San Roque

San Roque: la dificultad de parcelar playas urbanas con poca arena

  • Ruiz Boix pone como ejemplo la playa de Puente Mayorga, donde solo cabrían 150 familias en un núcleo con 3.000 habitantes

La playa de Puente Mayorga La playa de Puente Mayorga

La playa de Puente Mayorga / A. Carrasco

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, cree que será complicado en el municipio aplicar la idea de la Junta de Andalucía de parcelar las playas debido a que el espacio de arena es "escaso" en algunas de ellas. El regidor pone como ejemplo la playa de Puente Mayorga: "Sólo cabe una fila de familias. Estaríamos hablando de que tendría un aforo inferior a 150 unidades de convivencia y, por tanto, en una población que cuenta con 3.000 habitantes, que equivalen a unas mil familias, será algo difícil de controlar y por ello estamos estudiando cómo va a ser", destaca.

"Es difícil en zonas urbanas donde hay un menor espacio, donde la lámina de arena es reducida y donde prácticamente cabe sólo una fila, no varias, y será complicado respetar cada unidad de convivencia, que es como lo llama el decreto, formada por la sombrilla que comparte una familia con el espacio que ocupan sus toallas con un mínimo de diez metros", continúa el primer edil. 

El litoral de San Roque, recuerda Ruiz Boix, está compuesto por unos 15 kilómetros de playa: entre tres y cuatro kilómetros del área de la bahía (playas de Guadarranque, Puente Mayorga y Campamento) y unos 11 en la zona norte del municipio, que van desde la Alcaidesa y que atraviesa Borondo, Guadalquitón, Sotogrande, Torreguadiaro y Cala Sardina.

"El área de Urbanismo y de Medio Ambiente está estudiando el aforo que deben tener las playas en función del decreto que ha sacado la Junta de Andalucía y, por otra parte, estamos valorando la dificultad de controlar ese aforo", indica el alcalde.

Otras pautas ya adelantadas son el cierre de duchas y lavapiés y la limpieza constante de los equipamientos comunes como los baños. Este verano, advertía hace unos días la Junta, no se podrá jugar a las paletas o deportes grupales en las playas. La Administración autonómica subvencionará con 5 millones de euros la inversión municipal en estas medidas.

Ruiz Boix reclama ayuda a las administraciones superiores: "Para todo ello necesitamos recursos económicos y entendemos que si la Junta de Andalucía tiene que defender un sector clave en la economía de Andalucía como es el turístico, debemos prestar este servicio con garantía, seguridad, limpieza, desinfección y tratando de garantizar que todo aquel que nos visite o la propia población de cada una de nuestras barriadas tengan los mejores servicios para que no haya problema de contagio".

"Es un tema difícil, en el que estamos dando estos primeros pasos para adecuar las nuevas circunstancias de la playa a la nueva realidad de la pandemia del coronavirus y a las exigencias que plantea la Junta de Andalucía, y en las próximas semanas hablaremos con los vecinos sobre cada una de estas circunstancias", sentencia. 

Los municipios de la Costa tienen que abordar a contrarreloj un trabajo de planificación y regulación de sus playas, con la elaboración por parte de los ayuntamientos de planes de contingencia individualizados frente a la Covid-19, en los que se establecerán medidas como las de autoprotección; carteles informativos, señalización y control de aforo; dotación extraordinaria del equipo de salvamento; medidas de refuerzo de limpieza, o vigilancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios