Arrastre de latas 2020 Algeciras llama a los Reyes

  • Miles de personas mantienen la tradición del arrastre de latas y reciben a los Reyes Magos en el Llano Amarillo

Arrastre de latas en Algeciras / JORGE DEL ÁGUILA

Tres horas en coche separan el municipio cordobés de Fernán Núñez de Algeciras. Son 262 kilómetros que ha recorrido el camión Mack de las películas Cars para participar en el arrastre de latas de Algeciras de este año de la mano de su autor, José Espejo, uno de los muchos abuelos que han contribuido a que otro 5 de enero la ciudad cumpla con su singular tradición: llamar a los Reyes Magos arrastrando artefactos de todo tipo construidos con latas. El día acompaña, nublado, como si el Gigante Botafuegos quisiera ocultar Algeciras de la vista de sus Majestades. Y las latas no han dejado de escucharse en toda la mañana, con el sonido más especial del año.

La construcción de uno de estos artilugios lleva entre días y meses de trabajo. En el caso de Espejo, un mes y medio para transformar un conjunto de latas en la cabeza tractora que tanto le gusta a sus nietos. Lleva participando varios años en el arrastre y este año se ha llevado el tercer premio del concurso de esculturas. Se ha paseado hasta el Llano Amarillo rodeado de los tradicionales cordeles con latas, pero también de una espectacular Cenicienta en su carroza, un enorme Bob Esponja, un castillo de Frozen y vehículos de todos los formatos.

La casualidad ha querido que el primer premio se lo haya llevado un protagonista de las películas Cars, Rayo McQueen, que es transportado precisamente por la cabeza tractora que ha sido tercera. Inmaculada Galindo y Miguel Tonda lo han construido para su hijo Alejandro, que estaba feliz dentro del coche justo antes de partir de la Plaza Andalucía. Más de 500 latas recolectadas en bares y quioscos pintadas a mano han dado forma  a este vehículo en el que han estado trabajando los fines de semana. Son ya expertos en estas lides: el año pasado ganaron el segundo premio con Mickey superpiloto. El segundo de este año ha sido para José Navarro por una gran motocicleta.

Aunque los premios son lo de menos cuando de hacer esculturas de lata se trata. Cualquiera de los escultores aficionados responden igual cuando se les pregunta cómo se animaron a intentarlo: lo hacen por sus hijos, nietos o sobrinos, para que disfruten este día recuperado para Algeciras en la década de los 90. Y cada vez con más fuerza: según los cálculos de la Policía Local, 25.000 personas han participado hoy en las actividades.

Ese es el caso de los familiares y amigos que se han unido para elaborar una de las esculturas que más admiración ha concitado: un barco con capacidad para seis pequeños. Un año han estado recogiendo latas entre amigos y bares para poder construir el buque en el que esta mañana disfrutaban los pequeños.

En el Llano Amarillo han seguido resonando las latas a la espera de los Reyes Magos. Un barco es el encargado de traer cada año a sus Majestades para que recojan, de manos del alcalde, la llave de la ciudad, aquella que les permitirá entrar en la casa de cada uno de sus vecinos para dejar los regalos (o el carbón) que corresponda. Es uno de los puntos culminantes de la jornada a la espera de otro momento mágico: la cabalgata a partir de las 17:00. El preludio de la noche más mágica del año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios