Arte El artista Juan Carlos Pardo rinde culto en Algeciras al grabado

  • El exprofesor de centros como el instituto Saladillo y la Escuela de Arte expone 44 cuadros en la sala Cajasur

  • 'Obra gráfica' se inaugura este viernes y estará abierta hasta el 9 de enero de 2020

Juan Carlos Pardo, entre las capillas del Cristo de la Alameda y Nuestra Señora de Europa de Algeciras. Juan Carlos Pardo, entre las capillas del Cristo de la Alameda y Nuestra Señora de Europa de Algeciras.

Juan Carlos Pardo, entre las capillas del Cristo de la Alameda y Nuestra Señora de Europa de Algeciras. / JMS

Juan Carlos Pardo (Sevilla, 1958), doctor en Historia y Licenciado en Bellas Artes, es un pintor pausado. Pero no para. Nunca se detiene. Este viernes, 29 de noviembre, inaugura la muestra Obra gráfica en la sala Cajasur de la algecireña calle Convento, por la que han pasado centenares de exposiciones. Permanecerá abierta, con la colaboración del Ayuntamiento de esta ciudad, hasta el próximo 9 de enero de 2020. "Acabé mi etapa en la docencia y esto es un reto: a ver si era capaz de enseñar mi evolución y cómo son las cosas que hago últimamente". La propuesta está integrada por 44 obras, todas ellas grabados porque es una de las técnicas que apasiona a este casi recién jubilado profesor de centros de enseñanza como el instituto Saladillo y la Escuela de Arte. 

La diversidad marca esta exposición, aunque en ella hay un predominio de lugares emblemáticos de Algeciras (la iglesia de La Palma, la capilla del Cristo de La Alameda, la capilla de Europa, el puerto con sus grúas y contenedores...) y también los desnudos y paisajes. 

"La idea era plasmar mi entorno cercano. He buscado lo próximo y lo que me motiva. No hay una sola idea general, sí el paisaje interior, en este caso, el mío", comenta este miembro del Instituto de Estudios Campogibraltareños. 

La portada de la publicación sobre la muestra, centrada en el puerto de Algeciras y sus grúas de contenedores. La portada de la publicación sobre la muestra, centrada en el puerto de Algeciras y sus grúas de contenedores.

La portada de la publicación sobre la muestra, centrada en el puerto de Algeciras y sus grúas de contenedores. / JMS

Pardo ha trabajado su obra sobre el metal, que se aísla y se introduce en un agente corrosivo que puede ser ácido o cloruro de hierro. Algunas obras más antiguas iban en ácido nítrico pero era más tóxico que el cloruro y cambió aquel por este. Las técnicas son muchas, pero básicamente se trata de rallar la protección e introducir la plancha en el ácido. Según el tiempo que esté se logra una mayor penetración de la mordida o profundidad de surco. Así la tinta entra mejor. 

Algunos días echa de menos la docencia, a la que ha dedicado su vida profesional: "Me he adaptado bien porque no he parado de trabajar. Estoy contento. Pensé en a ver qué hacía pero luego todo ha fluido bien. La idea de exponer también da su cosilla porque tengo mi timidez aunque no la muestre". 

Juan Carlos Pardo es profundamente campogibraltareño. "Debo ser de los pocos que se sienten así, porque la mayoría de la gente se siente de cada una de las ciudades pero no de la comarca. No nací aquí pero estoy vinculado al Campo de Gibraltar desde niño por mi vida personal ya que venía siempre de vacaciones hasta que me establecí aquí definitivamente. Para mí siempre ha sido un espacio muy querido pese a los defenctos o problemas que podamos tener aquí", agrega. 

Si se le pide un solo nombre de artista emblemático menciona a Alberto Durero pero luego recuerda el bicentenario del Museo del Prado y pone sobre el tapete a Goya. Otro imprescindible. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios