Operación Pastela

Dos detenidos en Algeciras por tener en régimen de semiesclavitud a una trabajadora en una panadería

La 'Operación Pastela' de la Policía Nacional, en las confluencias de las calles Teniente Maroto y Riera.

La 'Operación Pastela' de la Policía Nacional, en las confluencias de las calles Teniente Maroto y Riera.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con el Ayuntamiento de Algeciras, han detenido a dos personas -una madre y su hijo- como presuntos autores de un delito contra los derechos de los trabajadores y por un delito de favorecimiento de la inmigración irregular, al tener en una panadería a una mujer en situación irregular.

Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, los agentes iniciaron la denominada como Operación Pastela, en recuerdo al típico hojaldre marroquí, a raíz de una inspección conjunta con la Inspección Provincial de Trabajo en una panadería situada en una calle aledaña al mercado Ingeniero Torroja.

Allí fue detectada en su obrador una mujer en situación irregular, aprovechando los dos detenidos la situación de vulnerabilidad de esta empleada para imponer condiciones laborales abusivas y con la advertencia de que si la Policía accedía al local tenía que huir del mismo a toda costa para no ser detenida.

Fruto de esta investigación se conoció que la víctima se encontraba explotada laboralmente, ya que soportaba altas temperaturas, trabajando unas 60 horas semanales, sin descanso alguno, ni si quiera cuando se encontraba enferma, y por un salario inferior al resto de sus compañeros, aceptando esas condiciones al no tener otro modo con el que mantener a su familia en el extranjero. Además, debido a que sus empleadores le adeudaban parte de su salario, tenía la esperanza de cobrar si continuaba ejerciendo sus funciones.

La Policía ha señalado que los agentes adscritos a la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de Algeciras (UCRIF) tienen conocimiento de la reiteración de estas conductas en zonas fronterizas como el Campo de Gibraltar, donde por un lado empleadores "sin escrúpulos" se aprovechan de trabajadores irregulares para imponer condiciones laborales cercanas a un régimen de semiesclavitud, y por otro lado posibilita el florecimiento de una economía sumergida cuya consecuencia más notable es poner en desventaja económica y de mercado a empresarios que cumplen con lo establecido en la legislación laboral.

En ese sentido la Policía Nacional ha indicado que realiza un plan continuo de inspecciones laborales en Algeciras, habiendo revisado desde enero de este año un total de 40 establecimientos e identificados 115 trabajadores, que ha derivado en la detención de cuatro personas por su presunta implicación en delitos contra los derechos de los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios