Seguridad

Importante operación de la Guardia Civil contra la propaganda del yihadismo con dos detenidos en Algeciras

Un registro de la Guardia Civil en Algeciras.

Un registro de la Guardia Civil en Algeciras. / Erasmo Fenoy

La Guardia Civil ha desarrollado este martes una importante operación contra el yihadismo que se ha saldado hasta el momento con nueve detenidos, dos de ellos en la ciudad de Algeciras, donde además se han producido varios registros

En el operativo policial, con la colaboración de Europol, se investigan delitos relacionados con el proselitismo y el adoctrinamiento, así como por la posible financiación del terrorismo yihadista. Las diligencias se enmarcan en una causa instruida el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, titulado por la magistrada María Tardón. La instructora investiga un conglomerado de páginas web dedicadas a la publicación de contenidos sobre Daesh.

Durante el dispositivo se han producido otras detenciones en Salt (Gerona) y en Antas (Almería).  

En el marco de las actuaciones, se han desarrollado varios registros en las localidades antes citadas y en Santa Cruz de Tenerife. En Algeciras, una de las entradas autorizadas ha tenido lugar en la calle Sindicalista Luis Cobos, cerca del mercado municipal Hotel Garrido.

El detenido en Salt pasará en los próximos días a disposición de la Audiencia Nacional, una vez concluyan las diligencias en el marco de la investigación. El dispositivo permanece abierto y sobre la investigación pesa el secreto de sumario.

El recuerdo de Kanjaa

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado practicaron un total de 78 detenciones por delitos relacionados con el terrorismo yihadista en España a lo largo de 2023, lo que convirtió al pasado año en el que más arrestos se anotaron desde el 11-M de 2004, hace casi dos décadas.

El 2023 comenzó con el atentado cometido el 25 de enero en Algeciras por Yassine Kanjaa, un marroquí de 25 años que asesinó a machetazos al sacristán Diego Valencia e hirió a otras personas. La acción tuvo una finalidad terrorista, según el informe policial y la instrucción del juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea, que valoró los posibles trastornos mentales del arrestado para sostener que esto no influyó en la su comportamiento.

Según un informe elaborado por Interpol, Kanjaa se adoctrinó en el yihadismo por medio de los mensajes lanzados a través de las redes sociales por dos conocidos líderes islamistas defensores de la yihad, la guerra santa del Islam contra los cristianos. Previamente, la Policía Nacional se había interesado ante la agencia policial internacional por “el desarrollo del fenómeno yihadista y el llamamiento para cometer acciones, sobre todo en países occidentales, por aquellas personas conocidas como lobos solitarios motivados desde lejos por organizaciones terroristas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios