Real Balompédica Linense Calderón: "Mi objetivo es que la afición se vaya orgullosa de la Balona cada domingo"

  • El nuevo míster se confiesa "ilusionado" al poder entrenar "a un equipo histórico"

  • "Cuento con mimbres y soy un ganador, se lo transmitiré a la plantilla", recalca

  • El gaditano llega con contrato hasta final de temporada

Antonio Calderón, con la camisola de la Real Balompédica entre las manos Antonio Calderón, con la camisola de la Real Balompédica entre las manos

Antonio Calderón, con la camisola de la Real Balompédica entre las manos / RAG

Enjuto, vestido de negro exquisito y protegiendo su garganta con una bufanda. Después de más de tres horas de reunión con quienes serán sus colaboradores directos este martes se presentó ante los medios de comunicación el nuevo entrenador de la Real Balompédica Linense, Antonio Calderón. Con un discurso medido al milímetro, el gaditano fijó como objetivo que “la afición se sienta orgullosa de su equipo cada domingo” y aseveró que está convencido de que cuenta “con mimbres” para una vez se recuperen los lesionados, alcanzar objetivos que se guardó muy bien de precisar. “Soy un ganador y le voy a transmitir esa mentalidad al vestuario”, garantizó.

Calderón inicia su andadura en la Real Balompédica con contrato hasta final de la presente temporada, si bien el presidente, Raffaele Pandalone, expresó su deseo de que este proyecto tenga un recorrido más largo. El nuevo técnico asume como propio el cuerpo técnico que hasta el pasado domingo respaldaba la labor del destituido Jordi Roger.

Es un honor para mí poder entrenar en un club como la Real Balompédica Linense, un club histórico, con más de cien años de vida”, dijo Calderón en el comienzo de su intervención, además de  asegurar que desde que recibió la llamada del presidente le atrajo la posibilidad de enrolarse en un proyecto al que llega “con muchísima ilusión” y que tiene la posibilidad de aportar “muchísima experiencia”.

Calderón expresó su convencimiento de que en las circunstancias que han llevado a la destitución de Jordi Roger “no existe un único culpable” en clara referencia a la responsabilidad que deben asumir los que ya son sus jugadores. El nuevo míster recalcó que las decisiones sobre posibles cambios en el plantel las hará bajo su responsabilidad y después de haber peritado por sí mismo el rendimiento de sus pupilos, a los que quiere “dar seguridad” para evitar que encuentren excusas para los resultados adversos.

“Nos encontramos casi en el ecuador de la temporada, con un mercado de invierno que puede ayudar a lo mejor a solucionar algún problema, pero con una plantilla con mimbres para, trabajando, intentar escalar posiciones en la tabla y tener un final prometedor”, dijo.

"No vengo a La Línea solo a entrenar, vengo a entrenar para conseguir cosas"

“Yo no vengo a La Línea solo a entrenar, vengo a entrenar para conseguir cosas y entiendo que están los medios para conseguirlas”, recalcó. “Nuestro camino va a ser jugar para ganar, porque al equipo le tiene que gustar ganar”.

“A  mi equipo le voy a exigir que todos los balones jugables se juegan y hacia adelante”, advirtió. “Me encanta jugar bien pero para ganar, no por jugar bien y claro eso se jugar bien cada uno lo ve de una manera, unos a la contra, otros con balones a las espaldas…”

Calderón, que ya había coincidido en otros vestuarios con Manu Molina, Tomás y Sergio Rodríguez, llevará a cabo en la tarde de este jueves su primer entrenamiento para preparar el duelo del próximo sábado en San Fernando. "Ahora mismo es nuestro único objetivo y estoy convencido de que vamos a llegar bien", afirmó.

Por su parte Pandalone explicó que había tomado la decisión de contratar a Calderón “después de que el ciento por ciento de las personas" a las que consultó le hablasen "bien de él” y expresó su agradecimiento a su predecesor, Jordi Roger, por “haber defendido el escudo” durante el año y medio que se mantuvo en el cargo.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios