Algeciras Un dique de apoyo y la aportación de arena, solución al retroceso de la playa del Rinconcillo

  • El estudio del Instituto de Hidráulica de la Universidad de Cantabria plantea estabilizar la playa con una actuación a largo plazo

  • El Puerto iniciará en el segundo trimestre un trasvase de 90.000 metros cúbicos de arena del Sur al Norte de la playa

Las tres alternativas para solucionar el basculamiento de la playa del Rinconcillo

Las tres alternativas para solucionar el basculamiento de la playa del Rinconcillo / IHCantabria

La solución al basculamiento de la playa del Rinconcillo de Algeciras, que vacía de arena la parte Norte y la acumula en la Sur, pasa por la construcción de un dique de apoyo y la aportación de arena a lo largo de costa. Con ella se conseguiría una playa de mayor ancho que quedaría estabilizada, protegiendo de nuevo las dunas y zona de viviendas que en la actualidad sufren fuertes daños durante los temporales de levante. Esa es la conclusión principal del amplio estudio realizado por el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, por encargo del Puerto de Algeciras, sobre la dinámica del Rinconcillo, que plantea distintas variantes de esa solución como propuesta a largo plazo para combatir la erosión, pero también recomienda realizar a corto plazo un trasvase de arena en la playa.

El Estudio de la dinámica litoral de la Playa del Rinconcillo y propuesta de medidas correctoras, que se ha presentado este viernes a representantes de las administraciones, vecinos, ecologistas y medios de comunicación, hace un análisis de la morfología, dinámicas marinas y causas de basculamiento de la playa para formular finalmente una propuesta de actuación que solvente de forma definitiva la progresiva desaparición de la parte Norte de la playa. Un problema que se cuantifica: en esa zona Norte, la línea de costa retrocede una media de 0,9 metros al año, con el movimiento de unos 12.000 metros cúbicos de arena anuales desde ahí hacia el puente del Puerto de Algeciras. Si no se actúa, advierte el estudio, esa zona perderá hasta 35 o 40 metros.

Para evitarlo, se plantean tres soluciones técnicas, todas ellas viables. La primera consistiría en la construcción de un dique de apoyo en la parte Sur y la aportación de 325.000 metros cúbicos de arena a lo largo de la playa. Una segunda alternativa desplaza el dique a la parte media de la playa, en forma de L, y requeriría 160.000 metros cúbicos de arena. En una tercera opción, a ese dique en forma de L lo acompañaría un dique exento sumergido frente a la zona más deteriorada de la playa y requeriría 110.000 metros cúbicos de arena. La cantidad de arena a utilizar no es un factor menor, destacan los autores del estudio: la arena es un bien escaso y lo va a ser aún más con la subida del nivel del mar. "Buscar arena, no desperdiciarla, debe ser una prioridad para todo el litoral andaluz, no solo para el Rinconcillo", ha destacado Raúl Medina, director general del Instituto. 

Cualquiera de las tres opciones supondría la estabilización de la playa de forma definitiva y tienen ventajas y desventajas, que tendrán que ser analizadas antes de decidirse por una de ellas. Pero son soluciones a largo plazo, por lo que mientras se realiza la selección y tramitación de la alternativa elegida, los técnicos plantean una solución a corto: un trasvase de arena de Sur a Norte. Una actuación que, según ha explicado el presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce, ya está en tramitación; el Puerto prevé iniciar en el segundo trimestre el movimiento de unos 90.000 metros cúbicos de arena, una actuación con un presupuesto de 600.000 euros y en la que se tendrán en cuenta “la minimización de las posibles molestias y los requerimientos ambientales establecidos por la Junta de Andalucía y la Demarcación de Costas”.

Búnker de la playa del Rinconcillo Búnker de la playa del Rinconcillo

Búnker de la playa del Rinconcillo / Andrés Carrasco (Algeciras)

Por otra parte, la APBA va a adjudicar en las próximas semanas las obras de recalce del búnker de la playa, valoradas en 40.000 euros. “Esperemos que para los primeros días del mes de marzo podamos ejecutar esta actuación”, ha remarcado Landaluce, quien también ha destacado el "compromiso con el desarrollo sostenible" de todas las actuaciones de la APBA, formalizado con la adhesión de la institución a la Agenda 2030 de la Red Mundial de Ciudades Portuarias (AIVP). 

En cuanto a la solución a largo plazo, Landaluce ha anunciado que el estudio ha sido presentado tanto a la Demarcación de Costas Andalucía Atlántico del Ministerio para la Transición Ecológica como a la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, organismos con los que la APBA trabajará de manera coordinada para seleccionar la alternativa idónea y para avanzar en las fases de proyecto, tramitación ambiental y ejecución de las actuaciones, en una zona que es de dominio público marítimo-terrestre.

Las causas

El estudio también ha analizado las posibles causas del basculamiento de la playa con una conclusión: entre otros factores que afectan a la dinámica del Rinconcillo, ha sido el avance de las infraestructuras portuarias el que ha marcado el progresivo aumento de ese basculamiento. Como ha explicado el responsable del grupo de Ingeniería y Gestión de Costas del Instituto, Mauricio González, "con cada avance del Puerto ha ido habiendo más retroceso parte Norte y avance en el Sur". El mayor impacto en la dinámica de las corrientes se generó con la obra del espigón, se detecta en 1998. En cambio, el dique de Isla Verde no ha supuesto ningún cambio.

Pero no es el único factor que afecta a la dinámica del Rinconcillo. También se ha estudiado el efecto de la regulación del río Palmones con la construcción de la presa de Charco Redondo. Eso disminuye el aporte de sedimentos que el Palmones hacía a la playa, 4.000 metros cúbicos al año, algo que según este estudio no es relevante en cuanto al basculamiento pero sí ha afectado en la configuración del delta del río.

Otro elemento analizado es la construcción de viviendas sobre el cordón dunar, que impide la reposición de arena. Esto no influye directamente en el basculamiento, explican los expertos, pero sí en el problema que padecen los residentes en cada temporal. Existe una variación de la línea de costa entre invierno y verano (la playa retrocede hasta 10 metros) que afecta a las viviendas. Estas se quedan desprotegidas ante los temporales al faltar la duna, que no deja de ser un depósito de arena.

Satisfacción vecinal

Los representantes vecinales asistentes a la reunión mostraron su satisfacción con el trabajo realizado. Desde las asociaciones de vecinos El Embarcadero y Alfredo Zanalegui y la plataforma Salvemos Rinconcillo se agradeció al Puerto el trabajo realizado.

A la convocatoria de la APBA han asistido de forma telemática el alcalde de Algeciras, junto a representantes del equipo de Gobierno y portavoces de los grupos municipales del Ayuntamiento de Algeciras; Demarcación de Costas; Subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía; la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible; las asociaciones de vecinos Alfredo Zanalegui y El Embarcadero, plataforma Salvemos Rinconcillo; grupos ecologistas Agaden y Verdemar; Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar; así como los medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios