Coronavirus Más de doscientos enfermos de Covid llenan los hospitales de Algeciras y La Línea

Una sanitaria en la puerta de Urgencias del hospital de La Línea Una sanitaria en la puerta de Urgencias del hospital de La Línea

Una sanitaria en la puerta de Urgencias del hospital de La Línea / Erasmo Fenoy

Los hospitales del Campo de Gibraltar están inmersos por completo en una tercera oleada que va llenando sus plantas a una velocidad desconocida anteriormente. En el Punta de Europa, más de 120 personas están hospitalizadas en las distintas plantas por la Covid, mientras que otras 15 reciben cuidados intensivos. En La Línea, el número de ingresados se mantiene en el entorno de los 70 a pesar de los fuertes aumentos vividos. Y en ambos centros los profesionales están a la expectativa ante una situación que, de seguir al alza, puede requerir derivaciones o la activación de la residencia de Tiempo Libre linense para hacer frente a la atención a los pacientes no solo Covid, sino de otras patologías.

En el caso del hospital de Algeciras, la falta de espacio es cada vez más evidente tras la progresiva ocupación de alas para los infectados por el coronavirus en las últimas semanas. El centro tiene ya varias plantas ocupadas o en previsión de ocuparse por estos enfermos. Las primeras zonas en destinarse a ellos fueron las de Traumatología, Cirugía y Alta frecuentación, en la segunda planta. También se habilitó un ala en la primera planta provocando la denuncia de Csif por su cercanía con Neonatología. La cuarta planta, de Medicina Interna, está ya ocupada por enfermos Covid y también se ha reconvertido la quinta, de Oncología y Hematología, después de que se descubriera un brote que ha afectado a al menos una docena de pacientes (varios de los cuales han fallecido) y una decena de trabajadores. Esta mañana se estaba estudiando dedicar también la sexta planta, de Medicina Interna, a estos pacientes. Solo la tercera, Especialidades, quedaría libre de la pandemia. Por ahora. 

Ante el elevado número de pacientes, se ha optado por convertir en dobles las habitaciones Covid, solo permanecerán individuales la de los enfermos sospechosos de padecer la enfermedad pero todavía no confirmados. Una situación que complica aún más el trabajo de unos sanitarios que se confiesan agotados y que, según fuentes hospitalarias, consideran que las decisiones de ampliación de espacios Covid no se están tomando con la planificación suficiente. Una cuarentena de ellos están enfermos y otra veintena aislados por la enfermedad, según datos oficiales. No son muchos, aseguran desde dentro, para como está el hospital y las condiciones en las que están trabajando.

Por otra parte, en el ambiente queda la pregunta de qué pasará si siguen llegando pacientes. La planificación oficial pasa por derivarlos al Hospital San Carlos de San Fernando, donde ya han sido llevados algunos y mayores de la residencia municipal de San Roque. Pero este centro también atiende las necesidades de otros centros de la provincia. En el plan 4.500 de la Junta de Andalucía se contempla la posibilidad de convertir en recurso asistencial la residencia de tiempo libre de La Línea, pero a los trabajadores no se les ha comunicado un plazo o límite para la activación de este u otro recurso. La Junta, por otra parte, trabaja ya en un plan 7.000 ante el fuerte ritmo de contagios.

En el caso del hospital linense, la presión asistencial se mantiene estable esta semana después de que la pasada registrase una elevada demanda en Urgencias, con más de 200 asistencias diarias cuando la media normal es de 110 o 120. Esta mayor demanda llegaba en paralelo a un fuerte aumento de casos de coronavirus; la mayor parte de los enfermos presentaban una patología respiratoria. 

En el hospital linense hay una media de 70 pacientes en los últimos días, de los que una decena están en la UCI  y otros 6 en cuidados intermedios. El resto está en la planta cuarta, de Medicina Interna, que ya está completamente destinada a enfermos Covid. En el caso de La Línea, no hay problemas de falta de espacio, hay de sobra en el centro. El problema es la falta de personal: la bolsa de Enfermería está vacía y la plantilla está ya agotada, doblando turnos para cubrir los huecos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios