La baja de la juez María Núñez Bolaños

El juez José Ignacio Vilaplana asumirá la investigación de las macrocausas

  • El magistrado, que llegó como refuerzo en febrero de 2016, continuará la instrucción mientras Bolaños esté de baja

  • La juez sustituta, Bendición Pavón, llevará los asuntos ordinarios del juzgado

El juez José Ignacio Vilaplana, quien asumirá la macrocausas en ausencia de Bolaños. El juez José Ignacio Vilaplana, quien asumirá la macrocausas en ausencia de Bolaños.

El juez José Ignacio Vilaplana, quien asumirá la macrocausas en ausencia de Bolaños. / M. G.

El juez José Ignacio Vilaplana asumirá la instrucción de las macrocausas del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla mientras continúe de baja por motivos de salud la titular del mismo, María Núñez Bolaños.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anunciado el nombramiento de una juez sustituta. Se trata de Bendición Pavón, una sustituta con experiencia que lleva muchos años realizando suplencias en los juzgados de Sevilla. En principio y en función de la duración de la baja de la magistrada, la sustituta desempeñará su labor en el juzgado desde el próximo lunes, día 9, y hasta el 30 de septiembre, aunque podría ampliarse si continua la baja.

Fuentes judiciales han confirmado a este periódico que inicialmente la sustituta se encargará de la tramitación de los asuntos ordinarios del juzgado, lo que hasta ahora venía haciendo el juez de refuerzo José Ignacio Vilaplana, que está en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla desde hace más de tres años, en concreto, desde el 1 de febrero de 2016, tan sólo unos meses después de la llegada de Bolaños a este mismo juzgado.

José Ignacio Vilaplana será, por tanto, quien asuma la instrucción de las macrocausas de los ERE, avales y préstamos de IDEA, los cursos de formación, y el resto de macroprocesos que se investigan en este juzgado mientras se prolongue la ausencia de María Núñez Bolaños. Este reparto puede plantearse formalmente como un acuerdo que debería ser ratificado por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) o, en su defecto, por el presidente del Alto Tribunal andaluz, Lorenzo del Río.

Las fuentes consultadas señalan que lo lógico es que sea Vilaplana, como juez de carrera, quien asuma la instrucción de estas causas más complicadas, mientras que la juez sustituta se encargue del resto de asuntos, aunque no de todos, puesto que Vilaplana continuaría con la instrucción de otros procesos como el que figura como investigado el ex alcalde de Granada Francisco Cuenca, en relación con contratos privados a particulares realizados durante su etapa como delegado de Economía de la Junta para que se inspeccionaran cursos de formación en Economía Social.

La juez María Núñez Bolaños está de baja laboral por motivos de salud desde el pasado martes. La magistrada se había reincorporado el domingo de sus vacaciones y ese día trabajó en servicio de guardia. Sin embargo, el martes volvió a comunicar su baja por motivos de salud. La instructora de las macrocausas ya estuvo de baja entre el 19 de junio y el 16 de julio. A los pocos días de su baja, la Fiscalía Anticorrupción presentó una denuncia contra la magistrada ante el promotor de la acción disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Ricardo Conde.

La juez María Ángeles Núñez Bolaños, en las puertas de la Audiencia Provincial de Sevilla. La juez María Ángeles Núñez Bolaños, en las puertas de la Audiencia Provincial de Sevilla.

La juez María Ángeles Núñez Bolaños, en las puertas de la Audiencia Provincial de Sevilla. / Antonio Pizarro

En esa denuncia, el fiscal jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Alejandro Luzón, acusa a la juez Bolaños de haber llevado la macrocausa de los ERE a una situación de “parálisis”, al sostener que la instructora sólo ha dictado cinco autos de procesamiento de las 182 diligencias previas que se han incoado por el juzgado desde 2016. En su denuncia, la Fiscalía extiende esta situación de parálisis a las macrocausas en las que se investigan las presuntas irregularidades en los avales y préstamos concedidos por la agencia IDEA, y en la de las transferencias de esta misma agencia pública.

La magistrada ya ha enviado sus alegaciones a la denuncia y el asunto está en manos del promotor de la acción disciplinaria, que debe decidir si archiva de plano la misma o abre un expediente disciplinario. De momento, el promotor no ha dictado ninguna resolución, según han confirmado a este periódico fuentes del CGPJ.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios