Carmona

Detenido el autor del crimen de Carmona tras una noche atrincherado en casa de su madre

  • El arrestado degolló un comerciante chino cuando le robaba una 'litrona'

  • Se atrincheró en casa de la madre, donde los agentes entraron a las 8:00 de este domingo.

Comentarios 10

La Guardia Civil detuvo este domingo, a primera hora de la mañana, a Alfonso G. R., el Gonso, como presunto autor del homicidio de Jian Lin Wan, de 51 años, la noche del sábado en Carmona. El sospechoso degolló a la víctima, un comerciante chino que regentaba un bazar en la calle San Pedro, en el centro del municipio, tras una discusión en el que el propietario del negocio le reclamó que le pagara la litrona que había cogido. Luego huyó en un coche propiedad de su madre. Se refugió en casa de ésta y allí se atrincheró.

Durante la noche del sábado amenazó en reiteradas ocasiones a los agentes que rodeaban la casa con un arma de fuego, que llegó a exhibir por una de las ventanas. Aseguraba que tenía "un 44" y los estaba esperando en el interior de la vivienda. Sobre las tres y cuarto de la madrugada arrojó un cóctel molotov, que no llegó a impactar a ninguno de los guardias civiles que rodeaban el domicilio de la madre. Finalmente, sobre las ocho de la mañana, agentes del GRS (Grupo de Reserva y Seguridad, los antidisturbios de la Guardia Civil) pudieron acceder al domicilio y detener al Gonso.

Restos de sangre en una nevera del establecimiento donde tuvo lugar el crimen. Restos de sangre en una nevera del establecimiento donde tuvo lugar el crimen.

Restos de sangre en una nevera del establecimiento donde tuvo lugar el crimen. / Juan Carlos Vázquez

Alfonso G. R., de 35 años, es un delincuente habitual que cuenta con más de cien detenciones en su historial delictivo, la mayoría de ellas por robos con violencia e intimidación. Llevaba menos de un año en libertad tras un paso por la cárcel de cinco años.

El detenido Alfonso G. R., el Gonso. El detenido Alfonso G. R., el Gonso.

El detenido Alfonso G. R., el Gonso.

Los guardias civiles se vieron obligados a esperar toda la noche porque la juez de Guardia no dio la orden de entrada en la vivienda de la madre del sospechoso. La juez emplazó a los agentes a las doce del mediodía de ayer para que ella estuviera presente durante la detención. De hecho, parte del dispositivo se marchó para continuar el servicio en la Feria de Carmona, que se celebra estos días.

Finalmente, en mitad de la noche, la magistrada cambió de opinión y autorizó la entrada de los agentes, después de que los responsables del dispositivo le insistieran en que el delincuente estaba armado y se había atrincherado en la casa.

Sobre las ocho y media de la tarde de este sábado, el Gonso entró armado con un cuchillo en un bazar chino del centro de Carmona y degolló al encargado del local. Todo se originó cuando el presunto asesino cogió una litrona de la nevera de la tienda. El propietario del negocio le exigió que le pagara esta bebida, algo a lo que el delincuente se negó. En ese momento se originó una fuerte discusión que acabó con el ataque mortal a este ciudadano chino, que recibió varias puñaladas.

Según testigos de la escena, el dueño del bazar pudo levantarse. Salió a la calle e intentó perseguir a su agresor, pero de inmediato se desplomó. Pidió ayuda y fue atendido por varias personas que se encontraban en ese momento en el lugar. Al llegar los Servicios de Emergencias lo trasladaron de inmediato al Hospital Virgen Macarena, donde falleció.

Este trágico suceso no acabó aquí. Carmona vivió una auténtica noche de pánico. El asesino huyó en un coche propiedad de su madre, en cuya casa se escondió. En las inmediaciones de esta vivienda -situada en el barrio de San Blas-se puso en marcha un dispositivo para arrestar al Gonso. Este operativo estaba conformado por guardias civiles, agentes negociadores de la Guadia Civil (que pertenecen a la unidad orgánica de la Policía Judicial), agentes de desactivación de explosivos (Tedac) y policías locales de Carmona.

La madrugada fue muy larga. El presunto asesinó se atrincheró en la casa de la madre. Los cuerpos de seguridad allí presentes recibieron varias amenazas. Entre ellas, las de disparar con un "44" a todo aquel que accediera a la vivienda. Lanzó varios objetos para agredir a los agentes. Este domingo se podían ver los cristales rotos de la ventana. Incluso llegó a amanezar con hacer explotar varias bombonas de butano. Ante tal situación, a las cuatro de la madrugada los vecinos de los pisos colindantes fueron desalojados por precaución.

A las 5:20, la juez de Guardia dio la orden de entrada a la vivienda, una indicación que los agentes llevaban esperando desde que el Gonso se atrincheró. La intención de la magistrada era que el arresto se produjera a las doce de la mañana de ayer, cuando ella estuviera presente. Durante las horas en las que se estuvo vigilando el inmueble, las fuerzas de seguridad sofocaron los ánimos de varios compatriotras de la víctima, que acudieron a la zona para tomarse la revancha contra el presunto asesino, quien, finalmente, fue detenido a las 8:00 y trasladado a las dependencias de la Policía Local, donde permanece a la espera de pasar a disposición del juzgado número 3 de la localidad.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios