Real Balompédica Linense Mario Gómez, ¿no hay dos sin tres?

  • El zaguero del Don Benito aspira a repetir en La Línea las salvaciones agónicas que vivió en la Balona

Mario Gómez se dispone a despejar durante un partido con el Don Benito Mario Gómez se dispone a despejar durante un partido con el Don Benito

Mario Gómez se dispone a despejar durante un partido con el Don Benito / El Periódico de Extremadura

El defensa sevillano Mario Gómez vivió dos angustiosas permanencias con la Real Balompédica Linense. La primera, tras incorporarse en el mercado de invierno procedente del Valladolid Promesas, en el Bahía Sur de San Fernando. La segunda, el curso pasado, en la Nueva Condomina de Murcia. Paradojas del destino el próximo domingo aspira a quedarse por tercera vez en la Segunda B, casi a última hora, pero esta vez en el Municipal de La Línea. Solo que ahora aspira a conseguirlo enfundado en la camiseta de un Don Benito que tras tropezar el pasado domingo ante el Talavera fía buena parte de su futuro al partido con la Balona.

“La verdad es que sería algo curioso, ojalá pueda celebrarlo en La Línea, porque sería señal de que se ha acabado el sufrimiento”, comenta el zaguero.

“Sé que allí no lo están pasando nada bien con la racha en la que están y siempre quedará ese mal saborcillo de estar agrandando el problema de los que han sido tus compañeros y tu afición, pero yo me debo al Don Benito, nos estamos jugando la vida y solo pienso en conseguir algo histórico, que este club logre por primera vez la permanencia en Segunda B y hacerlo cuanto antes para no sufrir lo que sufrí el año pasado en Murcia”, agrega.

“Cuando firmas en un equipo que acaba de ascender eres consciente de que el único objetivo es la permanencia y que lo más probable es que te toque pasarlo mal hasta el final”, explica el jugador, que  no pudo enfrentarse a la Balona en el duelo del pasado mes de diciembre al estar sancionado.

“Tengo la ventaja de que al haberlo vivido dos años consecutivos, la experiencia te ayuda a estar más tranquilo. Sin quitar la presión que supone estar jugándotelo en dos partidos, pero ya sabes lo importante que es mantenerse sereno e incluso puedes ayudar a compañeros que nunca han pasado por esto”, analiza.

“La primera vuelta quizás sufrimos más de la cuenta porque muchos de mis compañeros no tenían experiencia en la Segunda B y esto requiere su tiempo”, justifica.

“El parón de Navidad nos vino fenomenal, el club apuntaló la plantilla con gente que conocía la categoría y que sabía a qué venía y estamos haciendo una segunda vuelta muy buena así que ahora solo pensamos en lograr los puntos que nos separan de la salvación”, abunda.

A título personal el defensa se confiesa “muy a gusto” en un club y una población donde es “tratado de maravilla” y a la que espera poder devolver el cariño recibido brindándole esa salvación que supondría un hecho sin precedentes en la entidad. “Lo tenemos en nuestra mano”, recuerda.

Mario Gómez, que mantiene contacto con algunos de los que fueron sus compañeros en la Balona, se solidariza con la caseta albinegra, porque entiende que entre la crisis de resultados de esta segunda vuelta y la de la temporada existen muchas similitudes “con la diferencia, muy importante, de que esta vez ya han conseguido el objetivo".

“Nosotros también hicimos una primera vuelta muy buena, llegamos a colocarnos ahí arriba, pero está claro que en este grupo después de Navidad cambian muchas cosas, los equipos se refuerzan, cada punto tiene un valor añadido porque todo el mundo se está jugando algo y cuesta mucho sumar cada victoria”, analiza.

“Me resulta fácil imaginar que como nos pasaba la temporada pasada llegarán cada lunes al vestuario, se mirarán a la cara y se preguntaran qué nos está pasando y tampoco encontraran respuesta”, recalca. “Lo que tengo muy claro es que el domingo no nos lo van a poner nada fácil, porque cuando te metes en esa dinámica solo piensas en salir de ella como sea”.

Mario Gómez concluye con un balance “muy positivo” de su paso por la Balona, a la que le agradece que le permitió “recuperar las sensaciones de futbolista” después de haber abandonado el filial del Valladolid “muy tocado en el apartado psicológico”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios