Tarifa

El proyecto anterior en Valdevaqueros desató una oleada de críticas en 2012

  • El TSJA declaró nulo en 2018 el Plan Parcial, que está pendiente de un recurso admitido por el Supremo

Una de las protestas que se llevaron a cabo en el verano de 2012 contra el anterior Plan Parcial de Valdevaqueros Una de las protestas que se llevaron a cabo en el verano de 2012 contra el anterior Plan Parcial de Valdevaqueros

Una de las protestas que se llevaron a cabo en el verano de 2012 contra el anterior Plan Parcial de Valdevaqueros / E. S.

La urbanización del sector SL1 Valdevaqueros, dentro del término municipal de Tarifa, saltó a la palestra a finales de mayo de 2012, cuando el Ayuntamiento aprobó el Plan Parcial que permitía la construcción de 1.400 plazas hoteleras y 350 viviendas dentro de un espacio de 700.000 metros cuadrados con una edificabilidad de 84.000. Los grupos ecologistas y colectivos ciudadanos se unieron entonces en la plataforma Salvemos Valdevaqueros, que organizó varias protestas contra este proyecto y recurrió a distintas instituciones para frenar la urbanización de la zona.

El entonces eurodiputado de IU Willy Meyer denunció ante la Comisión Europea (CE) el proyecto de urbanización en Valdevaqueros “por los daños que causará en un entorno medioambiental único”. Meyer instó a través de una pregunta parlamentaria al comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, a investigar el proyecto, ya que según indicó “pone en riesgo dos zonas de especial protección para la Unión Europea (UE) que están incluidas dentro de la red Natura 2000”, en referencia al Parque Natural del Estrecho y de los Alcornocales.

El Ayuntamiento de Tarifa, gobernado entonces por el PP, también inició una serie de movilizaciones para defender que se hiciera el proyecto. El Consistorio insistía en que la iniciativa “no toca la playa ni el Parque Natural del Estrecho” y destacaba que se iba a recuperar a ese lado de la carretera, “superficie privada, y obtiene 200.000 metros cuadrados de espacio libre para uso público”. “El desarrollo de plazas hoteleras y residenciales se proyecta a 700 metros de distancia de la playa al otro lado de la carretera, hacia el campo, con criterios de baja intensidad y mínimo impacto”, indicaba el Ayuntamiento que, cifraba la generación de empleo en 800 puestos de trabajo.

El Plan Parcial acabó en los juzgados y en mayo de 2018 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) lo anuló tras estimar el recurso contencioso-administrativo que interpuso Ecologistas en Acción contra el acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Tarifa que el 29 de mayo de 2012 aprobó el Plan Parcial SL1 Valdevaqueros, con el apoyo del PP (que gobernaba el municipio) y del PSOE. El alto tribunal andaluz resaltaba que no se hicieron los obligatorios trámites de impacto ambiental. “Esta sentencia es la mejor noticia que puede recibir nuestro litoral y la sociedad ante la incipiente temporada turística, ya que garantizará la preservación de uno de los parajes litorales más valiosos del sur de Europa”, aseguraron los ecologistas.

El alcalde, Francisco Ruiz, indicó entonces que no recurriría este pronunciamiento. “A la espera de lo que pueda hacer el promotor, nuestro modelo urbanístico es más urbano”, dijo. El alcalde apuntó que esta iniciativa no es prioritaria, si bien la entidad local se mostró favorable a debatir sobre un nuevo modelo y diseño que se adapte a las necesidades de Tarifa “y no al revés”, como se ha hecho con otras promociones para la expansión del casco urbano. “Si cuenta con todos los vistos buenos, no podemos negarnos”, sostuvo.

Sin embargo, en enero de 2019 el Tribunal Supremo dictó un auto en el que admitía a trámite el recurso de casación presentado por Buildingcenter SA y por la Junta de Compensación de Valdevaqueros Sector SL-1 contra la sentencia del TSJA. El Supremo aún no ha resuelto este recurso, aunque el nuevo proyecto tendrá como base otro documento urbanístico enmarcado en el PGOU vigente o en su revisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios