Tráfico de cocaína en el Puerto de Algeciras ¿Quién es quién en la Operación Jumita?

  • La red criminal desarticulada estaba formada por dos grupos autónomos que operaban a modo de cooperativa

  • La investigación de la Guardia Civil apunta a la implicación de agentes de la autoridad como colaboradores

  • Jumita, el narco al descubierto

Las bolsas del dinero incautado, custodiadas por un agente de la Guardia Civil.

Las bolsas del dinero incautado, custodiadas por un agente de la Guardia Civil. / Erasmo Fenoy (Algeciras)

La Guardia Civil asestó los pasados días 8 y 9 un duro golpe a una de las redes internacionales de tráfico de cocaína más activas de los últimos años en el sur de Europa con la detención de 28 personas en el marco de la Operación Jumita. Los implicados aprovechaban sus contactos y posiciones privilegiadas en el Puerto de Algeciras para introducir la droga a través de contenedores. Su último alijo tuvo lugar el pasado 29 de abril, cuando las autoridades intervinieron 1.616 kilogramos de droga repartidos en 1.401 tabletas.

Esta redacción ha tenido acceso a los nombres que integran la trama y al informe elaborado por los responsables de la investigación sobre el papel que cada uno de ellos ha venido desempeñando en la organización. Para preservar su identidad en tanto concluyen las diligencias, hemos omitido sus apellidos y, en algunos casos, sus nombres de pila.

Francisco G.H.

Es el presunto jefe de la rama española de la organización y socio de uno de los proveedores sudamericanos de droga, José Carlos S. C. Uno y otro tienen los contactos necesarios para llevar a cabo sus operativas en el Puerto de Algeciras, Francisco G.H. como gestor en la modalidad de gancho perdido, mientras que José Carlos S.C. se desenvuelve en la modalidad de empresa: es él quien contrata los contenedores, camuflando la droga con otra mercancía. “Ambos, debido a su dilatada actividad en la que han sido investigados en numerosas ocasiones -sin éxito para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad- poseen una amplia estructura y agenda de contactos que no dudan en prestarse a la hora de llevar a cabo sus operativas, desarrollando su actividad a modo de cooperativa, donde ambos se ceden sus capacidades logísticas. En el caso del contenedor detectado en el puerto por la Guardia Civil el pasado 29 de abril con 1.616 kilos de cocaína, Francisco G.H. y José Carlos S.C. colaboraron en los pagos a las personas que intentaron hacer posible la extracción de la mercancía”, apuntan los investigadores.

Los dos grupos "se asesoran mutuamente a la hora de su reintegración al circuito legal, aprovechándose ambos de las estructuras societarias y de la ingeniería financiera que han creado para el blanqueo de capitales”

“Además”, añaden , “debido a la gran cantidad de dinero en metálico que obtienen con su actividad ilícita, se asesoran mutuamente a la hora de su reintegración al circuito legal, aprovechándose ambos de las estructuras societarias y de la ingeniería financiera que han creado para el blanqueo de capitales”. Francisco G.H. residía antes de su detención en la lujosa urbanización Las Chapas, en Marbella.

La Guardia Civil habría detectado que Francisco G.H. recibía dinero por tres vías a través de sus actividades ilícitas:

1.- Pagos por alijos llevados con éxito por la organización, de la mano de M.H. o a través del enlace con el proveedor sudamericano.

2.- Pagos anticipados para futuros alijos, ya que los demás miembros del grupo criminal le exigen a Francisco G.H. este pago anticipado. Así quedó de manifiesto en una conversación entre él y otro de los implicados, G.F., el 17 de diciembre de 2020, y que fue captada por un dispositivo técnico de captación y grabación de comunicaciones instalado en su vehículo, un Mercedes C250. En aquella ocasión, Francisco G.H. le contó a su hijo que exigía a M. H. que el pago por la realización del trabajo se hiciese por adelantado, ya que Miguel Ángel D.G. le habría pedido cobrar antes para pagar a los porteadores y al camionero por las dificultades que conllevaría la operación.

3.- Pagos recibidos de M. H., invirtiendo Francisco G.H. en los alijos de José Carlos S. C. u otros proveedores a través de la cobertura que da el primero de ellos. Es más, sin su concurso no se podrían llevar a cabo los alijos con las debidas condiciones de seguridad ya que M. H. controla los terminales informáticos en donde se realizan las funciones de organización y ordenación de los contenedores cuando llegan al puerto.

"Poseería los contactos necesarios para que las operativas ilícitas se puedan llevar a cabo sin la acción policial o, incluso, con la inanición de elementos fundamentales dentro de las navieras más importantes"

José Carlos S.C.

“Sería el pilar fundamental desde el que se erige toda una gran estructura y una red clientelar que permite la introducción de grandes cantidades de cocaína en España utilizando para ello una de las áreas logísticas más importantes de Europa, el Puerto de Algeciras. Poseería los contactos necesarios para que las operativas ilícitas se puedan llevar a cabo sin la acción policial o, incluso, con la inanición de elementos fundamentales dentro de las navieras más importantes. Igualmente sería dueño de un gran tejido humano y empresarial que ayudaría a la transformación de las ganancias ilícitas, en formato de papel moneda, en operaciones dinerarias legales, valiéndose para ello de empresas opacas, paraísos fiscales y la utilización de testaferros, donde no dudaría incluso en utilizar a su propia familia para la asignación de bienes y así dificultar la acción policial a la hora de analizar su patrimonio real".

"Con la mencionada tecnología de telecomunicaciones, la organización se hacía irrastreable para las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, siendo este uno de los elementos esenciales en la investigación"

"Para la realización de tales actividades se valdría de las herramientas tecnológicas más avanzadas. Tanto es así que ha nutrido a su red de telefonía móvil encriptada obtenida a través de otro de los investigados, K. V. K. Con la mencionada tecnología de telecomunicaciones, la organización se hacía irrastreable para las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, siendo este uno de los elementos esenciales en la investigación a la hora de obtener los indicios necesarios para la implicación de cada uno de los integrantes en las operativas”, indican los informes de la Guardia Civil".

José Carlos S. C. reside en una urbanización de amplios adosados en Algeciras. “Se ha observado cómo frecuenta diariamente y con horario laboral, como si de una oficina se tratase, la sede de una empresa situada en el polígono industrial Cortijo Real. Este lugar lo utiliza para constantes reuniones de su entramado ilícito, existiendo indicios de cómo desde este lugar coordinaba las operaciones necesarias para la gestión de la introducción del citado cargamento de cocaína interceptado".

"Otro de los lugares frecuentados de manera diaria por José Carlos S. C. y donde han quedado registradas numerosas reuniones con los investigados en la causa es la sede de otra empresa situada igualmente en el Cortijo Real. Durante el desarrollo de la investigación se ha podido observar cómo dos de los encausados, Iban G. M. y Manuel P. A., ambos como eslabones fundamentales en la organización, han accedido al citado lugar en compañía de José Carlos S. C.”.

Un punto de interés para la investigación es también un amplio chalé situado en San García, cuya titularidad corresponde “a una empresa vinculada también presuntamente con la actividad opaca empresarial de José Carlos S. C”. “En este lugar se pudo observar, durante las vigilancias necesarias, cómo José Carlos S. C. pudo realizar un pago a Manuel P. A., ya que este último abandonó el inmueble con una bolsa acorde con las observadas en otras ocasiones y utilizadas por la organización para la realización de intercambios monetarios, todo ello en presencia del hermano de José Carlos S. C., Antonio S. C”, mantiene la Benemérita.

Un agente de la Guardia Civil, ante uno de los domicilios registrados el pasado día 8. Un agente de la Guardia Civil, ante uno de los domicilios registrados el pasado día 8.

Un agente de la Guardia Civil, ante uno de los domicilios registrados el pasado día 8. / Erasmo Fenoy (Algeciras)

“También, durante las vigilancias operativas se han podido observar dos inmuebles de interés que José Carlos S. C. frecuenta. Para sus desplazamientos a ambos utiliza fuertes medidas de seguridad, complicando de manera notable sus seguimientos y su centralización definitiva”. Uno está ubicado en las inmediaciones de un hipermercado de Algeciras situado a las afueras de la ciudad y es propiedad de otro de los investigados, Francisco Javier E.S. “El otro de los domicilios de interés por el recelo que utiliza para dirigirse a él está situado en la barriada de San Bernabé”, según hizo constar la Guardia Civil antes de los registros efectuados ante la sospecha de que “en ambos domicilios y sus anexos pudiera haber oculta una gran cantidad de dinero en metálico, ya que ha quedado acreditado durante toda la causa que la organización de José Carlos S. C. tenía dificultades para su ocultación, valiéndose de las numerosas propiedades que su entramado de testaferros posee para su encubrimiento”.

“Otro de los puntos de gran valor para la investigación es la vinculación ya mencionada entre José Carlos S. C y K. V. K., pero a la que se le suma otro tercer elemento que daría cobertura a nivel de seguridad a la organización, Iván C.D. Este último realizaría labores de inteligencia para su jefe. En una de las conversaciones interceptadas el día 31 de marzo de 2021, José Carlos S. C. ordenaría a Iván C.D. que vigilase unas naves industriales para que diera el visto bueno para su posible utilización como lugar de intercambio y almacenamiento de la mercancía ilícita interceptada. Estas naves industriales estarían vinculadas societariamente a K. V. K., siendo este el que en un primer momento le dio el visto bueno a José Carlos S. C. para su utilización. Del análisis anterior se ha podido constatar que la nave de interés real para la investigación estaba localizada en el polígono industrial de San Luis, en Málaga.

Álvaro G.S.

“Es el responsable de la operativa a gran escala, quien posee los contactos necesarios en el lado de la exportación, en Sudamérica, para la materialización del envío bajo mercancía encubierta de la gran partida de cocaína aprehendida a la organización”, según los investigadores. “Álvaro G.S. sólo responde ante José Carlos S.C., haciendo las labores de intermediario tanto con los exportadores como con las empresas importadora en España, manteniendo los contactos con los empresarios españoles. Estos serían Fernando B. V. e I. W., como gestores de una empresa importadora”, dedicada a las semiconservas de productos del mar.

“Álvaro G.S. ha tenido capacidad incluso de negociar los precios en origen (Sudamérica) arrojando este dato un aporte de la independencia que goza la estructura criminal"

“Álvaro G.S. ha tenido capacidad incluso de negociar los precios en origen (Sudamérica) arrojando este dato un aporte de la independencia que goza la estructura criminal, así como la confianza depositada en él por José Carlos S.C. A su vez, de las conversaciones registradas entre ambos queda acreditada que la parte destinada a la organización en sí de la partida de cocaína, sería para ambos, debido al lenguaje inclusivo que utilizando cuando hacen referencia a su cargamento”.

Álvaro G.S. también estaría encargado de la localización y gestión de la nave industrial que la organización alquiló para el intercambio de la mercancía en la localidad de Illescas (Toledo) y desde la que partió el camión encargado de rescatar el contenedor del interior del puerto de Algeciras.

Alejandro G. F.

“Es el hijo de Francisco G.H., estando informado de todas las operativas en las que su padre actúa. Debido al nivel de confianza en su primogénito, el jefe de la organización lo utiliza para la seguridad en los intercambios de dinero con los que son recompensados los miembros de la red, así como en los pagos que tienen que llevar a cabo para la consecución de sus objetivos”. Su domicilio se encuentra en una amplia finca en Algeciras.

Iván C. D.

“Elemento fundamental dándole a José Carlos S.C. la seguridad necesaria para aventurarse en el envío a gran escala de cocaína hacia Europa, así como su obtención desde el Puerto de Algeciras. Iván C. D. realizaría las labores de inteligencia necesarias a fin de asegurar que ninguno de los miembros de la organización se encuentre en el radar policial, consultado a los contactos que posee en las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, así como incluso en la obtención de documentación para extranjeros, como ha quedado acreditado durante la investigación utilizando para ello esos contactos.

Las diligencias realizadas apuntan que este último "ha tejido una red de corruptelas en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y otros estamentos administrativos"

Quizás este sea una de las partes fundamentales y sobre todo de máxima relevancia que hace a la organización de José Carlos S.C. llamativa a la hora de su desmantelamiento. Las diligencias realizadas apuntan que este último "ha tejido una red de corruptelas en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y otros estamentos administrativos", con indicios de ello durante toda la investigación. Así lo indica la exportación de los citados 1.401 paquetes de cocaína aprehendida, el intento de robo en el interior del recinto portuario de dicho cargamento y los movimientos ingentes de dinero en metálico que la organización realizaba de casi manera diaria.

Iván C. D., además de tener esa red de contactos en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad también gozaría de una estructura operativa al uso, utilizando diferentes recursos humanos para montar vigilancias sobre puntos de interés para la organización, tanto en naves como en el circuito portuario a fin de detectar presencia policial y vigilar los pasos del contenedor. De todo ello se deduce la importancia que hace la identificación de elementos como este individuo, que dificultan de manera especial las investigaciones policiales por la utilización de tan especial forma de contra inteligencia en el plano delincuencial.

Iván C. D. reside en un amplio chalé en Los Barrios y el registro de esta casa era considerado por los investigadores como básico, a fin de localizar los elementos que le vinculen con los estamentos policiales que hacen posible su importancia dentro de la organización criminal.

Los investigadores subrayan como reveladora la capacidad operativa que la organización desarrolla dentro del recinto portuario, implicando tanto a autoridades administrativas como a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

Entre esos miembros de la sección de Iván C. D. dentro de la organización de José Carlos S.C. se encontraría Ángel J.A.G., quién durante la gestión administrativa del contenedor interceptado con la cocaína realizaba labores de control y contravigilancia en el interior del recinto portuario”.

Francisco José E.C.

“Como veterinario en el Punto de Inspección Fronteriza (PIF) dentro del recinto portuario es un elemento esencial a la hora de tener un control documental e informativo sobre cualquier contenedor del que tenga que realizarse una inspección. Además, la Guardia Civil sospecha que desarrolló una labor crucial sobre el contenedor con la cocaína, informando en tiempo real a Manuel P.A. sobre las prácticas administrativas que se llevaron sobre aquel.

También se ha podido constatar por los mensajes interceptados entre ambos cómo el segundo estaría subordinado al primero. Incluso sería Manuel P.A. quien canalizaría la dotación económica de la organización de José Carlos S.C. sobre Francisco José E.C.

La vinculación que existiría entre Francisco José E.C. y Manuel P.A. quedó comprobada tras ser visto el primero abandonando el domicilio de este último en un momento crucial para la organización respecto a la operativa del contenedor”.

“Como jefe de Operaciones y/o responsable de la naviera Maersk en el Puerto de Algeciras (el  investigado trabaja para APM Terminals, propiedad de Maersk) dota a la organización criminal de José Carlos S.C. de una capacidad hasta ahora desconocida para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad"

Los investigadores subrayan como reveladora la capacidad operativa que la organización desarrolla dentro del recinto portuario, implicando tanto a autoridades administrativas como a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, por lo que consideraban imprescindible, “a la hora de desenmascarar la totalidad del entramado tóxico que existe en los muelles el registro de la vivienda de Francisco José E.C. en Algeciras, con el fin de localizar más elementos probatorios sobre su implicación en la operativa actual (el alijo de cocaína) como en las anteriores que pudieran haber tenido lugar”.

E.M.H.

“Como jefe de Operaciones y/o responsable de la naviera Maersk en el Puerto de Algeciras (el  investigado trabaja para APM Terminals, propiedad de Maersk) dota a la organización criminal de José Carlos S.C. de una capacidad hasta ahora desconocida para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ya que es un elemento esencial de control y gestión que ayuda al éxito de las operativas de narcotráfico desarrolladas por la organización”. Antes de los registros realizados, los investigadores pusieron el acento en que E.M.H. era una pieza fundamental en el entramado. Era el Messi de la torre, en referencia al puesto que ocupaba en la torre de control portuaria: sin su figura, “es muy posible que la organización no gozase de los beneplácitos de los exportadores sudamericanos a la hora de la introducción de partidas tan grandes de cocaína. Detectar una herramienta como E.M.H. dentro de una estructura criminal y vincularla totalmente a la operativa que se desarrolla en esta investigación crea un mayor interés sobre el análisis documental que pudiera acarrear, así como a los dispositivos tecnológicos que pueda tener, a fin de intentar vincular sus servicios a otras operativas que pudieran haber sido frustradas por los servicios portuarios, tanto administrativos como policiales, como posibles operativas que haya podido desarrollar con éxito o los posibles vínculos que pudiera tener con otras organizaciones del Campo de Gibraltar que necesiten la infraestructura del Puerto de Algeciras para llevar a cabo sus actividades ilícitas”.

“E.M.H., debido a sus conocimientos técnicos sería capaz de realizar consultas en tiempo real sin dejar ningún tipo de vestigio o huella digital que pudiera alertar de sus actividades en posibles auditorías llevadas a cabo, con lo que nos lleva a ver la dimensión real de sus capacidades así como lo dilatado en el tiempo que pudiera estar facilitando con sus servicios al éxito de las actividades ilícitas".

"Entre sus servicios hacia la organización se encuentra la capacidad de poder ubicar o controlar las localizaciones de los contenedores, tanto para facilitar la extracción de la sustancia estupefaciente como para detectar las hipotéticas vigilancias a los que puedan estar sometidos los diferentes contenedores”

"Entre sus servicios hacia la organización se encuentra la capacidad de poder ubicar o controlar las localizaciones de los contenedores, tanto para facilitar la extracción de la sustancia estupefaciente como para detectar las hipotéticas vigilancias a los que pueda estar sometido los diferentes contenedores de interés”.

“También posee la capacidad de conocer el volumen empresarial del Puerto de Algeciras contrastado con el flujo comercial controlado por la Aduana, es decir, E.M.H. conoce de manera exhaustiva si las empresas utilizadas por las organizaciones criminales se encontrarían fiscalizadas por las autoridades administrativas y policiales a fin de encontrar el momento idóneo en el que una empresa pasa a beneficiarse de las ventajas de pasar al circuito verde, una vez que la empresa se hace regular o de confianza a efectos de fiscalización portuaria”.

“E.M.H. en su labor y jerarquía en la organización criminal se encontraría totalmente supeditado a las órdenes e instrucciones impartidas por José Carlos S.C., tanto que se aseguraba de poder abandonar su puesto de trabajo si este no necesitaba nada más de él. Igualmente actuaría en la organización liderada por Francisco G.H. desempeñando la misma función”.

“Por esos servicios que resultan de interés para cualquier organización criminal, E.M.H. recibía grandes cantidades de dinero que han quedado acreditadas bajo la intervención de la mensajería, por eso (indicaba los investigadores antes de los registros) se hace de vital importancia a la hora de recuperar esas sumas de dinero como a la hora de encontrar elementos concluyentes tanto de esta operativa como de otras el registro de su domicilio. También seria vital el registro de su despacho, taquilla, Oficina o dependencias laborales ubicadas en la calle Muelle de Juan Carlos I, correspondiente a la local de la empresa naviera Maersk dentro del Puerto de Algeciras”.

Otro domicilio de interés relacionado con E.M.H. estaba situado en las inmediaciones de la estación de Renfe, “vinculado a su vez a un familiar suyo y que podría utilizar de forma disuasoria para la ocultación de sus ganancias económicas en metálico”.

Alfonso R.C.

“Para llevar a efecto la operativa se necesita de la conveniencia de una empresa transitaria autorizada, es donde Alfonso R.C. ejerce su papel fundamental en la operativa proveyendo presuntamente a la organización de la empresa administrada por él” [...] “Se ha observado a lo largo de la investigación cómo esta empresa y particularmente, como figura física de la misma Alfonso R.C., estaba informado de la introducción de una partida de mercancía ilícita en el interior del contenedor, recibiendo por ello una remuneración económica como parte de la estructura de José Carlos S.C.”.

“Para ello también ha quedado acreditado como Iban G.M., encargado de la parte logística de entregas de dinero, era quién suministraba los pagos que José Carlos S.C. liberaba a Alfonso R.C. por sus servicios, siendo interesante también el registro tanto del domicilio social de la empresa expuesto anteriormente como su domicilio particular”, situado no muy lejos de la Comandancia de la Guardia Civil en Algeciras.

“Se deduce también de las intervenciones cómo la empresa de Alfonso R.C. se encuentra de forma estable dentro del organigrama de José Carlos S.C., ya que este decide sobre ella dejarla durante un tiempo al margen de las hipotéticas operativas que la organización pudiera tramitar a futuro”.

"También está vinculado a elementos policiales que desarrollan su labor dentro del puerto y que le facilitan de alguna manera información reservada que ayuda a la organización criminal liderada por José Carlos S.C.”

Raúl N.G.

“Se trataría de un transportista vinculado en el ecosistema del Puerto de Algeciras, siendo conocedor del mismo así como de la metodología de trabajo de las transitarias, elementos de inspección o fuerzas policiales. Raúl N.G. en la actual operativa sería el encargado con uno de sus camiones de extraer el contenedor del interior de ser necesario, además de proporcionar información policial crucial a José Carlos S.C., haciéndole mención del balizamiento del contenedor donde se realiza la aprehensión. También está vinculado a elementos policiales que desarrollan su labor dentro del puerto y que le facilitan de alguna manera información reservada que ayuda a la organización criminal liderada por José Carlos S.C.”.

Su domicilio se encuentra localizado en el barrio de El Rinconcillo y su registro, según expresaron los agentes antes de realizar este, “significaría un importante avance a la hora de desgranar esa hipotética vinculación con las fuerzas y cuerpos de seguridad ya que ayudaría a la obtención de los elementos necesarios para la implicación de los mismos”.

Manuel P.A.

“Otro de los elementos fundamentales de la organización a la hora de darles seguridad en la materialización de los objetivos delictivos es la figura que aporta Manuel P.A. como funcionario de Aduanas de la Agencia Tributaria destinado en el Puerto de Algeciras. En su papel aduanero desempeña una labor fundamental para la organización criminal que lidera José Carlos S.C.. Destacar las vigilancias establecidas sobre su figura, cómo habría utilizado su domicilio situado en […] de Algeciras para las reuniones con recursos esenciales para la extracción del contenedor investigado, como ya se ha mencionado anteriormente en el apartado de José Carlos S.C.”. También habría utilizado “otros inmuebles que gestiona a través de un entramado empresarial creado para la ocultación de las grandes cantidades de dinero de la que le está proveyendo la organización por sus servicios, como el situado en [...] la localidad de Algeciras”, indican los investigadores, que citan una vivienda en Getares.

“También, como elemento estable de la organización o miembro destacado de ella, ha sido el encargado de solicitar los servicios de falsificación de precintos y documentación a otros de los investigados. José Iván G. R. bajo las órdenes de José Carlos S.C. También se ha podido observar entre José Carlos S.C. y Manuel P.A. los pagos realizados a través de la intervención, por lo que otro de los domicilios relacionados con sus familiares resulta importante a la hora de llegar a esa parte que aún no ha sido introducida en el circuito legal y que pudiera tener escondido en forma de papel moneda en los numerosos domicilios que le son vinculados y que otro de ellos corresponde con lo observado bajo vigilancias operativas con el número […] de la localidad de Algeciras”.

Francisco Javier E.S.

“Uno de los inversores en el cargamento interceptado es Francisco Javier E.S., quién sería el encargado de la distribución de la mercancía que iba destinada para tanto a José Carlos S.C. como a él mismo, buscando los compradores finales de la sustancia. Habría contactado con una red extranjera a fin de que éstos últimos se hicieran en lote con la parte del cargamento propiedad de José Carlos S.C. y suya. De la investigación también se deriva las reuniones en las que Francisco Javier E.S., inversor directo y José Carlos S.C. han tenido en Madrid, así como las visitas frecuentadas al piso que posee en calle Suecia relacionado también con José Carlos S.C.

Francisco Javier E.S. era informado de manera pormenorizada de la situación en la que se encontraba el contenedor en cada momento, siendo por esto importante el registro en su domicilio situado en […] Castellar de la Frontera, además de una finca de su propiedad divida en dos parcelas anexas, donde Francisco Javier E.S. queda acreditado que utiliza de manera frecuente, así como puede aprovechar para la ocultación de su beneficio económico obtenido en metálico por sus actividades ilícitas y que se ubican ambas parcelas en el Polígono 2, parcelas xx y xx de El Chaparral, de la localidad de Castellar de la Frontera

Otro de los domicilios de interés relacionados directamente con él a través de la actividad operativa es el situado en […] de la localidad de Algeciras”, en referencia a una casa situada cerca del río Palmones.

Ángel Jesús A.G.

“Es uno de los hombres de la estructura en la que se ramifica la organización desde el lado de José Carlos S. C., a quien éste último utiliza como labores de contravigilancia a la hora de establecer dispositivos de seguridad en torno a inmuebles u objetivos de la organización con la intención de prestar seguridad a las operativas llevadas a cabo por otros miembros”.

“El día 30 de abril habría sido el encargado de realizar un exhaustivo control de actividades del contenedor en el que se intervino la mercancía ilícita, mostrándole en todo momento el recorrido que hacía el mismo a José Carlos S. C., controlando la seguridad que en ese momento por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad pudieran estar llevando a cabo sobre el citado contenedor”.

“Es una pieza fundamental a la hora de intentar llevar a buen fin las operativas desarrolladas por la organización, ya que provee de la necesaria seguridad para que la organización pueda ser indetectable"

“Es una pieza fundamental a la hora de intentar llevar a buen fin las operativas desarrolladas por la organización, ya que provee de la necesaria seguridad para que la organización pueda ser indetectable o, al menos, desvincularse si observa indicios de que tanto los inmuebles de interés como naves industriales, como en esta ocasión el contenedor, están sometidos a vigilancia previa.

Su participan cobra mayor importancia cuando la organización valora la opción de sustraer el contenedor momentáneamente del circuito portuario a fin de extraer la mercancía ilícita y, posteriormente, reintegrarlo al puerto, ya que Ángel Jesús A.G. era el encargado en tiempo real de controlar cada movimiento del contenedor a fin de que este se situase en un lugar propicio para realizar tal acción".

E.A.S.

“Sería el hombre de confianza de José Carlos S. C. y la cara más visible en las acciones diarias. Realiza tanto labores de seguridad personal para José Carlos S. C. y sus parejas sentimentales, como labores de chófer y gestiones diarias. También se le ha podido vincular a los grandes intercambios de dinero con otros miembros de la organización debido al nivel de confianza que José Carlos S. C. muestra en él. E. A.S. sería el facilitador de la organización, así como el conseguidor de cualquier parte logística básica que necesite la entidad criminal. Su domicilio se encuentra situado en el número 4 de la calle […] de la localidad de Algeciras. En el mismo se podría encontrar documentación que relacione a José Carlos S. C. con las actividades que realiza, así como dinero en metálico proveniente de los pagos e intercambios que realiza como miembro avezado de la organización”.

I.G.M.

“Es otro de los hombres de mayor confianza de José Carlos S. C., quién lleva la contabilidad de la organización criminal y quién realiza los intercambios de dineros más relevantes de la organización. Se encuentra muy vinculado a otro de los investigados de la causa, K.V.K., comprador de la mercancía ilícita que importa José Carlos S. C.

I.G.M. también realiza junto con K.V.K. la obtención de los sistemas de telecomunicaciones encriptados que dificultan la acción policial.

Para el intercambio de las grandes cantidades de metálico utiliza frecuentemente vehículos con doble fondo.

Debido a la actividad tan sensible que realiza para la organización, el nivel de seguridad y contravigilancias que utiliza en su día a día dificulta notablemente las vigilancias a las que ha sido sometido así como a su control, por lo que la investigación llevada a cabo sobre él adquiere un gran valor. Su domicilio se ha podido ubicar en el Urbanización Poniente […] de Algeciras.

Durante la monitorización de sus actividades en esta investigación se ha podido constatar el movimiento de al menos 5 millones de euros con K.V.K.. Dicho dinero también lo habría tenido escondido en su vivienda”.

José I.G.R.

“Trabajaría al servicio de Manuel P.A. , sería el encargado de la falsificación documental y de precintos para la organización de José Carlos S. C. bajo orden de Manuel P.A. Su labor es principal para, primero el éxito de la operativa, como segundo para la discreción a la hora de cometer el ilícito facilitando lo necesario para no ser detectados una vez que se extrae la mercancía por las autoridades administrativas del interior del circuito portuario como por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

También existen indicios de cómo José I.G.R posee un contacto entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que le facilitaría la salida del recinto portuario sin fiscalización alguna, proporcionando así un nivel de seguridad sobre las operativas practicadas sin parangón. Es de vital importancia localizar ese contacto para desarticular el entramado corrupto que rodea a las grandes operativas de narcotráfico, ya que sin estos contactos jamás podrían llevarse a cabo debido a las grandes inversiones que las organizaciones internacionales y nacionales tienen realizar con el riesgo de perderlas. El domicilio de José I.G.R se localiza en el número […] de la urbanización los Alamas III de la localidad de los Barrios”.

Sergio M.R.M.

“Dentro de la logística conformada en la organización de José Carlos S. C., en su parte económica se encuentra Sergio M.R.M. como otro de los lugartenientes de confianza que ejecutan los trasvases de dinero físico entre los miembros de la red delictiva. Se ha podido observar en la intervención cómo en numerosas ocasiones Sergio M.R.M. ha guardado el dinero en efectivo dentro de su domicilio, por lo que es de gran interés su registro, localizado en el número [...] de la urbanización Mirasierra de la localidad de Algeciras, así como los lugares anexos al mismo susceptibles de poder contener depósitos de ocultación. Al menos han quedado acreditadas de la intervención del servicio de mensajería una recogida de dinero de 1.800.000 euros de la organización de K.V.K. el día 9 de abril y una entrega de dinero de 100.000 euros a E.J.A.S. para que este se la trasladase a Fernando B.V. y I.W”.

Fernando B.V.

“Durante la observación de las comunicaciones de la organización se demostró como nombraban de forma habitual al “empresario” como la persona encargada de importar el contenedor a través de la empresa [...]”. Tras las labores de análisis se ha podido constatar cómo Fernando B.V. se encuentra tras esta figura, siendo él a quién se refieren como "el empresario". También se ha podido observar a través de la interceptación cómo iba a recibir el pago de 1.000.000 de euros por la organización criminal como recompensa por la gestión y la utilización de la citada empresa. De ese pago de un millón de euros, 750.000 euros corresponderían nominalmente para Fernando B.V. y su pareja sentimental I.W., ambos conocedores del desarrollo en todo momento de la actividad delictiva.

Tras la aprehensión de la mercancía ilícita, la organización de José Carlos S. C., y concretamente él, recompensó por los servicios hasta ese momento prestados por Fernando B.V. con el pago de la cantidad en metálico de 100.000 euros. Para la materialización de ese pago se utilizó a I.W., quien cogió la citada cantidad personalmente, quedando acreditado que la misma se llevó a cabo en la avenida de Andalucía, junto a la plaza cercana del Hotel AC de la localidad de Huelva”. “Por lo anteriormente expuesto”, expusieron los agentes antes de ordenarse los registros, “sería de gran interés para la instrucción el registro del domicilio donde conviven Fernando B.V. y I.W localizado en […] de la localidad de Ayamonte. a fin de localizar documentación relevante sobre la citada actividad empresarial así como el dinero en metálico relacionado con la intervención y cuantos efectos ayuden a la causa”.

K.V.K.

“Otra de las figuras esenciales en el entramado delictivo liderado por José Carlos S. C. y sin el cual no hubiera sido posible la materialización de la operativa es K.V.K., ciudadano de origen búlgaro y quién, tras el análisis de la interceptación, se revela como un autor necesario en cuanto a la inversión necesaria para la realización del envío así como la obtención de los terminales encriptados con los que José Carlos S. C. lidera y gestiona la organización. K.V.K. es quién suministra de terminales a los integrantes de la red criminal, especializándola con ello en cuanto a nivel tecnológico se refiere para ser indetectables para las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Entre las operativas detectadas entre José Carlos S. C. Y K.V.K. se encontraría las transferencias económicas utilizando para ello empresas opacas en Panamá y Colombia

K.V.K., asimismo sería uno de los compradores de la mercancía exportada por la organización de José Carlos S. C., además de facilitar parte de la logística, como ya se ha expuesto anteriormente, aportándole una nave industrial para la descarga de la misma en el polígono industrial de San Luis de la localidad de Málaga.

Entre las operativas detectadas entre José Carlos S. C. Y K.V.K. se encontraría las transferencias económicas utilizando para ello empresas opacas en Panamá y Colombia. De las entregas físicas de dinero entre la organización de José Carlos S. C. y K.V.K. se han podido demostrar el movimiento de hasta 7 millones de euros realizadas en 5 ocasiones diferentes.

K.V.K. se encuentra domiciliado en el […] de la localidad de Marbella”.

Juan Carlos F.T.

“Junto con su madre, Ana M.T.B., serían los encargados de emitir en el circuito legal parte de las ganancias de la organización de José Carlos S. C. a través de un entramado societario, bancario y empresarial del que dispone José Carlos S. C. y gestionan tanto Ana M.T.B. como Juan Carlos F.T.. También es el encargado de suministrar información sobre las operativas más beneficiosas y pro activas para el blanqueo de capitales. Juan Carlos F.T. se encuentra domiciliado junto a su madre B. en el número […] de la localidad de Algeciras”.

Ana M.T.B.

“Junto a su hijo, Ana M.T.B. y Juan Carlos F.T. manipulan de forma indistinta el terminal telefónico que la organización criminal les ha suministrado para las comunicaciones encriptados entre los mismos, a fin de enmascarar las conversaciones dirigidas al blanqueo de capitales y la transformación del dinero en metálico en inversiones inmobiliarias con las que José Carlos S. C., mediante la gestión de Ana M.T.B. y Juan Carlos F.T. intentan legalizar el excedente de dinero que sus actividades ilícitas aporta”.

Aitor N.Z.

“Socio de José Carlos S. C., se encarga de las operativas de blanqueo de dinero tanto dentro como fuera del país para la organización y tiene importantes conocimientos del comercio marítimo que pone a disposición de José Carlos S. C. Aitor N.Z. se encuentra domiciliado en la Avenida […] de la localidad de Getxo (Vizcaya). Las empresas de este, [...], se encuentran domiciliadas en […] de la localidad de Getxo (Vizcaya)”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios