Semana Santa

La Sagrada Mortaja marca el recogimiento del Viernes Santo

  • El paso de misterio con el Cristo de la Caridad descendido de la cruz realiza su desfile procesional con la sobriedad y la solemnidad que le caracterizan

Jesús es descendido de la cruz para ser amortajado. El Santísimo Cristo de la Caridad es "al que su madre lleva en brazos", María Santísima de la Piedad rota por el dolor. Cristianos, "Algeciras está de luto". Así lo dice la saeta dedicada a la Sagrada Mortaja nada más salir en la noche del Viernes Santo de la capilla casa hermandad.

Fue como siempre un momento muy especial. A las nueve de la noche se abrió el enorme pórtico y dejó ver el impresionante paso de misterio obra del imaginero sevillano Miguel Ángel Valverde, dispuesto a derrochar sobriedad y solemnidad por las calles.

Al tercer golpe de martillo los costaleros hicieron la primera levantá dentro de la casa hermandad para sacar el paso, mientras se podían escuchar cantos litúrgicos en latín, un ambiente propicio para el recogimiento.

Casi ocupa toda la calzada el misterio y mientras reviraba la saeta tomó el testigo de los cantos litúrgicos. La gente esperaba en la calle y en el tramo más cercano de Blas Infante.

El desfile procesional de la Sagrada Mortaja anduvo precedido por las notas del Trío de Capilla Sinfonía Campo de Gibraltar. El paso neobarroco, con un exorno floral de plantas silvestres, imponía el silencio a su alrededor. Y muchos fotógrafos no quisieron perdérselo, puesto que es la talla elegida para ilustrar el cartel de la Semana Santa algecireña del año que viene.

Tras entrar por calle Sevilla y bajar por San Antonio la Sagrada Mortaja fue la primera hermandad que hizo la carrera oficial en el Viernes Santo de Algeciras. Se presentó ante la Palma poco después de las diez y media de la noche. La vuelta por San Isidro como siempre dejó estampas para el recuerdo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios