Marítimas

El Puerto comienza las obras de la nueva zona de espera para la OPE

  • La rehabilitación de los terrenos liberará parte de la presión del Llano Amarillo con una inversión de 675.000 euros

La zona en obras tras la lonja pesquera, este martes. La zona en obras tras la lonja pesquera, este martes.

La zona en obras tras la lonja pesquera, este martes. / Jorge del Águila

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) ha emprendido esta semana las obras de construcción de la nueva zona de espera para el embarque de coches de la Operación Paso del Estrecho (OPE).

La explanada, de unos 18.800 metros cuadrados junto a la lonja pesquera, cumplirá con un doble objetivo dentro de las instalaciones portuarias. Además de liberar en parte la presión que sufre el Llano Amarillo de Algeciras cada verano durante el trasiego de vehículos hacia África, también podrá ser empleada para el desahogo de camiones y furgonetas durante el resto del año. 

La empresa Construcciones Garrucho se encarga de la ejecución del proyecto, adjudicado por 675.109 euros y con un plazo de ejecución de unos cuatro meses. Cuando esté terminado, el recinto se localizará en un punto clave para la OPE, junto al vial principal del Puerto, el acceso al Puesto de Inspección Fronterizo y la entrada a la zona de embarques.

La futura zona de espera para la OPE en noviembre (izquierda) y este martes (derecha). La futura zona de espera para la OPE en noviembre (izquierda) y este martes (derecha).

La futura zona de espera para la OPE en noviembre (izquierda) y este martes (derecha). / Jorge del Águila

Los terrenos sobre los que se actúa se encontraban muy degradados tras el paulatino derribo de antiguas construcciones, entre ellas un lavadero, una nave almacén, un edificio de transformadores y un centro de transformación. También se desmontó una gasolinera.

Los empleados se encuentran estos días con el fresado de la antigua capa de rodadura y adoquinado tras la lonja, mientras que el lateral sur ya está reasfaltado. 

Las obras abarcarán el fresado del firme actual y el posterior refuerzo de todas las arquetas para soportar el paso del tráfico pesado. Igualmente se sustituirán conducciones subterráneas, en su mayoría de alcantarillado, y será necesario demoler bordillos, pozos y varias arquetas. 

En total, el proyecto prevé la demolición de 4.449 metros cuadrados de pavimento de hormigón asfáltico, otros 981 metros cuadrados de pavimento de hormigón armado y el fresado de 8.153 metros cuadrados de hormigón asfáltico. De los algo más de 18.800 metros cuadrados de la zona de actuación prevista, habrá nuevo firme en 8.076 metros cuadrados y otros 10.586 metros serán reforzados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios