Turismo

¿Sabes dónde está la duna 'gemela' de las de Bolonia y Valdevaqueros?

Dune du Pila

Dune du Pila / vía Wikipedia

En el Campo de Gibraltar se dan dos dunas espectaculares en dos de las playas más salvajes. Estas son las dunas de Bolonia y la de Valdevaqueros, dos espectáculos naturales situados en el municipio de Tarifa que tienen un origen muy diferente. Pero en el continente europeo existe una duna que podría ser familia de estas dos, ya que también se encuentra en la costa atlántica, aunque las separan 1500 kilómetros de distancia aproximadamente. Es tanta la similitud que si se miran las fotos, incluso pueden confundirse. Se trata de la Grande dune du Pilat.

La Gran dune du Pilat es una imponente elevación de arena costera situada al suroeste de Francia. Ha sido moldeada durante miles de años de evolución geomorfológica y cambios en su entorno. Esta masa natural, acumulada en la costa aquitana del golfo de Vizcaya, abarca una extensión de ochenta y siete hectáreas y alberga más de sesenta millones de metros cúbicos de arena fina.

Conocida en español como Duna de Pyla, esta formación está rodeada por un paisaje geológico único, caracterizado por la presencia de dunas marítimas y continentales. Este entorno, modelado por procesos naturales y la intervención humana a lo largo de los siglos, alberga una biodiversidad excepcional, desde especies de pinos marítimos hasta invertebrados protegidos. Su singularidad radica en su cresta, que se yergue como la más alta de Europa, ya que llega hasta los ciento cuatro metros de altura.

Duna de Pylat Duna de Pylat

Duna de Pylat / vía Wikipedia

La duna de Bolonia 

La duna de Bolonia es una formación imponente en la costa de Tarifa, que se eleva hasta treinta metros de altura sobre el nivel del mar. Muy poco a poco, su frente de más de doscientos metros avanza al compás de los vientos del Estrecho. Ubicada en el istmo de Punta Camarinal, en la costa suratlántica de Cádiz, el Monumento Natural de La Duna de Bolonia forma parte del Parque Natural del Estrecho. Se destaca por ser una de las áreas menos alteradas y urbanizadas de la costa gaditana, albergando importantes valores naturales y paisajísticos.

Aunque parte de las dunas de Bolonia están protegidas con especies exóticas para evitar su avance, los acantilados azotados por el viento de levante conservan la vegetación autóctona, como son el enebro costero andaluz, la sabina rastrera y la camarina, siendo esta última la que da nombre al cercano faro de Camarinal. 

Duna de Bolonia Duna de Bolonia

Duna de Bolonia

La duna de Valdevaqueros

Esta duna tiene una formación muy diferente. En la posguerra, con el propósito de fortalecer la defensa española ante posibles conflictos con Marruecos y Gran Bretaña, ingenieros militares idearon la construcción de una duna artificial en Tarifa, específicamente en la playa de Valdevaqueros.

La ejecución del proyecto enfrentó dificultades, ya que la arena obstaculizaba el movimiento de la maquinaria pesada. La idea era crear dunas de baja altura con una pista asfaltada entre ellas, con el fin de frenar el transporte de arena por el viento y proporcionar una trinchera en caso de un desembarco enemigo.

Desde su construcción, la duna no ha dejado de crecer. Durante los vientos de levante, la carretera que conecta la N-340 con Paloma Baja queda cubierta de arena, bloqueando el paso y dejando aisladas a las familias que residen allí. 

Duna de Valdevaqueros Duna de Valdevaqueros

Duna de Valdevaqueros / Jorge del Águila

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios