Algeciras

El referéndum de Grecia pone de nuevo al euro al borde del abismo

  • La propuesta de Papandreu de convocar una consulta sobre el plan de rescate europeo siembra el pánico en las Bolsas y en los mercados de deuda · El Íbex se hunde un 4,19% y la prima de riesgo sube a 375 puntos

Comentarios 1

Grecia abre de nuevo la caja de Pandora. Tras la recuperación de la semana pasada, las principales bolsas del mundo se desplomaron ayer a consecuencia del sorpresivo anuncio del Gobierno heleno de que someterá a plebiscito el nuevo plan de rescate europeo.

Las plazas de Fráncfort, París, Milán, Madrid y Londres cerraron en rojo en medio de la incertidumbre y el temor de que un "no" de los griegos deje al país en suspensión de pagos con consecuencias devastadoras para la Eurozona.

El Dax para los 30 principales valores de Alemania cedió un 5%, mientras que el CAC 40 de París perdió un 5,38%. Las mayores pérdidas las sufrieron la bolsa de Atenas, que se replegó un 6,92%, y la de Milán, con una caída de 6,80%, mientras que el FTSE 100 de Londres se vio menos perjudicado, con un retroceso de 2,21%. El Íbex español no se quedó atrás y perdió un 4,19%, en lo que supone su sexta mayor caída del año.

El parqué de Nueva York también abrió a la baja, un mercado que ya había cerrado en rojo el lunes. Y varias bolsas asiáticas también cayeron: la de Tokio cedió un 1,70% y la de Hong Kong un 2,49%.

El sector más castigado fue el de los bancos, en especial de los franceses y alemanes, que tienen mayor exposición a la deuda pública griega. En el caso del sector bancario galo, las pérdidas fueron de entre el 15 y el 17%, mientras que en el germano oscilaron entre el 7 y el 10%.

El nerviosismo y el temor a que la crisis griega contagie a otros países llevó también a un aumento de las primas de riesgo de varios países, especialmente de Italia y España. La italiana alcanzó el nivel más alto desde la introducción del euro -ver texto adjunto-, mientras que la española escaló 25 puntos hasta los 375. El bono alemán se situó por debajo del 2%, confirmando su papel de valor refugio.

El Banco Central Europeo (BCE) se lanzó a comprar deuda pública de Italia y España para contarrestar las subidas. También Francia, un país que no estaba en el punto de mira, vio aumentar su prima de riesgo (hasta los 121 puntos).

El euro, que subió a 1,40 dólares después de que los europeos aprobasen un nuevo paquete de rescate para Grecia, cedió terreno de forma marcada para quedar casi cuatro décimas por debajo del cambio oficial del lunes, en 1,3627 dólares.

Grecia, el epicentro de la crisis de deuda soberana en Europa, es el eje del acuerdo anticrisis que aprobaron en la madrugada del jueves los jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona, y pese a haber sido saludado como la salvación del país por el propio primer ministro griego, Yorgos Papandreu, éste ha puesto pocos días después en riesgo todo el plan europeo y provocado más nerviosismo en los mercados financieros del Viejo Continente.

El plan anticrisis europeo está interconectado con el segundo rescate griego, que asciende a 100.000 millones de euros o a 130.000 millones si se tiene en cuenta que la Eurozona aportará 30.000 millones en garantías a los acreedores privados para que acepten condonar a Grecia el 50% de la deuda (100.000 millones).

Sin rescate griego, todo el acuerdo está en peligro, pues prepara a la banca ante un impago de Grecia y el impacto de la deuda soberana de países con problemas con una recapitalización de 106.447 millones de euros -incluidos 30.000 millones para las entidades griegas- y eleva la capacidad del fondo de rescate europeo a un billón de euros para servir de cortafuegos y prevenir el contagio a economías más grandes, como Italia y España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios