Algeciras

Adif reanuda la circulación tras la reparación de la vía en la que descarriló el tren Algeciras-Madrid

  • La crecida del arroyo de Los Derramaderos dañó la infraestructura ferroviaria entre Almargen y Campillos y provocó el accidente

Los trabajos de reparación de la vía. Los trabajos de reparación de la vía.

Los trabajos de reparación de la vía. / Adif

Adif ha restablecido a las 17:00 de este domingo la circulación ferroviaria entre las estaciones de Almargen y Campillos (línea Bifurcación las Maravillas-Algeciras), a su paso por la provincia de Málaga, una vez concluidos los trabajos de encarrilamiento del tren de larga distancia Algeciras-Madrid Puerta de Atocha que sufrió un accidente el jueves por los daños provocados en la infraestructura por el temporal.

Durante el día 5 de noviembre de 2020, tuvo lugar un intenso episodio de precipitaciones en la zona norte de la provincia de Málaga y en la comarca Sierra Sur de Sevilla, que supuso una inusual crecida de los arroyos y ríos de la zona. La crecida del arroyo de Los Derramaderos provocó el desguarnecido de la infraestructura ferroviaria en unos 20 metros en el punto kilómetrico (P.K.) 23/830 de la citada línea, en el tramo comprendido entre las localidades de Almargen y Campillos. A las 17:15 se produjo el descarrilamiento del tren en el P.K. 23/600 provocando daños añadidos en unos 200 metros de vía. Hubo cuatro heridos, tres viajeros y un interventor. 

En la mañana del día 6, tras la autorización del Juzgado de Instrucción nº 3 de Antequera, se realizó una primera inspección de la zona para valorar de forma inicial los daños producidos sobre la infraestructura y vía y realizar la programación de trabajos para la restitución provisional del trazado ferroviario en condiciones de seguridad para la reanudación del tráfico. A partir de ese momento dieron comienzo esos trabajos, que permitieron el encarrilamiento del tren en la tarde del día 7 y a las 17:00 horas de este domingo día 8 han concluido tanto la reparación de los daños en la vía como la restitución de los materiales y equipamientos arrastrados por la avenida de agua torrencial, quedando por tanto la infraestructura apta para la circulación ferroviaria.

Las labores de reparación de la infraestructura han consistido, entre otros trabajos, en la sustitución de más de 300 traviesas y en la corrección del desguarnecido (pérdida de balasto), provocado por la crecida del arroyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios