Coronavirus

Sanidad ve una evolución favorable de la pandemia y quita importancia a rebrotes "aislados"

Una terraza abierta en Osuna tras el inicio de la fase I de la desescalada. Una terraza abierta en Osuna tras el inicio de la fase I de la desescalada.

Una terraza abierta en Osuna tras el inicio de la fase I de la desescalada. / M. G.

Sanidad considera que los datos muestran una evolución "muy favorable" de la epidemia de coronavirus, con una tendencia descendente sostenida durante las últimas nueve semanas, a pesar de "algunos" rebrotes aislados en los últimos días que han sido detectados precozmente y los contactos aislados.

En los últimos días se han producido rebrotes en Lérida, Totana (Murcia) y Cuenca, pero se han detectado "precozmente" y se han controlado las infecciones gracias al aislamiento de las personas. Estos casos demuestran, según el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que los sistemas de detección precoz "funcionan", si bien ha incidido en que "no puede haber relajación" en las medidas.

Además, la Ciudad Autónoma de Ceuta, que se encuentra en fase 2 de la desescalada, a tenido un "repunte inusual y muy importante", que ha elevado a 22 los casos activos y a 271 las personas en aislamiento domiciliario por haber estado en contacto con coronavirus.

En su comparecencia para explicar la evolución de la desescalada, Illa ha apostado por ver la evolución de Ceuta la próxima semana y esperar si sus responsables piden volver a la fase 0. En todo caso, ha añadido, "ha habido un mecanismo de detección precoz que ha funcionado y, en principio, si las cosas siguen bajo control no hay ninguna indicación que haya un retroceso de fase".

Defiende el estado de alarma

Illa ha subrayado este jueves que "difícilmente" se habría conseguido llegar a la actual situación de la pandemia sin la declaración del estado de alarma. "Hoy, a pesar de haber reducido drásticamente la transmisión de la enfermedad, sigue siendo necesario ordenar y controlar la movilidad, algo que solo es posible mediante esta figura constitucional", ha considerado.

Los datos, según Illa, constatan que el esfuerzo realizado ha tenido sus efectos sobre la evolución de la epidemia y que vamos consolidando de forma segura los pasos que vamos dando. "Vamos, por tanto, por buen camino, incluso más rápido que otros países, pero debemos conservar la prudencia porque no podemos dar ningún paso atrás que nos pueda poner de nuevo en riesgo e impida seguir avanzando hacia la nueva normalidad".

Precisamente, este jueves se ha conocido que las autoridades surcoreanas han pedido reforzar durante las próximas dos semanas las medidas de distanciamiento en Seúl, donde también han ordenado el cierre de parques, museos, cines y otros espacios públicos ante el fuerte repunte de casos ligado a un brote en una nave comercial.

El ministro ha reconocido que el proceso de desescalada es "complejo". "No es un sprint, sino una carrera de fondo en la que lo importante es llegar al final, sin dar pasos en falso que nos hagan retroceder a todos", ha advertido Illa.

Defensa de las PCR

Para atajar los posibles rebrotes, ha defendido la realización de PCR (las pruebas diagnósticas más fiables) para detectar los casos en 24 horas frente al uso de aplicaciones informáticas de rastreo de contactos, que tienen que funcionar en todo el país y estar conectadas con Europa. Estas aplicaciones, a su juicio, pueden "sobrecargar" el sistema sanitario, por lo que ha instado a "pensarlo muy bien".

Illa ha dicho que se ha hecho un "esfuerzo muy importante" en las contrataciones de las comunidades autónomas para afrontar este trabajo de "rastreo". "Lo fundamental es que haya una red de detección precoz" con gente que pueda hacer el seguimiento "activo" de contactos, que no tienen que ser personal sanitario, ha subrayado Illa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios