Real Balompédica Linense

La Balona jugará la próxima edición de la Copa del Rey

  • La Federación comunica a los clubes del grupo II que mantendrá el criterio de clasificación

  • Los linenses ocupaban la séptima plaza cuando se detuvo la competición

Una formación de la Balona la pasada temporada Una formación de la Balona la pasada temporada

Una formación de la Balona la pasada temporada / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense disputará la próxima temporada la Copa del Rey… o al menos eso es lo que le ha dicho el máximo responsable de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, a los presidentes de los clubes del grupo II de Segunda B, con los que mantuvo una reunión este jueves, según desvela El Correo.

“El máximo dirigente de la federación de fútbol reveló a los presidentes de los clubes que se mantendrán los criterios clasificatorios de la Copa del año pasado para la próxima edición. Es decir, jugarán este torneo los siete primeros clasificados de cada grupo de la categoría de bronce”, cuando quedó interrumpida la competición en principio de forma temporal, como consecuencia de la crisis sanitaria generada por el Covid-19.

En ese instante, es decir, después de empatar en su visita al Recreativo de Granada en la jornada 28, finalizada el ocho de marzo, el equipo de Antonio Calderón era séptimo en el grupo IV de la Segunda B, con 41 puntos, dos más que el octavo clasificado, el Real Murcia.

Además del conjunto de La Línea logran pasaporte para el torneo copero: Cartagena, Marbella, Badajoz, Yeclano, Córodoba y San Fernando.

“También tendrán presencia en la próxima edición de la Copa todos los campeones y los mejores catorce segundos de Tercera división”, agrega la información del rotativo vasco.

El regreso al torneo del K.O. no solo supone un atractivo extra de cara a la próxima andadura para los seguidores del equipo de La Línea, sino que implica la posibilidad de lograr una importante inyección económica para sus arcas, en una campaña que se antoja complicada en el apartado económico. En la edición anterior, los equipos de Segunda B se embolsaron, por derechos, 35.000 o 45.000 euros por partido disputado, dependiendo de si jugaban en casa o fuera.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios