Coronavirus Acaip solicita cribados entre los trabajadores de la cárcel de Botafuegos para evitar brotes

  • El sindicato denuncia que la enfermería del centro penitenciario está casi al máximo de su capacidad y que muchos funcionarios pasan la cuarentena sin que se le realice un test

La cárcel de Algeciras. La cárcel de Algeciras.

La cárcel de Algeciras. / E.S.

El sindicato de prisiones Acaip-UGT ha solicitado este miércoles una serie de medidas para paliar los problemas sanitarios existentes en la cárcel de Botafuegos de Algeciras, entre ellos una petición de un cribado de pruebas diagnósticas de coronavirus entre los trabajadores de la prisión algecireña y del resto de la provincia de Cádiz.

A principios de esta semana, representantes de Acaip-UGT mantuvieron una reunión con la subdelegada de la Junta de Andalucia en el Campo de Gibraltar, Eva Pajares, para trasladarle los problemas que aquejan al Centro Penitenciario de Botafuegos y solicitarle que los eleve a la Consejería de Salud.

Desde el sindicato, reclaman que, dado que el personal de Instituciones Penitenciarias ha sido declarado servicio esencial por el Ministerio de Sanidad, es conveniente reforzar la vigilancia sanitaria en las prisiones.  "Todos sabemos que las prisiones son instituciones cerradas y que los brotes en su interior podrían tener gravísimas consecuencias, tanto de seguridad como sanitarias, para trabajadores e internos", han reclamado en un comunicado.

Por ello, piden que se proporcione, un remanente suficiente de test de antígenos a los sanitarios de los diferentes Centros Penitenciarios de la provincia (Botafuegos-Algeciras, Puerto 1, Puerto 2, Puerto 3, CIS de Algeciras y CIS de Jerez), destinados a frenar los posibles brotes que se puedan originar entre los trabajadores penitenciarios y reclusos. El sindicato ha recordado que una parte de la plantilla está cercana a los 60 años o los supera, lo que hace a este colectivo todavía más vulnerable al coronavirus.

Acaip ha señalado que se han detectado un gran número de positivos desde junio en las prisiones gaditanas, con más de 60 positivos, obligando a poner en cuarentena a un gran número de reclusos. "Botafuegos tiene la enfermería casi al máximo de su capacidad, ocupada por internos que regresan de permiso contagiados y otros muchos que permanecen en cuarentena; el establecimiento también cuenta con varios funcionarios que han dado positivo al virus, así como numerosos trabajadores que pasan la cuarentena sin que se les hagan test, ni pasen control sanitario alguno e incorporándose de nuevo al trabajo, pero a ciegas y con la posibilidad de poder contagiar", ha añadido Acaip.

"Es de vital importancia el cribado de los trabajadores que acceden a la prisión, porque se detectarían casos que pudieran producir brotes y minimizaríamos riesgos", han remarcado. Acaip también ha solicitado a la Junta el impulso de la Ley 2003 de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, por el que se debiera haber transferido la Sanidad Penitenciaria a Andalucía en un plazo máximo de 18 meses.

"Este impulso vendría a poner fin a los múltiples problemas que encuentran día a día, Facultativos, ATS y Auxiliares de Enfermería en el desempeño de su trabajo, donde existen carencias en Recursos Humanos, Medios materiales, así como diferencias notables de carácter laboral, dispensando con ello en una mejor atención sanitaria a la totalidad de la población reclusa", ha finalizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios