Opinión

Almería enfrenta el reto para liderar la economía sostenible europea

El investigador de Agrobío Enric Vila observa la alimentación con presa en pepino, muestra de la sostenibilidad en los invernaderos en los que se utiliza control biológico El investigador de Agrobío Enric Vila observa la alimentación con presa en pepino, muestra de la sostenibilidad en los invernaderos en los que se utiliza control biológico

El investigador de Agrobío Enric Vila observa la alimentación con presa en pepino, muestra de la sostenibilidad en los invernaderos en los que se utiliza control biológico / Diario de Almería

José Cano, presidente de Asempal. José Cano, presidente de Asempal.

José Cano, presidente de Asempal.

Almería puede y debe ejercer el liderazgo en la gestión, producción y uso sostenible del agua vinculado a las energías renovables para la producción de alimentos. Y el momento de actuar es ahora, aprovechando el impulso de la estrategia de reactivación económica puesta en marcha por la Unión Europea.

Somos líderes en tecnologías de agua, energías renovables y alimentos, tres cuestiones que determinarán el futuro de la humanidad. Las estimaciones de aumento de la población apuntan a 9.800 millones de personas para 2050 y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que se necesitarán un 50% más de alimentos de aquí al 2050. Estos datos revelan los serios desafíos para la salud, la demanda de agua, energía y alimentos que nos plantea el futuro cercano; en un escenario, además, de emergencia climática, en el que el agua va a ser el recurso más escaso.

Precisamente, con el punto de partida de que las empresas somos generadoras de empleo y progreso y parte de la solución para salir de la crisis provocada por la COVID-19, ASEMPAL acaba de celebrar la Asamblea Empresarial “Almería, un salto hacia el futuro”, en la que hemos querido aportar nuestras reflexiones, a través de la Inteligencia artificial, el agua y las energías renovables, a la búsqueda de esas nuevas oportunidades que deben guiar el liderazgo en sostenibilidad de nuestra provincia en Europa.

La UE impulsa la especialización inteligente de las regiones que la componen y por ello incentiva el desarrollo de iniciativas que avancen tanto en tecnología como en eficiencia y sostenibilidad de aquellos sectores económicos en los que cada región es líder.

Almería tiene esa especialización inteligente y nuestro modelo agroalimentario es uno de los más eficientes y sostenibles en el uso de los recursos, tanto en el uso y el aprovechamiento del agua como en garantía y calidad alimentaria. Tenemos tecnología, conocimientos y la experiencia que nos brinda ser una de las primeras provincias exportadoras de productos agroalimentarios de este país.

“Almería tiene esa especialización inteligente y nuestro modelo agroalimentario es uno de los más eficientes y sostenibles “

Estamos, por tanto, ante una oportunidad histórica para que nuestra provincia sea epicentro europeo en sostenibilidad y pueda beneficiarse de los recursos sin precedentes que ha movilizado la UE, previstos a través del instrumento Next Generation EU (1.1 billón de euros), del Green Deal 100 mil millones de euros o de los 750 mil millones de euros de los presupuestos comunitarios en el periodo 2021-2027.

Alianza estratégica con la Diputación

En Almería cobra vital importancia la alianza que la Diputación de Almería y Asempal han sellado para conseguir una Estrategia de Inversión de fondos europeos en el proyecto “Agua, Energías Renovables y Alimentos”, en el que tenemos depositada gran esperanza.

Esta Estrategia podría suponer para la provincia una inversión de más de 700 millones de euros para proyectos que desarrollen nuestras ventajas competitivas en estos tres elementos. Inversión que, además, facilitaría la creación de una industria comprometida con la Agenda 2030 y crearía riqueza y empleo en la lucha contra la despoblación en zonas rurales.

Estas son las premisas, pero para conseguirlo es fundamental el impulso de la inversión pública y privada y que el mundo empresarial tenga confianza, porque es el que arriesga para invertir.

Y para que se genere esa confianza es preciso que en Almería se terminen, de una vez, obras estratégicas como el AVE Corredor Mediterráneo, la autovía del Almanzora o infraestructuras hídricas aún pendientes.

Seguridad y agilidad

Las empresas también deben tener la certeza de contar con seguridad jurídica, saber qué va a pasar, para evitar la incertidumbre y atraer inversiones privadas.

Hay que impedir que la burocracia cercene el espíritu emprendedor y ganar en agilidad administrativa. Nadie puede esperar años a que un proyecto se apruebe porque perdería el sentido de la oportunidad que tenía cuando se emprendió.

En la hoja de ruta que nos ayude a superar la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, las empresas de Almería queremos ser el punto de arranque de una economía más sostenible, más digitalizada y fortalecida y para ello estamos convencidas de que la mejor fórmula es trabajar en positivo, con una unidad de acción y cooperación.

Un compromiso que, en circunstancias tan excepcionales, han demostrado todas las empresas de Almería y especialmente la industria agroalimentaria asegurando el abastecimiento, los regantes garantizando el agua y el sector energético y logístico como activos estratégicos.

Europa se ha colocado a la vanguardia mundial en el esfuerzo por acometer la reactivación económica y Almería puede formar parte de ese liderazgo gracias al eje agua, energías renovables y agroalimentación. Hagamos de ellos el vector de crecimiento que impulse nuestra economía.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios