Vivir el sur

Las cabinas rojas de Gibraltar. ¿Por qué tienen ese color?

Cabina telefónica con el Peñón de Gibraltar al fondo.

Cabina telefónica con el Peñón de Gibraltar al fondo. / Nono Rico

Sin duda alguna, las cabinas telefónicas británicas son uno de los atractivos para los visitantes que acuden a Reino Unido. El cubículo rojo es protagonista de muchas postales e imágenes que inundan las redes sociales con ubicaciones como Londres, aunque no están tan lejos del Campo de Gibraltar, puesto que con tan solo cruzar la verja que separa La Línea del Peñón de Gibraltar, podemos conseguir la ansiada foto. Pero, ¿por qué tienen ese color tan llamativo?¿Cuál es su historia?

Hay que trasladarse hasta 1924 para conocer el origen de estos elementos urbanos previos a los teléfonos móviles. Dicho año, el arquitecto Sir Gilbert Scott consiguió el primer premio del concurso para el Servicio de Correos, encargados de gestionar por aquel entonces el monopolio de la telefonía británica, con un diseño que se convertiría años después en un icono cultural del país.

En un primer momento, la cabina era blanca, con la puerta y las ventanas pintadas de rojo debido al color corporativo del servicio postal británico. Estas eran las conocidas como K1 (kiosko 1), un diseño previo al que incorporó Scott y que distaba de las actuales, puesto que eran de madera y con un techo rematado como un tejado a cuatro aguas.

El nuevo diseño, el K2, caló en el concurso apostando por un estilo neoclásico, rectangular e inspirado en una bóveda. El material pasó de la madera al metal y el techo cambió de forma a la ovalada. Respecto al color, la idea principal del arquitecto era cambiarlo a plateado y azul, pero decidieron respetar los colores de la empresa.

Las cabinas fueron actualizando su diseño hasta 1980 aproximadamente, llegando a lanzarse 10 modelos diferentes. El que más caló, sin duda, fue el K6, también obra de Scott, diseñado para celebrar el Jubileo del 25 aniversario del reinado de George V en 1935.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios