Día de Andalucía

San Roque inaugura el parque infantil Miguel Ángel Blanco

  • Tiene unos 3.000 metros cuadrados y cuenta con varias novedades, como un ajedrez gigante

El corte de la cinta del parque Miguel Ángel Blanco El corte de la cinta del parque Miguel Ángel Blanco

El corte de la cinta del parque Miguel Ángel Blanco / E. S.

Numerosas familias han participado este Día de Andalucía en la inauguración del parque Miguel Ángel Blanco, situado en la zona de Huerta Varela, en San Roque. Tiene una extensión de unos 3.000 metros cuadrados y cuenta con elementos muy novedosos que han hecho disfrutar a los pequeños: animales salvajes de gran tamaño, un juego electrónico interactivo, zona de juegos tradicionales o un ajedrez gigante.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, acompañado por miembros de la corporación y por numeroso público, procedió a descubrir el letrero en la entrada alta al parque, que estaba cubierto por una bandera de Andalucía, y más tarde se cortó la cinta inaugural en la zona baja. El parque ha sido realizado en su integridad con fondos del Ayuntamiento y por las empresas municipales Emadesa y Amanecer.

El parque cuenta con dos zonas diferenciadas, y se sitúa en la parte trasera de la Casa Consistorial, en la zona de Huerta Varela, cerca del bloque de viviendas Alcalde Eduardo López y de la guardería Nelson Mandela. La zona alta ha sido cerrada con vallado.

La zona alta es de mayor superficie y tiene como tema los animales salvajes. Se han instalado 16 figuras de fibra de vidrio que representan a distintos animales, como un tigre, un pingüino, un elefante, un hipopótamo, un rinoceronte, una jirafa, un gorila, un oso... Todos se sitúan en praderas de césped y están unidos por caminos de hormigón. Se ha concebido como una zona de recreo y paseo, con algunos árboles ornamentales.

La zona baja se concibe como área de juego. Tiene un área central de estancia y para proteger del sol se ha instalado una pérgola que da sombra y que se ha pintado con cuadrados de colores, simulando un cubo de Rubik. También se cuenta con árboles, una fuente para beber y lugares para sentarse.

En el lateral derecho de esta zona baja se han pintado juegos en el suelo de caucho: la rayuela, un salto de longitud y un twister. También se cuenta con un pump track, consistente en un camino con ondulaciones que suben y bajan, ideal para que los más pequeños de la casa lo recorran en bicicleta, patinete o incluso corriendo. Además, se dispone de un tablero de ajedrez de 16 metros cuadrados, con figuras de tamaño acorde a dicha superficie.

En el lateral izquierdo se ha dibujado en el suelo de caucho una huella de perro, y cada una de las impresiones de las almohadillas de los dedos del animal son semiesferas para que los niños salten de una a otra.

Finalmente, y como gran novedad, se ha instalado un juego interactivo electrónico, consistente en un poste central y seis alrededor. Está pensado para que lo usen de dos a seis jugadores, y consta de un cinco juegos: matemáticas, alfabeto, identificación de colores, memoria y para correr.

Antes de descubrir el letrero, el primer edil explicó que si bien en el término municipal de San Roque existen 25 parques infantiles, éste se ha concebido como "algo totalmente distinto, con el objetivo de que sirva de lugar de encuentro de mayores y pequeños, aunque con la mirada especialmente puesta en el disfrute de niñas y niños".

A continuación, Ruiz Boix recordó que una corporación anterior ya rindió homenaje a la única víctima sanroqueña de ETA, la joven Hortensia González, al poner su nombre a una plaza situada junto al Teatro Juan Luis Galiardo. "A la actual le corresponde cumplir con un mandato plenario de 2017 y dedicar este nuevo parque a la memoria del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco, cuyo asesinato marcó un antes y un después en la lucha contra la banda terrorista, de manera que precipitó su final", indicó. También recordó los dos días de sufrimiento que compartieron todos los españoles, pendientes de la suerte del joven edil de Ermua, así como la decepción, el dolor, la indignación y la movilización social que generó su cruel muerte.

Indicó el alcalde que se invitó a este acto a algún familiar o responsable de la Fundación Miguel Ángel Blanco, pero que por motivos de agenda no han podido asistir. Antes de proceder a descubrir el letrero de entrada al parque, el primer edil pidió un minuto de silencio a los asistentes en memoria de Blanco y del resto de las víctimas del terrorismo en España.

A continuación, Ruiz Boix y resto de la corporación realizaron una visita a las instalaciones, acompañados por numerosas familias. El comentario general fue de satisfacción y sorpresa, ya que el parque representa una novedad repleta de atracciones para el disfrute de sus usuarios. Las esculturas de gran tamaño de animales salvajes fueron un motivo especial para hacerse fotos de recuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios