Algeciras

Los coches clásicos, encantos rodantes en Algeciras

  • La estrella del circuito de Apymeal ha sido un Mercedes 170 matriculado en 1952 propiedad de Hamido, conductor profesional, y su hermano Mustafa

Dos bailarines de La comarca del swing con uno de los coches clásicos en la plaza Verboom de Algeciras Dos bailarines de La comarca del swing con uno de los coches clásicos en la plaza Verboom de Algeciras

Dos bailarines de La comarca del swing con uno de los coches clásicos en la plaza Verboom de Algeciras / Jorge del Águila

Los coches clásicos han encantado este sábado en Algeciras. Decenas de personas han seguido el recorrido del II Circuito de estos automóviles desde su salida en el recinto ferial hasta la llegada a la plaza de Verboom, lugar en el que los propietarios de estas máquinas han compartido vivencias y conocimientos con ciudadanos y curiosos. Además, los bailarines de La comarca del swing han hecho con sus bailes las delicias de quienes se han acercado al desarrollo de una iniciativa organizada por la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Apymeal) y con la que ha colaborado el Ayuntamiento. 

Los miembros del Club de Coches Clásicos Campo de Gibraltar han expuesto casi una veintena de sus automóviles. Uno de ellos era un Mercedes 170 negro precioso que popularmente es conocido como el "lolaflores" por el sonido del motor que lleva. Emite un característico tac tac que recuerda al taconeo del baile de la universal artista jerezana. Este ejemplar fue matriculado en 1952. 

Hamido junto al Mercedes 170 de 1923, más conocido como un "lolaflores" Hamido junto al Mercedes 170 de 1923, más conocido como un "lolaflores"

Hamido junto al Mercedes 170 de 1923, más conocido como un "lolaflores" / JMS

"Es una joya. Lo compramos destrozado hace siete años. Y con mucha paciencia y echándole su dinerito lo hemos dejado como está ahora", señala Hamido, que es precisamente conductor profesional del Ayuntamiento de Algeciras y copropietario, junto a su hermano Mustafa, de esta maravilla con la puerta del capó que se abre en acordeón, la tapicería impoluta, embellecedores de madera y al que él permite sin problemas subirse a niños y mayores para que se hagan fotos. "No lo alquilamos para las bodas, lo prestamos pero somos nosotros los que tenemos que ir al volante. Mustafa siempre lleva el peso de cada restauración", bromea un Hamido que reafirma que este es su ocio y el de su hermano. 

Ambos son también dueños de un Fiat 1300 blanco con matrícula de Ceuta que data de 1964. Era un vehículo muy del gusto de los militares y que abundaba en esa época en la ciudad norteafricana.

Los expositores han enseñado otras reliquias en perfecto estado de revista: un célebre escarabajo de Volkswagen (cuyos más recientes modelos han dejado de fabricarse este mismo año después de décadas de las cadenas de montaje), un Peugeot 203, Ford Mustang, Morris, varios Renault 4 (los conocidos cuatro latas), Citroën 2 CV (dos caballos), un larguísimo Cadillac y el mítico Seat 600 que no podía faltar. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios