Balona

El Cádiz B, un filial que no lo parece

  • El próximo rival de la Balona no necesita el balón y garantiza un trabajo inagotable

  • Es, con el Cartagena, el mejor equipo del grupo en las siete últimas jornadas

  • Dos de sus jugadores, habituales en el líder de Segunda

Formación inicial del Cádiz B el pasado domingo en Sanlúcar Formación inicial del Cádiz B el pasado domingo en Sanlúcar

Formación inicial del Cádiz B el pasado domingo en Sanlúcar / E.S.

El Cádiz B 2019/20 que este domingo (12:00, en directo por Footters) visita a la Real Balompédica Linense no es un filial al uso ni el típico equipo joven y risueño que es capaz de lo mejor y lo peor. Es precisamente su regularidad la que le ha llevado a ser una de las revelaciones del grupo IV de Segunda B, asentado en el grupo de cabeza y siendo un hueso para los adversarios, lo que explica que en las últimas siete jornadas sea el mejor equipo del grupo junto al Cartagena.

El conjunto de Juanma Pavón es muy solidario en la entrega, trabajador en todas las líneas del campo llevando un sello parecido al Cádiz de Álvaro Cervera. Los diez jugadores de campo se vacían como jabatos para construir líneas insuperables y el juego directo gana protagonismo si el encuentro se desarrolla por los cauces deseados. Esto no quiere decir que sea un equipo vulgar y tosco con el esférico en su poder; para nada. Pero el papel de presionar la salida del rival y robar en la zona donde más daño se hace es el que más le gusta.

El hecho de que sea uno de los cinco equipos que menos goles marca y recibe es la muestra clara de lo diferente que es este filial respecto a cualquier otro. Lo habitual sería tener un registro de tantos en contra muy superior a los 12 goles que ha recibido. Yeclano Deportivo, Badajoz y Algeciras son los únicos adversarios que han sido capaces de hacerle más de un gol en 14 jornadas de Liga, lo que otorga mucho mérito al trabajo de los cadistas.

Después del histórico ascenso a Segunda B, Juanma Pavón apostó por mantener prácticamente el mismo bloque pero desde el club se le dio una de cal y dos de arenas. Se quedaron menos de lo deseados por el técnico, si bien llegaron refuerzos que han merecido la pena.

El entrenador repite la mayoría de la columna vertebral de la temporada pasada; el portero Cristian Arco, los defensas Saturday -uno de los mejores jugadores del equipo- e Iván Robles, los pivotes Sergio González -habitualmente va con el primer equipo-, Duarte y Javi Pérez, el extremo Javi Navarro -otro de los que es frecuente ver con el líder de Segunda- y los atacantes Jordi Tur y Seth Vega tienen un protagonismo tan importante como el año pasado en el grupo X de Tercera. Muchos de ellos son debutantes en Segunda B y no están acusando el salto de categoría.

Una importante nómina de refuerzos que se han adaptado

Entre los refuerzos efectuados, hay que destacar al central José Alonso, que tienen experiencia en esta división al haber jugado en el Recreativo de Huelva, Marbella, Cultural Leonesa y Almería B. Es fijo en el esquema tras llegar la con la Liga iniciada. Aporta temple y experiencia a pesar de sus 23 años. El extremo Víctor Morillo, una zurda especialista en el balón parado. Un jugador desequilibrante procedente del filial del Granada. Lleva dos goles que dieron seis puntos.

Idrissa Thiam, mediapunta que puede jugar por el centro y por las bandas. Internacional en categorías inferiores con Mauritania, acaba de cumplir 19 años y le llaman el Neymar de oro. La selección absoluta de su país está a punto de abrirle la puerta. Tiene un buen lanzamiento, verticalidad y una talla importante. En los últimos partidos ha confirmado que su periodo de adaptación ha concluido, de ahí a que empiece a acumular minutos.

Y, por último, el internacional ecuatoriano Hernán Lino, delantero que puede caer a banda. Procede del Alcoyano y es muy interesante en el uno contra uno. Le está poniendo las cosas muy duras al indiscutible Seth Vega pero le está faltando gol porque está dejando escapar buenas ocasiones.

Sergio González (tres goles) es el máximo artillero de un equipo en el que Saturday y Duarte han disputado todos los minutos posibles. Pavón ha utilizado ya a 23 jugadores -todos menos Corozo y Nico- y habitualmente dibuja un 4-2-3-1 que, según las circunstancias, pasa a una defensa de tres con Iván Robles y Carlos Cobo más adelantados, e incluso con dos defensores cuando Saturday - a lo Piqué- acaba los encuentros como ‘9’ en busca de salvar una derrota.

Salvo que el balón parado juegue una mala pasada -en las primeras jornadas los goles encajados llegaban por esta vía-, el equipo concede poco y comete contados errores, de ahí a que escuadras del potencial del Córdoba y el Cartagena sufrieran de lo lindo para hacerle doblar las rodillas. Está respondiendo con resultados y también en la formación, ya que Cristian Arco, Sergio González, Javi Navarro, José Antonio Franco y Seth Vega entrenan habitualmente con el primer equipo y muchos de ellos han jugado ya esta campaña con el líder de Segunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios