Conflicto laboral

Acerinox calcula entre 450 y 575 los despidos de la fábrica de Palmones si reduce a tres los turnos

La última manifestación de la plantilla de Acerinox.

La última manifestación de la plantilla de Acerinox. / Andrés Carrasco (Algeciras)

Acerinox Europa calcula que el nuevo modelo productivo que pretende instaurar en la fábrica de Palmones con la reducción de cinco a tres turnos de trabajo conllevará entre 450 y 575 despidos de la plantilla que ahora componen de 1.800 personas, más una reducción de unos 200 trabajadores de las empresas auxiliares, que constan en la actualidad de 500 empleados. 

Así lo ha informado este martes el comité de empresa tras reunirse en Madrid con el el CEO de Acerinox Europa, Fernando Gutiérrez; el secretario del consejo de administración de la compañía, Luis Gimeno; el director, Francisco Fernández, y la jefa de Recursos Humanos, Sonia Franco, y un asesor de la empresa, Javier Hervás.

En la reunión estuvieron presentes el presidente y el secretario del comité de empresa, Rubén Gómez y Antonio Jiménez, así como un representante por cada una de las cinco secciones sindicales que lo componen. El comité de empresa es diferente del comité de huelga, que es quien durante los últimos meses ha estado negociando el nuevo convenio colectivo que, de momento, al no llegar a un acuerdo, mantiene a la plantilla sin trabajar desde el 5 de febrero.

Según explican los representantes de los trabajadores, los responsables de la acerera les informaron en la reunión de la necesidad de establecer un sistema de tres turnos (en lugar de los cinco que había hasta ahora) para adaptarse un "nuevo modelo productivo" y a la carga de trabajo prevista, de modo que les permita "reescalar el negocio" y "ganarse de nuevo la confianza del consejo de administración", lo que haría "viable el futuro de la planta". 

El comité de empresa solicitó entonces el informe con las modificaciones que la siderúrgica pretende realizar y los directivos contestaron que, como está acompañado de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), se debe seguir el procedimiento que marca la ley. La próxima semana lo comunicarán y se abrirá el periodo de consultas (un mínimo de 30 días, más el preaviso de 7 días). 

Regreso al punto de partida: cinco turnos

El comité de empresa trasladó entonces su negativa a aceptar cualquier despido y que la única reducción de la plantilla que aceptaría sería por jubilaciones de los trabajadores que cumplan las condiciones. La compañía señaló entonces que sólo con estas personas no sería suficiente para el ERE, puesto que calcula que la reducción de la plantilla debe situarse entre 450 y 575 empleados, además de unos 200 de las auxiliares. 

A petición del comité de empresa, Acerinox se comprometió a estudiar la posibilidad de retomar la negociación del convenio colectivo sin contemplar esa reducción de cinco a tres turnos, lo que evitaría los referidos despidos. 

Comité de huelga

El portavoz del comité de huelga, José Antonio Gómez Valencia, había comunicado previamente a los trabajadores que la empresa había ofrecido en la reunión pocos datos sobre los efectos que tendrá el nuevo modelo. "Hemos estado debatiendo sobre la preocupación que hay de que presenten el nuevo modelo, porque se irían un grupo de personas fuera. No nos han dado detalles de cómo se irían y les hemos trasladado si hay algún despido traumático sería un problema porque el conflicto se complicaría aún más", dijo Gómez Valencia.

El comité de huelga está a la espera de que a lo largo de esta semana la empresa se pronuncie sobre "si se quiere sentar a negociar con la antigua propuesta a partir del antiguo modelo organizativo que nos planteaba y llegar a algún acuerdo o, en cambio, seguir con el tres turnos como quieren y el ERE que quieren plantear". "Depende de ellos lo que quieran hacer y de cómo siga la huelga, evidentemente. También le hemos trasladado que desde este comité de huelga no vamos a permitir bajo ningún concepto de que se pierdan puestos de trabajo de forma traumática", concluye.

En contraste con esta posición, el pasado jueves, el comité de huelga mantuvo por boca de su portavoz que "primero" intentaría negociar el nuevo convenio y luego el posible ERE. "Si la empresa realmente lo que está pensando es hacer un ERE, pues habrá que negociarlo y si las condiciones son buenas para la gente, habrá que negociarlo una vez que estemos dentro", dijo entonces Gómez Valencia.

De momento, antes de la reunión de este lunes en Madrid con el comité de empresa, los trabajadores realizaron el sábado  una manifestación por las calles de Algeciras para dejar constancia que siguen en huelga tras casi 120 días y después de haber rechazado el pasado 16 de mayo por amplia mayoría  la propuesta formulada por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), que implicaba el mantenimiento de los cinco turnos, sin pérdidas de empleo.

Este miércoles, día 5 de junio, se cumplen cuatro meses de huelga indefinida. La negociación actualmente está parada y la empresa ha perfilado un nuevo escenario con un cambio de modelo de operación en la fábrica de Los Barrios a la vista de las condiciones de mercado y de los resultados económicos deficitarios de los últimos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios