La estantería 'Un cuento para cada letra', el último lanzamiento de la linense Carmen Gil

  • La lectura de un buen libro crea un vínculo de unión entre el narrador y el niño que escucha

'Un cuento para cada letra'.

'Un cuento para cada letra'.

¿La letra con sangre entra? Como docente que soy, nunca he usado este método y no creo en su aplicación. La letra entra de muchas formas y a una edad temprana, mejor. La lectura de un buen libro crea un vínculo de unión entre el narrador y el niño que escucha.

Los pequeños aprenden con todos sus sentidos. Leerán en unos primeros momentos con todos sus sentidos. El primer sentido que utilizan es el del olor, por ello les gusta tanto oler los libros nuevos. Los niños y niñas pequeños nos miran más que nos escuchan, por esta razón son importantes las ilustraciones, los colores, las imágenes. Todo lo tocan, para ellos son muy atractivos los libros con texturas diferentes, con desplegables, con ventanas que se abren, con sorpresas. Libros con los que se juega. Todo lo saborean. ¿Los libros se comen? Todavía no. Todos los momentos son buenos para acercarlos a la lectura: a la hora del baño, cuando están comiendo, en un viaje para que no se mareen, a la hora de vestirlos... Un momento especial es a la hora de acostarlos. Un buen cuento relaja y los prepara para que tengan una buena travesía en los sueños, porque los sueños también se encargan y se preparan, ¿no lo sabías?

Un cuento para cada letra es un libro con 29 cuentos ideal para iniciar en la lectura. Escrito por Carmen Gil nos presenta todos los sonidos del abecedario, nuestras 27 letras más la Ch y Ll.

La porada de 'Un cuento para cada letra'. La porada de 'Un cuento para cada letra'.

La porada de 'Un cuento para cada letra'.

De una forma divertida vamos conociendo todas y cada una de nuestras letras. En cada historia el protagonista principal es la letra con aventuras muy diversas: ardillas, astronautas, bucaneras, brujas, caballeros andantes, chisteras mágicas, chichones, duendes, dromedarios, empanadas, erizos, fantasmas, gigantas, hipopótamos y un largo etcétera.

Las historias son muy divertidas, nos presentan muchas letras, pero su objetivo principal es divertir. El libro está impreso con letra caligráfica para ayudar a los pequeños que se están iniciando tanto en la lectura como en la escritura. Son 360 páginas con historias diferentes. Todas tienen en común la prosa poética de Carmen Gil, sin faltar un poema en cada cuento.

Es una edición que la autora ha cuidado hasta los últimos detalles: gran número de ilustraciones, colores muy vistosos, distinto tono para la letra que está presentando, portada en cartoné, cantos redondeados e índice de los cuentos y de las letras. Echo de menos una referencia a la autora y a la ilustradora.La autora.

Carmen Gil es una autora linense con un gran nombre en el mundo de las letras infantiles. Profesora de filología hispánica y autora de un gran número de obras tanto de poesía, teatro como narrativa. En 2011 la Junta de Andalucía le concedió la Medalla de Oro al Mérito en Educación por su labor de animación a la lectura. Con casi cien libros en el mercado, este es su última publicación y ha tenido una buena acogida por los Reyes Magos.

La letra con sangre no entra y tengo muy claro que con cariño, con paciencia, con abrazos, con risas, con cosquillas y con cuentos como Adivina cuánto te quiero o Un cuento para cada letra sí entra.

Para que podáis pasar un buen rato con los y las “pre lectores” aquí tenéis este ramillete de lecturas. Pero no solo para ellos, para gente menuda. Si tienes la suerte de tener una abuela o un abuelo, regálales este libro y sobre todo léeselo con todo tu cariño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios