SUCESOS

Un motorista de 15 años siembra el pánico en una comunión durante una temeraria huida de la policía en Algeciras

Un motorista haciendo el 'caballito'.

Un motorista haciendo el 'caballito'. / E.S.

Agentes de la Policía Local de Algeciras han interceptado a un joven de 15 años que conducía un ciclomotor de manera temeraria y que puso en grave riesgo la integridad de los viandantes y otros conductores durante una disparatada persecución en la que también colaboraron efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Local de Los Barrios.

Los hechos se produjeron cuando los agentes que se encontraban de servicio en el polígono industrial La Menacha fueron alertados por unos ciudadanos de que en la avenida Caetaria había una gran concentración de menores de edad con motocicletas realizando maniobras peligrosas, por lo que se desplazaron hasta allí.

Los jóvenes, al percatarse de la presencia policial, comenzaron a marcharse en sus vehículos de manera tranquila, excepto dos de ellos que, a bordo de un ciclomotor, emprendieron la huida a gran velocidad y sin respetar ninguna norma de tráfico, obligando a otras personas a esquivarlos para no ser atropelladas.

Los agentes comenzaron la persecución por las calles del polígono haciendo uso de los sistemas luminosos y sonoros del vehículo policial, avisos a los que los jóvenes, que tampoco portaban los cascos obligatorios, hicieron caso omiso. Muy al contrario, aumentaron la velocidad, lo que desencadenó que otros conductores que circulaban por la zona tuviesen que realizar frenadas o giros bruscos para evitar una colisión.

La dotación policial solicitó refuerzos que se unieron a la persecución, momento en el que los jóvenes salieron del polígono para tomar la carretera comarcal CA-9209, vía en la que se encontraba una patrulla de la Guardia Civil actuando en un accidente de tráfico. Uno de los agentes, al comprobar la situación, se situó en el centro de la calzada para dar el alto al conductor de la moto, teniendo que apartarse de su trayectoria para no ser arrollado.

El ciclomotor se desvió entonces por un carril de albero y accedió a una finca en la que se estaba celebrando una comunión. Allí dio varias vueltas entre los invitados y puso en peligro a los mismos. Tras abandonar el recinto, siguieron por la carretera en dirección a Benharás ya que, en sentido Los Barrios, se encontraba una patrulla de la Policía Local de ese municipio cortando el tráfico después de ser avisada por la Jefatura algecireña.

Las patrullas de ambas localidades se colocaron detrás de la moto, que cogió el carril de acceso a una parcela sin salida, momento en el que los dos jóvenes tiraron el vehículo e intentaron huir a pie, siendo interceptados por los agentes.

El conductor, de 15 años y sin ningún permiso de conducir, reconoció que el ciclomotor, que también carecía de seguro obligatorio, no era suyo, por lo que fue retirado por el servicio de grúa municipal y trasladado al depósito de vehículos. El joven fue llevado a Jefatura desde donde se localizó a su madre, que se personó para hacerse cargo del menor, siendo informados ambos de la obligación de comparecer ante la Fiscalía de Menores de Algeciras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios