Junta de Andalucía

Moreno admite falta de "fluidez" en el diálogo social con Salud y Educación

  • CCOO-A y UGT-A apremian a la Junta a cerrar acuerdos concretos tras la segunda reunión, aunque valoran su "compromiso sincero"

Juanma Moreno, junto a los dirigentes de la CEA, CCOO-A y UGT-A, Javier González de Lara, Nuria López y Carmen Castilla. Juanma Moreno, junto a los dirigentes de la CEA, CCOO-A y UGT-A, Javier González de Lara, Nuria López y Carmen Castilla.

Juanma Moreno, junto a los dirigentes de la CEA, CCOO-A y UGT-A, Javier González de Lara, Nuria López y Carmen Castilla. / María José López / EP

Una mención de la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, al "deterioro" en la sanidad, la educación y la asistencia en dependencia abrió en canal la válvula. Juanma Moreno, preguntado por ese particular durante el turno de preguntas de los medios de comunicación, respondió sin medias tintas. "Falta fluidez entre los sindicatos y los responsables de ciertas consejerías", vino a explicar el presidente de la Junta, refiriéndose a las palabras de la dirigente de CCOO-A.

Fue la segunda reunión institucional de las centrales sindicales mayoritarias y la patronal andaluzas con la Junta de PP y Ciudadanos en el seno de la Mesa de Diálogo Social. San Telmo acogió una reunión en la que, en esta ocasión, además de la participación de la responsable de Empleo, estuvieron presentes los titulares de Economía y Presidencia.

Tal símbolo fue agradecido por las representantes sindicales, que lo tomaron como un paso más en el avance de las negociaciones, aunque tanto Nuria López (CCOO-A) como Carmen Castilla (UGT-A) apremiaron al presidente andaluz a ir cerrando acuerdos en materia laboral y social.

Moreno hace autocrítica

Que los sindicatos afearan públicamente a Moreno que hay consejerías de la Junta "con problemas" en el abordaje "del diálogo social" provocó la reacción del presidente, quien admitió con deportividad el golpe. Y no faltó la autocrítica.

Aunque reconoció la dificultad del primer año de la legislatura –cuatro convocatorias electorales, la elaboración de dos presupuestos en Andalucía...–, Moreno aceptó la necesidad de una mejor "interlocución" entre los sindicatos y los cargos de la Junta.

"Trabajaremos para que el diálogo social sea más horizontal", adelantó el presidente, quien enumeró la aparición de problemas en las relaciones entre los trabajadores y los gestores de la Administración andaluza. "Algunas mesas de negociación no se convocado en dos años", añadió Moreno, quien no se tapó a la hora de citar el deber de aplicar "medidas correctoras de gestión" en las consejerías de Salud, Educación y en políticas de Dependencia. "Hay un amplio margen de mejora en la interlocución con los sindicatos", resumió.

En la segunda reunión que los agentes sociales mantuvieron ayer con la Junta se trataron fundamentalmente cuestiones relacionadas con la precariedad y la siniestralidad laborales, aunque no faltó la queja de los sindicatos por lo que consideran una mejorable gestión para lograr financiación extraordinaria. "Herramientas hay", lamentó Castilla, quien avisó de la importancia de no perder el tren de los nuevos empleos en el ámbito digital y ecológico.

El presidente de la CEA, Javier González de Lara, trasladó la voluntad del empresariado para "colaborar" con "la política económica, social y presupuestaria" de la Junta y para que Andalucía aplique "un modelo de desarrollo dentro de una unidad de mercado". El dirigente de la patronal andaluza expresó su confianza en el "mucho porvenir" de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios