencia del Foro Joly Andalucía, celebrada en Los Barrios y patrocinada por Acerinox. Velasco ha recordado que "las previsiones económicas dibujan un escenario complicado". En Andalucía apuntan a una caída real del Producto Interior Bruto del 10,4%, derivada del hundimiento de la economía durante los meses del confinamiento, imposible de compensar "por mucho que aceleremos".

"Somos conscientes de la paralización que está deparando la pandemia. Hay 90.000 empresas andaluzas acogidas a ERTE, que como solución temporal nos parece magnífica, pero tenemos que esperar hasta enero para ver qué política adoptarán las empresas, si recuperarán a todos sus trabajadores. Algunas se verán lamentablemente obligadas a no continuar", destaca Velasco. En ese contexto el empleo se verá "gravemente afectado", devolviendo "a una situación muy difícil a muchas familias".

Para esa salida de la crisis el consejero llama a "aunar esfuerzos". "Nuestro talento sigue intacto. Las instituciones siguen funcionando. Esos activos son fundamentales para explicar el crecimiento económico", remarca Velasco. Y ahí se enmarca la necesidad de alcanzar una colaboración público-privada y potenciar la innovación, claves para las que el consejero ha puesto de ejemplo el proyecto que están gestando la Universidad de Cádiz, el Puerto de Algeciras, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento algecireño en la explanada del Llano Amarillo, terreno portuario llamado a convertirse en espacio de desarrollo industrial gracias a la instalación en él de dos centros de innovación, uno de la Universidad de Cádiz y otro impulsado por la propia Administración autonómica, el Puerto y las industrias del polo campogibraltareño.

Otro ejemplo que ha resaltado es la Plataforma PLAnd Covid-19 puesta en marcha por la Consejería, con un funcionamiento "sorprendentemente bueno". En ella participan ya 460 entidades, de las que más de una treintena son de la provincia de Cádiz. De estas entidades gaditanas, tres han suscrito ya un total de ocho acuerdos, uno de ellos con el SAS y los demás con empresas de dentro y fuera de la plataforma, para dar respuesta a necesidades surgidas en el ámbito sanitario.

En cuanto a la Administración, la actual situación económica "va a obligar al sector público a redoblar sus esfuerzos". Ahí entrarían las iniciativas tomadas por la Agencia IDEA, ha remarcado el consejero. Así, se han ampliado los plazos para justificar las inversiones y el empleo asociado a las ayudas aprobadas en los programas de desarrollo industrial e I+D. También se han puesto en marcha dos nuevas convocatorias de subvenciones por un importe conjunto de 43 millones de euros para financiar el desarrollo de proyectos colaborativos y la creación de proyectos de unidades de innovación conjunta. Se ha facilitado el acceso a los incentivos de desarrollo industrial a las pequeñas empresas de nueva creación, ampliando hasta los 22 millones el presupuesto de la línea de apoyo a la transformación digital de la pyme. 

Foto de familia en el Foro Joly con Rogelio Velasco Foto de familia en el Foro Joly con Rogelio Velasco

Foto de familia en el Foro Joly con Rogelio Velasco / Nacho Marin

También se ha aprobado una posible moratoria para los 73 préstamos vivos del Fondo Público Andaluz para la Financiación Empresarial y el Desarrollo Económico y del Fondo Jeremie Multiinstrumento, se ha abierto una línea de garantía de créditos para facilitar estos a las pymes y autónomos y otra línea de subvenciones para el pago de comisiones y gastos financieros de estos préstamos. Y esta misma semana se ha lanzado otra línea de ayudas para fomentar la investigación industrial y el desarrollo experimental, dotada con 23 millones de euros; habrá otra convocatoria en septiembre con otros 10 millones para proyectos de innovación en procesos y organización. Otra próxima licitación sacará fondos de capital riesgo para start up (9 millones de euros) y empresas en expansión (30 millones) y una línea de garantías para facilitar el acceso de las empresas al circulante (11,5 millones de euros).

Para poner en marcha estas y otras medidas ha habido que reasignar los recursos propios de la Junta de Andalucía y fondos comunitarios, destaca el consejero. "Estamos atendiendo primero y sobre todo las necesidades más apremiantes del sistema sanitario para combatir la pandemia". Y para ello, "no podemos endeudarnos. La Hacienda central tendría que autorizar cada operación. Si tuviéramos esa capacidad ya lo habríamos hecho para atender las nuevas necesidades y parte de las antiguas".

En paralelo, "estamos abiertos a toda inversión productiva que genere actividad". Inversiones que se desarrollarán en un nuevo escenario, ha advertido el consejero, el de un mayor proteccionismo económico que ya había empezado a desarrollarse antes de la pandemia pero que esta va a reforzar. "Vamos a sufrir un proteccionismo creciente y en consecuencia tendrá sentido instalarse aquí si el producto es exportable sin costes arancelarios".

¿Están preparadas las empresas españolas para este nuevo marco? "Hay de todo. Hay sectores que tienen una experiencia exportadora extraordinaria. Un dato: en el año 2008, cuando comenzó la crisis anterior, las exportaciones tanto de la economía andaluza como de la española eran un 22% del PIB. El año pasado suponían el 33%. Hemos superado a Francia, a Italia. Solo Alemania tiene exportaciones superiores a España. Eso es extraordinario", concluye el consejero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios