La instrucción de las macrocausas

La juez Bolaños se reincorpora al juzgado tras su baja por motivos de salud

  • La vuelta al juzgado, que en la práctica se producirá una vez que disfrute de sus vacaciones, tiene lugar después de que el Poder Judicial haya archivado la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción

La juez María Núñez Bolaños, que dividió en piezas la macrocausa de los ERE. La juez María Núñez Bolaños, que dividió en piezas la macrocausa de los ERE.

La juez María Núñez Bolaños, que dividió en piezas la macrocausa de los ERE. / Antonio Pizarro

La juez María Núñez Bolaños se ha reincorporado este lunes a su puesto en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, tras once meses de baja por motivos de salud, si bien la vuelta al juzgado en la práctica está condicionada por las vacaciones que aún tiene que disfrutar. La reincorporación de Bolaños al juzgado se ha producido después de que el promotor de la acción disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) haya tumbado la denuncia que la Fiscalía Anticorrupción presentó contra la magistrada, acusándola de llevar a la "parálisis" la causa de los ERE.

La juez María Núñez Bolaños estaba de baja laboral por motivos de salud desde el 3 de septiembre de 2019, aunque con anterioridad había estado de baja también entre  el 19 de junio y el 16 de julio de ese mismo año. En su ausencia, la instrucción de las macrocausas ha quedado de nuevo en manos del juez de refuerzo José Ignacio Vilaplana, que ha estado tomando declaraciones y dictando las resoluciones en las distintas piezas separadas de los ERE y del resto de las macrocausas. 

La reincorporación de Bolaños al juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla hará necesario que se firme un armisticio con los fiscales, tras la declaración de guerra que supuso la presentación de la denuncia contra la magistrada.

La cuestión está en si la partes enfrentadas alcanzarán ese necesario acuerdo o tendrá que intervenir la Sala de Gobierno del TSJA para acordar alguna solución imaginativa, como ha ocurrido en el pasado reciente en este mismo juzgado.

La juez María Núñez Bolaños realizó un extenso informe en contestación a la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción en el que apuntó que con la misma el Ministerio Público quería "apartarla" de la instrucción de las macrocausas en las que la instructora no compartía los criterios de la acusación pública.

La magistrada explicaba en ese documento, que está incorporado al informe elaborado por el promotor de la acción disciplinaria que ha archivado la denuncia de la Fiscalía, que la forma de tramitar o de llevar los procedimiento ha sido "igual en todas sus causas, la carga de agenda y señalamientos los mismos", y así señalaba que lo que distingue los ERE o Avales de Mercasevilla o los cursos de formación "es la falta de criterio coincidente entre el Ministerio Fiscal y esta Instructora, es la discrepancia jurídica entre el Ministerio Fiscal y la Instructora en ERE y Avales".

El promotor de la acción disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ricardo Conde, archivó el pasado 24 de julio las diligencias informativas abiertas a María Núñez Bolaños, a raíz de la denuncia presentada por la Fiscalía Anticorrupción. El promotor de la acción disciplinaria señaló que, según recoge el informe del Servicio de Inspección del CGPJ, una vez que se puso en marcha, "la instrucción de todas las piezas se desarrolló con buen ritmo y transcurrió con normalidad, dándose respuesta a las peticiones de las partes y tramitándose los recursos en tiempos razonables".

Por tanto, "no cabe inferir esa pasividad intencional o el descuido injustificable en el comportamiento de la denunciada, al haberse verificado coyunturas impeditivas del correcto funcionamiento que hubiera sido deseable", precisó en alusión a la denuncia presentada por el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, tras el informe realizado por los seis fiscales delegados de Anticorrupción en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios