Juicio Los cargos de Algesa aceptan una condena de 720 euros por la tentativa de venta de la ropa falsificada

  • El gerente, el jefe de servicio y el jefe de taller llegan a un acuerdo de conformidad previo al juicio para ser multados por el delito contra la propiedad industrial

  • La Fiscalía solicitaba originalmente una condena de año y medio de prisión

El gerente de Algesa, M. L. L., a la izquierda, llega junto a sus abogados al Palacio de Marzales, este lunes. El gerente de Algesa, M. L. L., a la izquierda, llega junto a sus abogados al Palacio de Marzales, este lunes.

El gerente de Algesa, M. L. L., a la izquierda, llega junto a sus abogados al Palacio de Marzales, este lunes. / Jorge del Águila

Los tres cargos de la empresa municipal Algesa acusados de intentar vender ropa falsificada que deberían haber destruido han aceptado este lunes ser condenados a 720 euros de multa por la comisión de un delito contra la propiedad industrial en grado de tentativa.

Los tres directivos han alcanzado un acuerdo de conformidad previo a la celebración de la primera de las tres sesiones programadas para la vista ante el Juzgado de lo Penal número 2 de Algeciras. Todos han asumido la integridad de los hechos que se les imputaban tras la rebaja de la condena propuesta por la Fiscalía, al valorar el grado del delito como tentativa, el más bajo de los tres posibles.

Por tanto, no se ha celebrado la vista oral que tenía previsto sentar en el banquillo al gerente de Algesa, M. L. L., al jefe de servicio J. J. G. V. y al jefe de taller J. M. C. M. Ahora, el titular del Juzgado deberá redactar y emitir la sentencia condenatoria en los términos pactados por las partes. En el grado de tentativa para este tipo de delitos también hay penas previstas de prisión, si bien al ser inferiores a los tres meses imperativamente la ley pide su conmuta por multa.

El Ministerio Público, representado por el fiscal Juan Cisneros, pedía originalmente una condena de un año y medio de prisión para cada uno, una multa de 15 meses con una cuota diaria de 12 euros y una indemnización para las marcas perjudicadas.

El artículo 16 del Código Penal establece que hay tentativa cuando el sujeto da principio a la ejecución del delito directamente por hechos exteriores, practicando todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el resultado, y sin embargo, éste no se produce por causas independientes de la voluntad del autor. En este caso, se considera que hubo tentativa porque fueron detenidos antes de consumar la venta de las prendas.

El caso se remonta al 17 abril de 2012, cuando el Servicio de Vigilancia Aduanera detuvo a los tres directivos de Algesa conduciendo tres vehículos en los que llevaban ropa y complementos que habían sido decomisados y que habían sido depositados en el punto limpio de Algesa en Los Guijos. En total, había 3.410 objetos entre ropa, gafas, relojes y bolsos de marcas de renombre. De haber consumado la venta, el beneficio obtenido hubiera alcanzado los 32.356,20 euros, según el escrito de acusación de la Fiscalía. Las prendas estaban tasadas en 226.000 euros.

El gerente aseguró al ser arrestado que las prendas iban a ser donadas a una asociación de mujeres maltratadas. Los otros dos acusados dijeron entonces que se dirigían al vertedero con la carga pero finalmente habían decidido trasladarla a las instalaciones de Botafuegos porque se les había hecho tarde. Los investigadores apuntaban, por el contrario, que habían seleccionado la ropa con la intención de venderla en el mercado negro sin el consentimiento de las marcas.

El acuerdo de conformidad entre la representación letrada de los tres acusados, la Fiscalía y el tribunal se ha alcanzado tras dos horas y media de negociación. El arranque del juicio estaba programado para las 10:00, mientras que el acuerdo se ha ratificado a las 12:30.

Fuentes de la defensa de los procesados han explicado que el acuerdo se ha alcanzado pese a que los tres acusados insistían en ir a juicio para tratar de defender su inocencia

En el patio del Palacio de Marzales, que acoge las sedes judiciales de lo Penal de Algeciras, además de los tres procesados se han dado cita familiares de los directivos, quienes han insistido en defender la inocencia de sus allegados, así como trabajadores de Algesa, extrabajadores de la empresa y delegados sindicales. El juicio llevaba años pendiente de su celebración, con hasta seis aplazamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios