Real Balompédica Linense Jesús Estrada sigue en el cuerpo técnico de la Balona y Raúl Cabrera se marcha

  • La continuidad del segundo entrenador, Yosu Pando, aún en el alero

Jordi Roger y Jesús Estrada, que continuarán juntos la próxima temporada Jordi Roger y Jesús Estrada, que continuarán juntos la próxima temporada

Jordi Roger y Jesús Estrada, que continuarán juntos la próxima temporada / Erasmo Fenoy

La composición definitiva del cuerpo técnico de la Real Balompédica Linense de cara a la temporada 2019-20 es, a estas alturas, una incógnita. El presidente de la entidad, Raffaele Pandalone, garantizó el pasado martes en rueda de prensa la continuidad del primer entrenador, Jordi Roger. El club también ha cerrado ya el acuerdo con el preparador físico, Jesús Estrada. La continuidad del segundo entrenador, Yosu Pando, está en alero. Y la del preparador de porteros, el argentino Raúl Cabrera, está totalmente descartada. Carlos Guerra seguirá oficiando de team manager.

Jordi Roger va a ver alterado el grupo de colaboradores más directos con el que ha contado en su primera temporada en La Línea. De hecho su hombre de confianza, Yosu Pando, aún no sabe si seguirá en el vestuario, aunque el club no vería con malos ojos su continuidad.

Lo típico a estas alturas del año, con la liga apenas acabada, que aún no sabe si su mejor opción es seguir trabajando en la sombra o repetir experiencia como primer entrenador. De hecho en la temporada precedente a su llegada a La Línea consiguió una undécima plaza en Tercera con el modesto Atlético Albericia cántabro.

El que ya ha resuelto su futuro es Jesús Estrada. Existe el convencimiento pleno en todos los estamentos del club de que el trabajo realizado por el de Medina Sidonia y su conducta han sido intachables. Las conversaciones encaminadas a cerrar su renovación fueron muy rápidas.

Estrada llegó a la Balona procedente de la Unión Deportiva Los Barrios. Antes había llevado a cabo su trabajo en el Atlético Antoniano y en diferentes escalafones del Xerez Club Deportivo.

Por el contrario la Balona ya tiene decidido que Raúl Cabrera no seguirá en su puesto. La falta de titulación del argentino, que quedó de manifiesto en el partido ante el Atlético Malagueño –donde había sido expulsado– y de feeling con el resto del cuerpo técnico –que ha sido palpable durante buena parte del curso para quienes estaban alrededor de la caseta– han pesado más que el excelente rendimiento de los porteros que han defendido la portería albinegra durante la temporada: Javi Montoya, David Robador y Manu Caro.La directiva ya le busca un sustituto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios