Campo de Gibraltar

La Fiscalía Antidroga se refuerza y tendrá 3 fiscales para las macrocausas

  • A Macarena Arroyo se sumarán Alfredo Blanes y Javier Ruiz en exclusiva para los grandes casos de narcotráfico

  • El objetivo es evitar las dilaciones en los procedimientos judiciales

La Policía lleva a los detenidos en la operación Lupita contra el narcotráfico a los juzgados. La Policía lleva a los detenidos en la operación Lupita contra el narcotráfico a los juzgados.

La Policía lleva a los detenidos en la operación Lupita contra el narcotráfico a los juzgados. / Jorge del Águila

La Línea, 21 de mayo. Más de 170 agentes de la Policía Nacional se despliegan por el municipio en la operación Gas-oil contra la red logística del narcotráfico, la de suministro de combustible, material y personal a las narcolanchas que operan en el Estrecho. En solo dos días se detuvo a 44 personas; el número final de arrestados se ha elevado a 61, de los cuales 8 han ingresado en prisión.

Esa macrooperación es solo una de las muchas que se han desarrollado en los últimos meses en el Campo de Gibraltar, consecuencia de la puesta en marcha del plan especial de seguridad del Gobierno para combatir al narco. Las actuaciones policiales complejas se convierten en macrocausas cuando llegan a las sedes judiciales, que requieren una gran cantidad de personal y medios para llevarlas adelante cumpliendo los plazos establecidos en la legislación. Solo la atención a los detenidos de una operación como Gas-Oil, aseguran fuentes judiciales, paraliza dos o tres días un juzgado. Después llega la instrucción. Y las macrocausas por droga y blanqueo de capitales se han convertido en el pan nuestro de cada día de los juzgados: 80 acumulaban los de La Línea y San Roque en abril.

Ante esa realidad y el riesgo de colapso del que advierten el sector judicial, los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado y los colectivos antidroga, la Fiscalía ha decidido reforzar su área antidroga para convertirla también en macro: tres fiscales se ocuparán en exclusiva de las grandes causas de narcotráfico, mientras que el resto de ellos (hay 22 en total) se repartirán las de menor calado como menudeo, plantaciones y otras con pocos detenidos bajo la supervisión de la actual fiscal antidroga.

El Ministerio Público reclama un refuerzo de funcionarios: hay solo 7 para 20 fiscales

Hasta ahora, había una fiscal del ramo, Macarena Arroyo, con un fiscal de apoyo pero sin exclusividad, Alfredo Blanes. A partir de ahora, a ellos dos se les sumará Javier Ruiz para conformar ese grupo dedicado exclusivamente a que las grandes causas contra el narco salgan adelante. El objetivo declarado es que “no se retrase nada ni un solo día”.

La reorganización impulsada por el fiscal jefe, Juan Cisneros, aprovecha la llegada de tres nuevos representantes del Ministerio Público para crear una sección antidroga de la que pocas Fiscalías de su tamaño pueden presumir. El Gobierno central creó 80 nuevas plazas de fiscales en abril, de las cuales 3 corresponden al Campo de Gibraltar. Por ahora, esas tres plazas están ocupadas por interinos, a la espera de que sean cubiertas por concurso público. En la plantilla hay 17 fiscales y otros dos de refuerzo, lo que suma una Fiscalía de 22 profesionales. ¿Suficientes? Al fiscal jefe le gustaría que hubiera “al menos dos más”.

Más perentoria es la necesidad de funcionarios. Con la llegada de los nuevos fiscales y la apertura prevista de dos nuevos juzgados en Algeciras (Penal e Instrucción 5) y uno en La Línea y San Roque, el volumen de burocracia crece y lo hace en una situación en la que ya hay déficit de funcionarios, una eterna reivindicación judicial. En el caso de la Fiscalía, hay 7 funcionarios para 20 fiscales (los otros dos están en Menores), cuando la ratio ideal es de un tramitador por cada fiscal. La petición de refuerzos se llevará a la próxima reunión de la comisión mixta Junta-Fiscalía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios