Educación

La ampa del colegio Campo de Gibraltar lamenta que el curso vaya a empezar con un patio cerrado

  • Lleva diez años sin poder usarse y los padres denuncian que los alumnos estarán hacinados en plena pandemia

El patio del colegio Campo de Gibraltar, aún vallado. El patio del colegio Campo de Gibraltar, aún vallado.

El patio del colegio Campo de Gibraltar, aún vallado. / E. S.

La asociación de madres y padres del colegio público Campo de Gibraltar, en Algeciras, lamenta que el centro comenzará el curso escolar con un patio cerrado, el que lleva diez años sin poder usarse. Desde diciembre de 2010 el alumnado de primero y segundo de Primaria, señala la ampa, comparte espacio con los alumnos de tercero y cuarto en un patio que desde entonces está hacinado. "Hecho para 150 niños y niñas como máximo, este patio alberga hoy a más de 300", indica la entidad. 

La ampa Gibralcampo considera que "no es la mejor situación para que el colegio vuelva a abrir en septiembre en la actual situación de pandemia por coronavirus" y espera "la iniciativa de las autoridades de la Delegación de Educación de la Junta para saber a qué atenernos".

La junta directiva de la asociación recuerda que ha convocado manifestaciones desde noviembre de 2019 "sin que hasta el momento hayan dado resultado las reivindicaciones". "El pleno municipal ha aprobado desde diciembre de 2019 dos mociones para arreglar el colegio y la Junta también ha anunciado algo, pero en la práctica, de momento, nada de nada. El muro del patio cerrado sigue igual, sin arreglarse, y el recinto con las vallas impidiendo el paso. Y las gradas del campo de deportes continúan con los mismos boquetes de siempre, sin que se haya cumplido lo exigido por la Inspección de Trabajo, que el 5 de marzo pasado dio un plazo de tres meses para que se arreglaran en ella todos los desperfectos", indica la ampa.

La asociación señala que es "completamente falso" que hayan comenzado las obras para reformar el colegio, como se ha dicho en algunos medios. "Como muestran las fotos que adjuntamos, hechas el 22 de agosto, lo único que se ha hecho allí es poner un parchecito de hormigón, mal puesto, en una parte de la entrada donde había piedras levantadas. Pero pare usted de contar. En dos supuestas semanas de trabajo lo único que han hecho allí los de la brigada municipal es echar ese hormigón y reparar las losetas de un cuarto de baño", afirma la entidad.

La ampa desmiente de esta manera a la concejal de Educación, Laura Ruiz. "En menos de quince días, la concejala de Educación ha hecho tres notas de prensa con fotos de ella misma en el mismo parche para decir que ya ha empezado la reforma del colegio. Esta concejala también dice que nuestra asociación está manipulada, cuando es ella misma la que quiere hacernos creer que están haciendo algo cuando en realidad no han hecho nada. Es falso que hayan comenzado las obras de reforma del colegio, lo sabe ella perfectamente, pero dice lo contrario. Cuando comiencen las obras nosotros seremos los primeros en decirlo, pero de momento, nada de nada", explican los representantes de padres y madres.

"Vamos a seguir insistiendo hasta que no veamos a los albañiles derribando el muro viejo y haciendo el nuevo. Y advertimos a la Junta y al Ayuntamiento: la situación generada por la pandemia del Covid-19 exige que reparen de manera urgente el muro y vuelvan a abrir el patio cerrado para uso del alumnado. Y exige también que arreglen las graves deficiencias detectadas por la Inspección de Trabajo en las gradas del patio de deportes, además de otras muchas deficiencias que el colegio tiene y que ellos conocen perfectamente. Insistimos: nuestra asociación está muy escarmentada y curada de espantos. Ya no nos paran unas simples palabras o unas simples declaraciones grandilocuentes en prensa. Queremos hechos, no palabras", sentencia la ampa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios