Pleno del Ayuntamiento

Tarifa regularizará establecimientos turísticos construidos en suelo fuera de ordenación

  • Una modificación del PGOU legaliza los establecimientos situados junto a la N-340, cerca de Los Lances

La playa de Valdevaqueros, en Tarifa La playa de Valdevaqueros, en Tarifa

La playa de Valdevaqueros, en Tarifa / E. S.

El Ayuntamiento de Tarifa ha aprobado este jueves en un pleno extraordinario una propuesta para una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que suprime la prohibición actual del uso hotelero en el suelo no urbanizable de carácter natural o rural. Este cambio normativo permitirá que establecimientos turísticos que actualmente están fuera de ordenación, sobre todo a lo largo de la N-340, legalicen su situación y que puedan adaptar y modernizar sus instalaciones en el marco de los diferentes instrumentos de planificación en vigor.

De esta manera se verán beneficiados hoteles, cámpines, restaurantes y tiendas. La mayoría de estos establecimientos se erigieron al amparo de la normativa anterior al PGOU y hasta ahora se encontraban fuera de ordenación, sin posibilidad de mejorar sus instalaciones y, por tanto, su oferta de servicios por la falta de regulación de su régimen urbanístico. El perjuicio ha sido más severo para los hoteles, que no han podido adaptarse a normativa del sector ante la imposibilidad de obtener la licencia de obras.

El acuerdo también establece una superficie mínima exigible a cada actuación en suelo no urbanizable, dependiendo del uso que se quiera implantar, y limita la edificabilidad. La modificación vendrá además a resolver las actuales limitaciones de las pequeñas y medianas explotaciones agropecuarias colindantes a los núcleos rurales de población, que ahora pueden implantar instalaciones necesarias para su desarrollo en las inmediaciones de los núcleos habitados.

Las edificaciones en situación legal fuera de ordenación tendrán un espectro de obras autorizables más amplio que el establecido en el PGOU vigente. En este caso sólo se permiten las obras necesarias para el estricto mantenimiento de las condiciones de seguridad, habitabilidad y salubridad. Por ejemplo, se eliminan restricciones como las que antes pesaban en la reparación de techumbres y cubiertas de inmuebles, limitadas al 10% de la superficie total.

El alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz, abogó por sacar del debate electoral y partidista "una adaptación importante para los vecinos residentes en la zona y el tejido turístico de Tarifa". El regidor destacó que el impulso a la regulación de fincas fuera de ordenación es "una medida que revierte en toda la ciudadanía: propietarios y empresarios, pendientes de adaptaciones para resolver desajustes históricos en el urbanismo de la zona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios