Algeciras

El PSOE pide "una salida legal" para el rechazo vecinal a una gasolinera en La Granja

  • "Apelamos al estricto cumplimiento de la ley y a trabajar para contemplar alternativas distintas para el promotor”, afirma el viceportavoz municipal socialista, Fernando Silva.

El lugar en el que se instalará la gasolinera, en la calle Mimosas El lugar en el que se instalará la gasolinera, en la calle Mimosas

El lugar en el que se instalará la gasolinera, en la calle Mimosas / E. S.

El Grupo Municipal del PSOE de Algeciras ha reclamado al gobierno local del PP "sensibilidad" ante el rechazo mostrado por los vecinos de La Granja por la pretendida instalación de una nueva gasolinera en la calle Mimosas. La asociación vecinal Vistamar encabeza la preocupación vecinal y ahora apela a la suma de ruido que puede generar la nueva estación de servicio de combustible en una zona ya saturada.

“En otro momento y otro lugar de Algeciras fue posible impedir abrir una gasolinera. Es verdad que ahora es más complicado, tras la liberalización que decidió Rajoy para la instalación de este tipo de negocios, pero apelamos al estricto cumplimiento de la ley y a trabajar para contemplar alternativas distintas para el promotor”, afirma el viceportavoz municipal socialista, Fernando Silva.

La delegación provincial de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, en respuesta a la preocupación de los vecinos por el aumento del tráfico de vehículos y ruido que va a generar la gasolinera, se ha comprometido a considerar la situación en el informe de evaluación de impacto en la salud que tiene que emitir sobre la petición de apertura de la instalación. La misma delegación también les ha comunicado a los vecinos que traslada su preocupación al Ayuntamiento, que es quien tramita la calificación ambiental.

La asociación Vistamar subraya en su reciente petición que los mapas de ruido de la ciudad de Algeciras del año 2013 y del presente 2020 señalan que en la zona de la calle Mimosas, donde se pretende levantar la gasolinera, se detectan niveles superiores a los 75 decibelios. El aumento del tráfico de vehículos previsto no haría otro cosa más que incrementar el problema que ya existe.

“Hemos instado en varias ocasiones al gobierno local durante los últimos meses a buscar opciones en el marco de la ley, y en el peor de los casos a reducir el problema que tiene esa zona de la ciudad, donde se da ya una alta concentración de gasolineras donde conviven gran actividad comercial y viviendas familiares”, recuerda Fernando Silva.

Los socialistas estudian iniciativas adoptadas por otros ayuntamientos como el de Sevilla. La gerencia de Urbanismo de dicha ciudad acordó el pasado mes de mayo una modificación del Plan General de Ordenación Urbana que impide la instalación de gasolineras a menos de 50 metros de edificaciones existentes o de parcelas previstas en el planeamiento para usos residenciales o dotacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios