URBANISMO

El Ayuntamiento de Algeciras promueve la venta forzosa del solar de la Casa Millán, en la Plaza Alta

La Casa Millán tapada con una lona amarilla, en la Plaza Alta.

La Casa Millán tapada con una lona amarilla, en la Plaza Alta. / Erasmo Fenoy

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Algeciras ha acordado iniciar un procedimiento administrativo a los propietarios de la antigua Casa Millán para declarar su incumplimiento del deber de edificar en esta parcela ubicada en la esquina de la Plaza Alta junto a la iglesia de La Palma.

El servicio de gestión urbanística y patrimonio municipal del suelo otorga ahora a los dueños unos días para formular alegaciones y presentar los documentos y justificaciones que estimen pertinentes.

Como avanzó Europa Sur, el Consistorio culminará este proceso en un máximo de seis meses, lo que permitirá la inclusión de la finca, de titularidad privada y que actualmente carece de mantenimiento, en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas, en el que deberá permanecer un año antes de que se adopten otras medidas, como la venta forzosa mediante una subasta o la ejecución subsidiaria por parte de la administración local.

Este registro, creado el pasado año, es una herramienta que tiene por objetivo fomentar la edificación en suelo urbano y eliminar la imagen prolongada de dejadez que proyectan las edificaciones ruinosas y las parcelas abandonadas que hay en Algeciras. Esta declaración facilita la intervención de terceros que puedan sustituir al propietario que incumple sus deberes de edificar o rehabilitar.

Obligación de edificar

Cabe recordar que la Casa Millán, en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, lleva ya dos décadas cubierta con una malla, sin que avancen los trabajos de rehabilitación que comenzaron de manera infructuosa en el verano de 2019 y que se frenaron tras la pertinente intervención arqueológica.

El Ayuntamiento indicó entonces a la propiedad que ejecutase una serie de acciones que asegurasen la estabilidad del inmueble, además obras de conservación y mantenimiento en la fachada catalogada -único elemento del original que queda en pie de lo que era una de las escasas muestras de edificios del siglo XIX en el centro de la ciudad- y, finalmente, el desarrollo de medidas para mantener las condiciones de salubridad y ornato de la finca.

Como la propiedad no ejecutó las exigencias descritas, alegando que económicamente eran inviables, de forma paralela, Urbanismo puso en marcha otro expediente sancionador contra la titularidad, a la que le fueron impuestas diez multas coercitivas, al tiempo que suspendió la licencia de obras concedida en su momento.

Sin embargo, en caso de producirse la venta forzosa del solar de la Casa Millán en los próximos meses, el nuevo comprador tendría la obligación de edificar y se encontrará con las demandas municipales anteriormente enumeradas. 

Fuentes conocedoras de la situación del edificio han informado a este periódico que los actuales propietarios han ofrecido al Ayuntamiento de Algeciras donar la Casa Millán y su parcela en el estado actual, así como permutar el edificio a favor del Consistorio con la fachada y el techo terminados, sin haber obtenido una respuesta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios