San Roque

Verdemar denuncia el deterioro de las dunas de Guadarranque por el uso de maquinaria de limpieza

  • Los ecologistas piden precaución a los encargados de la limpieza de la playa

Marcas de neumáticos, en la duna de Guadarranque. Marcas de neumáticos, en la duna de Guadarranque.

Marcas de neumáticos, en la duna de Guadarranque. / E. S.

Verdemar-Ecologistas en Acción ha denunciado el "grave deterioro" del sistema dunar de Guadarranque, en San Roque. El colectivo señala que se repiten las incursiones del tractor de mantenimiento y limpieza de playas sobre varios puntos del relieve dunar en la playa del Rocadillo: "Prueba de ello son las imágenes de parte de ese relieve del arenal arrasado y con el marcaje de los neumáticos, muy característico, además de utilizar por arrastre una barra de nivelación de la arena que acaba aniquilando cualquier ejemplar vegetal relacionado con la flora endémica de este frente litoral singular de la bahía", indican los conservacionistas.

"Encontramos también marcas de rodaje del mismo tractor sobre una colonia vegetal halófita autóctona del estuario y márgenes intermareales del Guadarranque, como son la salicornia, sosa, verdolaga marina y especialmente el junco merino. Desde Emadesa debían tenerse muy en cuenta las normas de tratamiento y circulación por estos espacios de especial interés ambiental y advertir a sus operarios de ciertas normas de circulación y desarrollo en sus puestos correspondientes", sostienen los ecologistas.

Verdemar señala que debido a estos trabajos, la arena arrasada de su manto vegetal "queda expuesta y desprotegida frente al arrastre de los vientos de Levante. Se erosiona la duna, entendida como muro natural de protección frente a temporales costeros, y la arena arrastrada acaba colmatando la misma bocana del río".

"En algunas playas de España aún podemos encontrar sistemas dunares más o menos conservados. Son escasos y durante años este tipo de ecosistema ha sido destruido sistemáticamente para dar paso a urbanizaciones, puertos deportivos y paseos marítimos. Con su destrucción se elimina la mejor defensa contra los temporales que erosionan la costa", recuerdan los ecologoistas.

Para el colectivo, "más que un montón de arena, como cree el ayuntamiento de San Roque, son un importante ecosistema que debemos proteger. Las dunas son un ecosistema vivo que se mueve y está lleno de biodiversidad, constituyendo un paisaje de gran valor. Regeneran de forma natural las playas, son un muro para proteger nuestro litoral, nuestros campos de cultivo, humedales, ciudades, etc".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios