Real Balompédica Linense | El rival Sevilla Atlético, más peligroso de lo que parece

  • El filial nervionense que este domingo recibe a la Balompédica enlaza cuatro partidos en casa sin perder

El sevillista Bryan Gil celebra el gol ante la Balona en la primera vuelta. El sevillista Bryan Gil celebra el gol ante la Balona en la primera vuelta.

El sevillista Bryan Gil celebra el gol ante la Balona en la primera vuelta. / Erasmo Fenoy

El Sevilla Atlético que este domingo (11:30) recibe a la Balompédica está anclado en el puesto 15º que a final de temporada condena a jugar la promoción. Pero eso no debe invitar a los aficionados balonos a pensar que el triunfo será una tarea fácil. El conjunto sevillano no solo ha experimentado el habitual crecimiento durante la temporada que se le presume a un filial, sino que en casa no pierde desde el 18 de noviembre y en sus cuatro últimos compromisos ante su público firmó dos triunfos y dos empates y ha sumado incluso más puntos que la propia Balona.

Los sevillistas están penalizados por su pobre marcha como visitantes. De hecho no vencen fuera desde la undécima jornada (once de noviembre en Almería por 1-5) y desde entonces, a pesar de haberse puesto en ruta en siete ocasiones, solo han sido capaces de capturar un empate.

Por el contrario han ido evidenciando una gran mejoría en casa. Lógica evolución en un equipo en el que todos sus integrantes están entre los 17 y los 23 años (hay varios integrantes del equipo de la División de Honor juvenil cuya presencia es muy frecuente como son los casos de Javi Vázquez, Luismi o Casas) y al que le pasa factura su escasa experiencia. Al Sevilla Atlético se le han escapado varios partidos en los últimos instantes, sin ir más lejos, el del pasado domingo con el Talavera. Varios de ellos, por ciertos, en jugadas a balón parado, en las que la Balona está demostrando enorme poderío.

El conjunto nervionense tiene como principal virtud su enorme talento. No es necesario hablar del barbareño Bryan Gil, que en La Línea salió del banquillo y anotó el gol del empate, porque ya casi se le considera jugador del primer equipo, hasta el punto de que el club solicitó que fuese liberado de la selección nacional sub-20 para contar con él en Europa League. Es muy poco probable que se enfrente a los de Jordi Roger. Pero no es el único. Por nombrar solo a algunos, están Chris Ramos (ex del San Fernando, que contra el Valladolid debutó en Primera), Mena (que lo hizo en la Copa) o Pejoño (que llegó a disputar tres partidos en la primera fase de la Europa League).

En el mercado de invierno se fueron Carballo y Viedma (Recreativo de Granada), pero se incorporó el costamarfileño Traoré, que llegó cedido por el Recreativo de Huelva.

En espera del entrenamiento matinal del sábado y de alguna posible sorpresa por parte del primer equipo, la única ausencia prevista en el rival balono es la del mencionado Bryan Gil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios