Campo de Gibraltar

Expertos constatan la caída de producción de corcho en Los Alcornocales por la seca

  • De las 19.000 toneladas en 1985 ni siquiera se llegó a 10.000 en 2014

  • Los investigadores insisten en la necesidad de una regeneración rigurosa

Árboles muertos en el monte de La Teja del Parque de Los Alcornocales. Árboles muertos en el monte de La Teja del Parque de Los Alcornocales.

Árboles muertos en el monte de La Teja del Parque de Los Alcornocales. / Jorge del Águila (Los Barrios)

El mal de la seca, que mata hace décadas a cientos de ejemplares de alcornoques, acumula consecuencias negativas en la producción de corcho, según viene observándose en las investigaciones de diversos especialistas. El profesor de la Universidad de Sevilla Vicente Jurado y los expertos de la Estación Biológica de Doñana Virginia Luque y Francisco Rodríguez-Sánchez acumulan años de investigación acerca de la producción de corcho en los árboles del Parque Natural de Los Alconocales.

El primero de ellos ha confirmado las alertas lanzadas por el Instituto de Estudios Campogibraltareños sobre el mal de la seca y la falta de regeneración en los montes. 

Los tres investigadores dan a conocer periódicamente sus análisis y dos de ellos se han centrado tanto en la seca, el conjunto de padecimientos que acaba con ejemplares de árboles desde hace décadas en Los Alconocales, como en la influencia perniciosa de los hervíboros (ganado doméstico además de ciervos y corzos, entre otros) en los escasos intentos de regeneración que se han producido. 

Uno de esos estudios más concluyentes analizó la producción de corcho en los montes de seis municipios que forman parte del mencionado espacio protegido entre los años 1985 y 2014: Los Barrios, Tarifa, Jimena de la Frontera, Alcalá de los Gazules, Cortes y Jerez de la Frontera. 

Gráfica del estudio en la que se ve el descenso de producción Gráfica del estudio en la que se ve el descenso de producción

Gráfica del estudio en la que se ve el descenso de producción / E.S

"La producción de corcho muestra una tendencia generalizada al descenso, aunque existen diferencias entre municipios: mientras Jimena de la Frontera, el municipio más productivo, se mantiene estable a lo largo del tiempo, Jerez, Tarifa y, en menor medida, Alcalá y Los Barrios muestran un preocupante descenso de la producción, más acusado en los últimos 15 años. Con la excepción de Cortes, que muestra la menor variabilidad interanual, todos los municipios alcanzaron su mayor producción anual entre 1985 y finales de los 90. El descenso de la producción alcanza tasas de 50-60 toneladas/año en Tarifa y Jerez para el periodo de estudio. Resulta ilustrativo que, mientras que la producción total de corcho entre los seis municipios en 1985 fue de casi 19.000 toneladas (18.832.124 kg), en el último año analizado, 2014, ni siquiera se llegó a las 10.000 toneladas, lo que supone una pérdida de producción de casi la mitad", concluye el estudio. 

Vicente Jurado, que pertenece a la Facultad de Biología hispalense, tiene claro que es imperiosa la necesidad de ejecutar un trabajo intenso de regeneración en Los Alcornocales y de proteger lo que se resiembra de los numerosos hervíboros que habitan en él: "Si no hay un cuidado y vigilancia de los vallados frente a los ciervos, los cochinos asilvestrados y otros animales, no podremos avanzar. La Junta de Andalucía hizo algunos esfuerzos en 2001 y 2002 y luego no ha insistido en ello. La situación de los montes de Jerez es aceptable pero Tarifa está muy afectada por el mal de la seca y se ha de actuar con celeridad", finalizó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios