Real Balompédica Linense El Marbella llega fortalecido a La Línea a pesar de ser eliminado de la Copa

  • Los costasoleños fuerzan la prórroga ante el Valladolid de Primera 

Formación inicial del Marbella FC ante el Real Valladolid, con público en las gradas Formación inicial del Marbella FC ante el Real Valladolid, con público en las gradas

Formación inicial del Marbella FC ante el Real Valladolid, con público en las gradas / Marbella FC

El Marbella FC llega fortalecido al encuentro de la última jornada de la priera vuelta en el subgrupo IV-A de la Segunda B que el próximo domingo (12:00, en directo por Footters) le enfrentará a la Real Balompédica Linense en el estadio Municipal de La Línea. Los costasoleños, a pesar de ser eliminados de la Copa del Rey por el Valladolid, forzaron, como un año antes ante el mismo rival, la prórroga y ofrecieron un nivel más acorde con el potencial que se le supone ante unos 800 espectadores que pudieron presenciar el duelo y que por momentos soportaron un fuerte aguacero.

El Marbella-Valladolid de este martes estuvo a punto de no disputarse. De hecho comenzó con un cuarto de hora de retraso, después de que se detectase un positivo por Covid-19 (coronavirus) en la expedición del Valladolid, lo que obligó a realizar un nuevo test a todos los que habían viajado con los pucelanos. El equipo blanquivioleta llegó al Municipal Lorenzo Cuevas pasadas las 20:15.

El Marbella, que venía de empatar en su visita a Las Palmas Atlético y de caer en el último encuentro del año a manos del San Fernando, estaba bajo la lupa de su entorno y aunque salió reforzado el duelo copero dejó señalado al lateral Nacho, ya que su par, el visitante Waldo, fue el origen de dos de los goles del conjunto visitante.

En un equipo de casa que afrontó la contienda con varias bajas Álex Bernal (por el que en su día suspiró la Balompédica) cuajó un partido excelente y también rayaron a buen nivel Esteban Granero y Planas. El juvenil Ortuño completó una excelente actuación en su estreno como titular. 

Tras una primera parte sin goles y con bastante equilibrio, el  Real Valladolid se adelantó por medio de Kuki Zalazar tras jugada de Waldo (0-1) en el  52’, pero ocho después replicaban los locales mediante un penalti transformado por Granero.  Otra aparición de Waldo, esta vez para Óscar Plano, puso el 1-2. 

Los visitantes Villa y Sergio Benito, que habían entrado en el 64’ estrellaron por dos veces el balón en el larguero pero en el 92’ , Gudiño empató al recoger el rechace tras un saque de esquina (2-2). Cuando todo indicaba que, como en la campaña precedente, la eliminatoria se resolvería en los penaltis, un mal despeje permitió a Óscar Plano decantar la clasificación del lado visitante (110’), aunque los locales fueron despedidos con muchos aplausos.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios