Naturaleza

Un tiburón merodea por el Puerto de Algeciras

  • Un usuario de TikTok graba en vídeo lo que parece ser un tiburón zorro, una especie protegida muy difícil de ver

Tiburón zorro en el Puerto de Algeciras.

Un tiburón zorro se ha dejado ver en los últimos días en los muelles del Puerto de Algeciras. No es tan extraño que los escualos, y otros como los delfines, se adentren en la zona portuaria siguiendo la estela de los barcos y después les cueste trabajo encontrar el camino de salida. Pero este es una especie muy difícil de ver porque quedan pocos y normalmente nadan en aguas muy profundas

El que se ha visto en Algeciras lo ha capturado en vídeo el usuario de TikTok Javier Palenzuela.

@javierpalenzuelas

tiburón Puerto algeciras

♬ sonido original - Javier Palenzuela Sanchez

Tiene aproximadamente dos metros de longitud y una extensa cola para cazar a sus presas, pero es inofensivo, según los biólogos marinos. 

El tiburón zorro es una especie protegida. Está en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas con prohibición de su captura desde 2009. 

En general el tiburón zorro es pelágico, nada en mar abierto, pudiéndose acercar a la costa en busca de fondos coralígenos, plantas o algas marinas, con el fin de alimentarse o en la época de cría. En sus primeros años de vida usan estos fondos como refugio y alimento.

El Estrecho de Gibraltar conecta el Atlántico con el Mediterráneo y funciona como embudo al que se sienten atraídos todos los animales que pasan cerca del Golfo de Cádiz. Entre ellos varias especies de escualos. De hecho es la zona marina que mayor diversidad de tiburones acoge en el Mediterráneo. 

El pasado verano, el avistamiento de tiburones en zonas excesivamente cercanas a la costa alertó a los bañistas de diversos puntos de España, tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico. El catedrático de Biología Marina de la Universidad de Sevilla, José Carlos García Gómez, natural de La Línea, aportó en Europa Sur una explicación a este fenómeno que está generando nerviosismo entre la población, en su opinión, de manera infundada.

Una de las hipótesis que baraja este experto es que el calentamiento global ha provocado cambios en las corrientes marinas y, a su vez, en los movimientos migratorios de muchas especies, como los tiburones, que no encuentran comida donde antes sí lo hacían. 

Un vistazo a la hemeroteca de Europa Sur, desvela que, en el verano de 2009, Gibraltar prohibió el baño en todas sus playas tras ser avistado un tiburón blanco, mientras que en 2010, la presencia de un tiburón azul obligó a desalojar Torrecarbonera, en San Roque. En 2020, ondeó la bandera roja en Sotogrande por la aparición de un tiburón de pequeño tamaño. Son los últimos avistamientos en la comarca.

Como curiosidad, el primer ataque de un tiburón registrado en España se produjo el 18 de marzo de 1986, en Tarifa. La victima practicaba windsurf a unos 300 metros de la playa cuando el escualo le hizo perder el equilibrio. El tiburón, al parecer blanco, le mordió la pierna y la gravedad de las heridas provocó que a la víctima tuvieran que amputarle el pie derecho

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios