Real Balompédica Linense La nueva visera del Municipal no estará acabada hasta noviembre

  • El Ayuntamiento calcula seis meses desde que se inició el expediente

  • La Balona habrá disputado media docena de partidos en casa a esas alturas

La Tribuna del Municipal linense, cubierta, antes de la demolición del voladizo La Tribuna del Municipal linense, cubierta, antes de la demolición del voladizo

La Tribuna del Municipal linense, cubierta, antes de la demolición del voladizo / E.S.

Comentarios 2

La reconstrucción de la visera de la grada de Tribuna no estará finalizada hasta finales de octubre o comienzos de noviembre según los cálculos del equipo de gobierno del Ayuntamiento de La Línea. El Consistorio invertirá unos 162.000 euros en esta obra. Esta situación condicionará los precios de los abonos de la Real Balompédica para la próxima andadura.

El concejal de 100x100 La Línea Juan Macías, que se mantiene como uno de los hombres fuertes de Juan Franco en el nuevo equipo de gobierno explicó este martes, a preguntas de este periódico, que el proceso desde que se inicia la tramitación hasta que se culmina el proyecto en cualquier obra que dependa de la administración local suele durar “unos seis meses” y que el de la reconstrucción del voladizo del estadio se inicio “hace dos” con lo que “de no surgir ningún problema” estará finalizado “para final de octubre o principio de noviembre”.

A estas alturas del año y de acuerdo al calendario de los últimas temporadas lo más probable es que la Balona haya disputado media docena de los 19 encuentros de la liga regular que debe escenificar en ese recinto, si bien de acuerdo a los informes que maneja el Ayuntamiento no será necesario que los hinchas dejen de ocupar la grada, aunque sí que en determinados partidos solo ocupen una parte de la misma.

“Estamos en un primer periodo administrativo, que no técnico, en la tramitación que sigue cualquier expediente de contratación, que necesita informes del interventor, del secretario…”, explica Juan Macías. “Después llegará la presentación de ofertas, que debe hacerse a través del perfil del contratante del Ayuntamiento y entonces las empresas dirán que quieren hacer las obras, se llevará a cabo la mesa de contratación y se adjudicará”.

“De acuerdo a la experiencia, la tramitación desde que comienza hasta que se ejecuta la obra es casi imposible que esté por debajo de los seis meses y de hecho lo que sucedió con la demolición de la otra visera fue casi un milagro, que nadie ha puesto en valor”, reclama el edil.

El concejal entiende que la obra en sí durará “en torno a un mes” y expresa su convencimiento de que en los dos-tres encuentros que la Real Balompédica dispute durante ese periodo en La Línea nos será necesario cerrar la grada, como sí sucedió la pasada con motivo de la demolición.

El voladizo fue derribado en los meses de enero y febrero del presente año después de que un informe de los técnicos municipales alertase en diciembre del peligro de desplome de cascotes y solicitase que fuese demolido, lo que obligó a colocar una grada supletoria y a que se utilizase solo la parte inferior de dicha parte del estadio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios