Cultura

El legado inmortal de Bergmann

  • 'Europa Sur' recupera una de las últimas intervenciones públicas del gran defensor del arte prehistórico de la comarca, fallecido esta semana. Una síntesis de su pensamiento y de su acción a lo largo de décadas de lucha

Esta semana dijo adiós el gran defensor del arte rupestre del Campo de Gibraltar, el alemán afincado en Tarifa Lothar Bergmann, cuyas cenizas serán esparcidas hoy (11.00 horas) en la necrópolis de Los Algarbes. Dejó muchísimos amigos y un legado inigualable en pro de la protección del arte prehistórico de la comarca y la provincia. Europa Sur recupera aquí una síntesis de su voz contestataria, de su pensamiento y de su acción a lo largo de décadas. Un compendio realizado por él mismo. La conferencia que pronunció en la segunda edición de las Jornadas de Prehistoria y Arqueología del Campo de Gibraltar, organizadas por el Instituto de Estudios Campogibraltareños, del que era consejero de honor. Se tituló El arte rupestre paleolítico del extremo sur de la Península Ibérica y la problemática de su conservación. Fue en Los Barrios, el 5 de junio de este mismo año. Los siguientes extractos son un reflejo fiel de una vida dedicada a luchar por la cultura.

"Existen innumerables factores que afectan al arte rupestre y su soporte físico. En general, los factores naturales trabajan lento. Es por esta razón que nos ha llegado arte rupestre de épocas muy lejanas, como por ejemplo los magníficamente conservados grabados de équidos de la Cueva del Moro (Tarifa). Pero, en su conjunto, se trata de un patrimonio histórico que se encuentra en vías de desaparición".

"La Cueva de la Laja Alta (Jimena), localizada en 1978 por Salvador Gorbacho Rey, se convirtió en el primer abrigo protegido de la provincia de Cádiz hace casi 30 años". "Es a principios de los años 90 del siglo pasado cuando se observa un aumento notable del turismo rural y al mismo tiempo un deterioro de los lugares visitados por excursionistas, sobre todo en forma de basura y en los abrigos en forma de pintadas y grafiti".

"Las primeras denuncias por daños a arte rupestre se realizaron verbalmente ante la Delegación Provincial de Cultura, pero también en los Ayuntamientos. Observando que nadie tomó las medidas oportunas para dar protección a los lugares más amenazados, se procedió a denunciar los hechos también ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil y ante la prensa. En 1992 se realizó la primera de una multitud de estas denuncias, dejando constancia de pintadas observadas en la Cueva de las Palomas y en la Cueva de Atlanterra".

"Es en esta época cuando se empiezan a localizar nuevos abrigos, y en 1994 también los grabados de équidos de la Cueva del Moro. Éstos resultaron ser el arte rupestre paleolítico más meridional del continente europeo, y el más antiguo de la provincia de Cádiz". "Gracias a la larga lucha de estudiosos locales con apoyo de otras agrupaciones, asociaciones, el IEGC y los medios de comunicación, se consiguió por fin, cinco años más tarde, la protección de este importante yacimiento. En este camino fue necesario que el tema fuera tratado en el Parlamento de Andalucía, que el Defensor del Pueblo Andaluz realizara gestiones y que el descubridor [el propio Lothar Bergmann] protagonizara un encierro en la cueva como medida de presión".

"Desde entonces se ha registrado una inacción de la Consejería de Cultura en materia de protección y conservación. A pesar de continuas denuncias y varias actuaciones del Defensor del Pueblo Andaluz, la delegación provincial de Cultura sólo se limitó a realizar promesas que nunca cumplió". "A pesar de admitir la situación existente, no ha querido tomar las medidas necesarias para asegurar la integridad de este patrimonio histórico. El cerramiento de los abrigos mencionados sólo se realizó porque nosotros, los ciudadanos, lo exigimos a gritos".

"El recién inaugurado Centro de Interpretación Cádiz Prehistórico en Benalup Casas Viejas costó 2,3 millones de euros y en este mismo municipio está planificado también el futuro Centro de Interpretación de Arte Rupestre. Y mientras este último también costará una millonada, para medidas de protección y conservación la Diputación Provincial de Cádiz no se gastó ni un solo céntimo, ni tampoco la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía".

"El resultado de esta política es que ya existen daños en más de treinta cuevas y abrigos con arte rupestre de la provincia de Cádiz. Parte de nuestra memoria ancestral se ha perdido irrecuperablemente para siempre".

"De hecho, de todos los lugares con arte rupestre sólo aproximadamente el 10% necesita una protección física. Son abrigos que se encuentran en las cercanías de zonas recreativas o vías de comunicación como por ejemplo caminos forestales. La gran mayoría de los abrigos no necesita ninguna protección porque se encuentran en lugares donde prácticamente nunca llega un excursionista".

"En 1998 la UNESCO incluyó en la lista del Patrimonio Mundial el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica. Un gran conjunto de arte rupestre (arte paleolítico, arte levantino, arte esquemático, arte macroesquemático), desde los Pirineos hasta la provincia de Granada, ha conseguido de esta manera una protección importante. Han quedado fuera de esta medida los conjuntos artísticos de las provincias de Cádiz y de Málaga porque la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía "olvidó" solicitar su inclusión".

"La Comisión de Cultura del Parlamento de Andalucía aprobó el 25 de mayo de 2006 el inicio de los trámites oportunos que permitan que el arte rupestre de las provincias de Málaga y de Cádiz (Arte Sureño) sea incorporado en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO como parte del "Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica".

"Tras tres años de inacción total de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en este asunto, la consejera de Cultura, Rosa Torres, declaró el 18-08-2008 en la comisión de Cultura que no actuará según el acuerdo tomado en el Parlamento, justificando esta postura con la ausencia de la "tipología levantina".

"En primer lugar, existe arte rupestre de la citada característica en la provincia de Cádiz". "Por otro lado, hacer depender una declaración de Patrimonio de la Humanidad de un cierto estilo y dejar desprotegido el arte más antiguo de la humanidad carece totalmente de lógica. En las provincias de Cádiz y de Málaga existe arte rupestre paleolítico, varias veces más antiguo que el Arte Levantino".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios